text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Nunca harás estas 4 cosas si quieres ser un buen empleado

      
Tu actitud demuestra las ganas con las que acudes a trabajar y si estás dispuesto a cumplir con los objetivos de la empresa
Tu actitud demuestra las ganas con las que acudes a trabajar y si estás dispuesto a cumplir con los objetivos de la empresa
  • Tu actitud demuestra las ganas con las que acudes a trabajar, y si estás dispuesto a cumplir con los objetivos de la empresa.
  • Los buenos trabajadores se diferencian por llegar pronto al trabajo y tener una actitud colaboradora con el resto de compañeros.
  • Un buen empleado afronta su trabajo con ganas. Siempre revisa sus tareas y trata de ayudar, en la medida de sus posibilidades, al resto de compañeros.

La actitud en el trabajo dice mucho sobre ti. Para dar una buena impresión en el entorno laboral hay algunas cuestiones que debes cuidar.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Un empleado envía información a sus jefes, incluso cuando no habla con ellos. La actitud con que hace las cosas, su capacidad de concentración y el grado de interés en hacer un buen trabajo quedan de relieve en pequeños detalles.

Descubrir dónde está la diferencia entre un buen empleado y uno desmotivado te ayudará a proyectar una mejor actitud. Hay cosas que jamás debes de hacer si estás buscando que tu empresa tenga una buena opinión sobre ti.

El interés con el que realizas las tareas, la manera de dirigirte a tus compañeros y cómo cumples con los horarios son algunos de los puntos donde un empleado demuestra si tiene una actitud proactiva hacia la empresa, o sin embargo, ha dejado de querer ser un buen empleado.

La impuntualidad, o las malas contestaciones a los compañeros son algunas de las formas que jamás tendrá un buen empleado. A la hora de desenvolverte en el entorno laboral es necesario que cuides este tipo de cosas.

Comportamientos que jamás encontrarás en un empleado proactivo

1) Ser impuntual

La puntualidad distingue a un buen empleado. Si quieres causar una buena impresión en la empresa jamás deberías llegar tarde. La hora a la que entras en tu puesto de trabajo dice mucho sobre ti.

2) Negar la ayuda a un compañero

En el trabajo sois un equipo. A la hora de conseguir los objetivos es normal que os ayudéis entre compañeros. Negarle la ayuda a un compañero trasluce falta de motivación en la tarea. Si quieres dar una buena impresión en la oficina jamás dejes de prestar tu ayuda a algún colega que necesite algo de ti.

3) No prestar atención a las tareas que se están realizando

El resultado de tu trabajo suele depender directamente de tu actitud. Un buen trabajo revisa siempre su trabajo para comprobar el resultado. Un trabajo mal hecho suele ser síntoma de una mala actitud.

4) Evitar la sonrisa al resto de trabajadores

Cómo te comuniques con el resto de la plantilla dice mucho de ti y tu actitud en el trabajo. Los profesionales sonrientes transmiten mejor energía, suelen ser los que logran hacer equipo antes y estimulan que el grupo de trabajo cumpla sus objetivos.

El lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

Infografía: El lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

Los gestos, la distancia y la forma de vestir pueden ser decisivos a la hora de conseguir empleo. Descubre qué puedes estar haciendo mal en las entrevistas de trabajo.

Regístrate y aprende a triunfar en las entrevistas laborales


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.