text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Multitasking: ventajas e inconvenientes de ser multitarea

      
Multitasking: ventajas e inconvenientes de ser multitarea
Multitasking: ventajas e inconvenientes de ser multitarea  |  Fuente: IStock

¿Qué significa ser multitasking?

El término proviene del mundo de la tecnología y se hizo alusión por primera vez en 1965 en una publicación donde la empresa IBM se refería a las capacidades de un nuevo sistema de procesamiento. 

Hoy en día, multitasking es una habilidad deseable que las empresas atribuyen a algunas personas de sus equipos. Sabemos que, si abordamos este tema con el rigor de la ciencia, el cerebro humano no es capaz de sostener un rendimiento del 100% en varias tareas diferenciadas a la vez. Sí, en cambio puede adaptarse rápidamente al contexto en el que estas actividades se enmarcan. De esta manera, una persona puede estar escribiendo un correo electrónico y aparcar esa tarea para pasar a tratar una urgencia.

Las empresas también mencionan esta característica como la capacidad de gestionar varios proyectos simultáneos ejecutando algunas de las etapas del mismo y no solo dirigiéndolo. Es decir, un tipo de “desespecialización” en pos de la rentabilidad y el ahorro de tiempo y recursos.

Ventajas de ser multitasking

Ser una persona multitasking comporta una serie de ventajas personales y laborales.

  • Rapidez: el ahorro de tiempo al ser capaces de hacer varias cosas de manera simultánea puede verse como una ventaja. 
  • Productividad: si se ahorra tiempo y recursos, seremos más productivos tanto para nuestros proyectos personales como en los equipos en los que trabajemos.
  • Superar primeras etapas: el multitasking es el entorno nativo de una empresa en sus inicios. En una startup todos los miembros del reducido equipo suelen saber hacer de todo. 
  • Adaptabilidad: el valor como profesional se incrementa por el hecho de poder ser multitasking y ocupar diferentes puestos de trabajo en el caso de necesidad.

Inconvenientes de ser multitasking

A pesar de ser una habilidad deseable, el multitasking también entraña ciertas desventajas o riesgos.

  • Disminución del rendimiento: nuestro cerebro no siempre nos va a acompañar con una alta concentración en todo momento. De esta manera, ser multitarea puede traducirse en un inferior rendimiento por no poder completar todas las tareas.
  • Tendencia al estrés: en un cerebro sometido a gran cantidad de tareas simultáneas puede sufrir estrés al verse sobrepasado por las distintas situaciones. El hecho de no conquistar algunos de los objetivos marcados puede, también, llevar a la frustración.

Para llevar a cabo de manera eficiente el hecho de ser multitasking es de gran ayuda que existan unas pautas para los procesos y se definan las tareas y las metas alcanzables de cada etapa.

Ser multitasking está relacionado con la rapidez y el ritmo acelerado de nuestra sociedad. Los avances en tecnología sobrevienen a una velocidad de vértigo y la capacidad multitarea es una respuesta de adaptación a ello. No todos estamos preparados para ser multitasking pero comporta ventajas competitivas, así como peligros para lo que habrá que considerar establecer medidas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.