text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Abren más espacios en educación superior a aspirantes rechazados

      

La madrugada de este sábado se suscribió un acuerdo entre autoridades universitarias, la Secretaría de Educación Pública (SEP) e integrantes de los movimientos de aspirantes no aceptados de la educación media y superior, con el compromiso de incrementar los espacios disponibles en el sistema de universidad abierta y virtual, garantizar becas al cien por ciento para quienes decidan cursar su licenciatura en instituciones particulares incorporadas e iniciar procedimientos de revalidación y acreditación de estudios para aquellos que deseen ingresar al sistema escolarizado.

En conferencia de prensa, integrantes del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (Maes) informaron que a las tres horas de ayer alcanzaron un acuerdo definitivo entre las partes, con lo que también concluyó la huelga de hambre que realizaban desde el pasado 10 de agosto 54 jóvenes y un padre de familia, así como el plantón que mantenían frente a las oficinas de la SEP.

Sin embargo, y pese a las largas negociaciones, no se logró superar el tope de las becas que entregará la SEP a quienes decidan inscribirse en instituciones privadas de educación superior, al establecer un monto máximo de 950 pesos mensuales, mientras que el Instituto Politécnico Nacional sólo se comprometió a revalidar estudios cursados en otras instituciones de educación superior "de acuerdo con lo dispuesto en la normatividad aplicable" y mediante el Reglamento de Reconocimiento de Validez Oficial, Equivalencias y Revalidación de Estudios.

También se confirmó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) concursará 2 mil 500 espacios en su sistema de universidad abierta y a distancia, a partir de octubre próximo, con la posibilidad de que quienes cursen el primer semestre en la universidad abierta de forma regular y con un promedio mínimo de 8, podrán solicitar su cambio al sistema escolarizado, aunque la universidad realizará una revisión específica para definir si lo otorga.

La máxima casa de estudios se comprometió a que los aspirantes que cursen un año en escuelas particulares incorporadas podrán inscribirse al sistema escolarizado si tienen promedio de ocho y son alumnos regulares.

En cuanto a las becas, tanto la SEP como el IPN buscarán que las instituciones particulares con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios otorgada por esta casa de estudios, otorguen becas completas a aspirantes rechazados, misma que podrá renovarse si son alumnos regulares y con promedio de ocho. No obstante, se establece que se dará prioridad a aquellas carreras que no sean impartidas o estén saturadas en el sistema de institutos y universidades tecnológicas.

Higinio Muñoz, integrante del Maes, destacó que al menos mil 200 aspirantes se verán beneficiados, a lo que se sumarán otros 500 del Movimiento de Aspirantes No Aceptados, quienes también suscribieron los acuerdos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.