text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 pasos para hacer brainstorming con tu equipo de trabajo

      
Si bien el brainstorming es una técnica que se suele realizar para estimular la creatividad en equipo, también se puede aplicar de forma individual, para poder generar nuevas ideas y buscar soluciones a problemas actuales. El brainstorming no es solo un mero ejercicio creativo, sino que resulta esencial para poder estudiar cualquier idea desde diferentes perspectivas

¿ESTÁS BUSCANDO TRABAJO? REGISTRA TU CV EN UNIVERSIA

Más info


Cuando un equipo realiza un brainstorming, una idea insignificante puede convertirse en una gran idea. La mirada subjetiva sobre algo enriquece la cuestión en sí misma y permite alcanzar soluciones más creativas, completas e innovadoras; siempre que esta actividad de realice con una correcta organización para que una reunión no se convierta en un caos.


Los motivos para realizar una reunión de brainstorming pueden ser muy diversos, desde el simple interés por encontrar nuevas ideas sobre cualquier tema particular, hasta plantear distintas posibles soluciones a un problema. Lo cierto es que sea cual sea el motivo por el que se realice, la lluvia de ideas es la mejor herramienta para la innovación y el desarrollo. 


5 pasos para hacer brainstorming


1 – Define el tema a tratar

Para que el brainstorming no se convierta en una reunión en la que no se sabe exactamente para donde ir, tiene que existir un motivo concreto sobre el que partir; es decir, lo primero es definir el tema sobre el que se propondrán ideas.


2 – Explica las normas a los integrantes del equipo


No existen normas concretas, sino que más bien las pondrá cada moderador, pero es importante que existan algunas para que no se distorsione la reunión. Estas pautas pueden establecer desde pedir permiso para hablar, no interrumpir a los demás y no juzgar bajo ningún punto las ideas del otro.


3 – Brinda información antes de comenzar


La información ayudará a los integrantes a entender la dinámica y también podría estimular sus ideas.

Realizar un folleto informativo que para repartir entre los presentes antes de empezar es una buena idea. Este podrá tener un apartado donde se especifiquen las normas del ejercicio por escrito y en qué consiste, y otro sobre el tema a tratar con algunas ideas generales sobre el objetivo que se pretende alcanzar.


4 – Reparte libretas y bolígrafos


Las libretas y bolígrafos son insustituibles a la hora de dar rienda suelta a la creatividad.

Si bien una persona puede anotar una idea en su Smartphone o simplemente retenerla en su mente, al hacerlo en una libreta comienzan a surgir muchas otras ideas relacionadas, por lo que (por más mundo digital en el que estemos insertos) el lápiz y la hoja en blanco siguen siendo excelentes herramientas para estimular las ideas.


5 – Comienza y anota


El brainstorming o lluvia de ideas es exactamente eso, una “lluvia” de propuestas sobre una idea central. En esta instancia no se debe evaluar si una idea es buena, mala, inviable o posible; sino que se debe anotar todo lo que se proponga.

Esto es muy importante: todas las ideas deben ser anotadas. Aunque en un primer comienzo te parezca que una idea pueda parecer inútil, de ella puede surgir otra mejor. El tiempo de determinar qué ideas serán tomadas en cuenta y cuáles serán descartadas es posterior.


Al dar por cerrado el brainstorming se podrá ver cuáles propuestas pueden ser tomadas en cuenta y cuáles se van a dejar de lado por lo menos por el momento. Sobre la idea elegida se podrá empezar a trabajar.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.