Noticias

Exhibe filme los vicios en el sistema de justicia

      
Foto de Satelitemedia.mx
Foto de Satelitemedia.mx
En México cualquier persona puede ser involucrada en una situación de injusticia, aseguró el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Héctor Fix-Fierro.

Entrevistado durante la presentación en el IIJ del documental Presunto culpable (en el que se cuenta la historia de Toño, un joven sentenciado a 20 años de prisión por homicidio sin ninguna prueba contundente), el investigador subrayó que la justicia mexicana presenta lagunas en las que una persona puede ser juzgada y sancionada por un delito que no cometió –como se narra en la cinta–, pero pidió no generalizar.

Según el filme, 93 por ciento de los presos en el país nunca vieron una orden de aprehensión, 95 de cada 100 sentencias son condenatorias y 92 por ciento de condenas no se basa en evidencia física.

Fix-Fierro aceptó que el sistema de justicia mexicano tiene problemas, aunque “estamos en vías de cambiarlo pero ese proceso no será inmediato. Los países que han logrado un cambio significativo (en la materia) se han tomado más de 10 años”.

Recordó que hace tres años se hizo una reforma constitucional que busca transformar de raíz el sistema de justicia penal. “Ya está en la Constitución, no es algo que a alguien se le ocurra”.

Esto obliga a todos los órganos legislativos, ejecutivos y judiciales a ponerlo en práctica. “Tengo la impresión de que sí se va caminando. Quizá no con la amplitud o la rapidez que quisiéramos, pero se está haciendo. Tan es así que hay exigencia y presión pública todo el tiempo, que es un elemento importante para la reforma”.

Al referirse al documental –dirigido por Roberto Hernández y Geoffey Smith–, aseveró que cuando una producción se refiere a situaciones reales tiene un impacto muy grande porque transmite de manera gráfica los problemas del sistema. Sin embargo, “hay que estar conscientes de que es un caso, debemos tener cuidado con las generalizaciones”.

Por su parte, Lorenzo Córdova, investigador del IIJ, sostuvo que en materia de justicia México es un país en el que no pasa nada, y lo peor es que los ciudadanos estamos acostumbrados a eso.

“Aquí pueden morir 49 niños quemados en una guardería y no pasa nada, ni siquiera hay una renuncia de algún funcionario responsable.” Una de la causas es que México sigue siendo la única democracia constitucional en todo el mundo donde los ministerios públicos son un brazo del Poder Ejecutivo, por lo que no son autónomos. “Esto es incomprensible e inadmisible en una democracia”.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.