text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista con Juan Carlos Romero Hicks

      
Entrevista con Juan Carlos Romero Hicks. Foto: AMC
Entrevista con Juan Carlos Romero Hicks. Foto: AMC
Una de las principales recomendaciones para el crecimiento de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) a países en vías de desarrollo, es destinar al menos el uno por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) al sector de ciencia, tecnología e innovación (CTI). México cuenta desde 2004 con reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología que obliga a destinar ese porcentaje al rubro, sin embargo la meta no se ha alcanzado.

Para Juan Carlos Romero Hicks, presidente honorario de la Organización Universitaria Interamericana y ex director de Conacyt, el problema va más allá de los cabildeos presupuestales cada año, es más bien un asunto de reformas estructurales que permean la ciencia y que no se ha consolidado desde hace más de una década.

La premisa fundamental de la que parte es que se necesita una reforma estructural a las finanzas públicas del país para contar con más recursos. “Si a ciencia y tecnología se le incorpora inversión en educación, salud, seguridad pública… ya no hay presupuesto que alcance”, refirió después de recordar que en México sólo alrededor del 13 por ciento del PIB proviene de la recaudación.

Empresa y Estado 
 
El ex rector de la Universidad de Guanajuato mencionó además que los recursos destinados al sector no pueden sólo provenir de la Federación: se necesita una participación más activa de los gobiernos estatales y de la empresa, esta última aunque ha mejorado es insuficiente.

Refirió que en los países desarrollados existe una proporción del 70 por ciento de inversión pública y 30 por ciento privada en CTI; en México el porcentaje actual es de alrededor de 55% pública y 45% privada. “Para que los montos públicos crezcan se necesita mayor inversión estatal, que sólo representa menos del 10% de la inversión pública”.

Ejemplificó que el presupuesto para CTI ascendió a alrededor de 48 mil millones de pesos, en contraste la inversión de todos los estados juntos no llegan a más de mil 500, concentrados sólo por estados como Nuevo León, Jalisco y Guanajuato, entre otros. “Parte del problema es que no hay una estructura de finanzas públicas estatales que propicien la inversión pública que sea una suma combinada a la del PIB nacional”.

Sobre las empresas indicó que se ha avanzado en los últimos años y se esperan más resultados con la implementación de estímulos directos. Empero, dijo, se requiere de algo esencial, cambio de paradigmas entre sectores. “En países desarrollados, el 70% de los doctores trabajan en la sector privado y el resto en las universidades; en México el 95% labora en las instituciones y centros de investigación superior".

“A través de los años hemos tenido atavismos políticos e ideológicos, hoy lo cierto es que necesitamos empresas que investiguen y universidades que realicen actividades empresariales. Algo que tiene que cambiar en éstas y el gobierno para la conformación de una cadena virtuosa”.

Cada tema con sus particularidades, a su parecer, requiere de lo mismo: cambios estructurales, puesto que para incrementar la inversión en CTI en el plazo más inmediato “no hay manera de responder de otra forma”.

Si bien reconoce que no obstante el clima político ha impedido consensos, apuntó que no hay mucho tiempo que perder ya. “Nuestro país está urgido de reformas estratégicas estructurales que no ha podido concretar: hacienda pública, energética, laboral, educación, finanzas… lo que necesitamos es una agenda para el futuro. Los países que han podido tener mayor impacto favorable en su desarrollo han hecho proyectos a largo plazo, separado las diferencias entre partidos políticos”.

Acotó que en México dichos temas torales se han postergado desde hace más de dos sexenios, desde Zedillo hasta la actual administración. “Se requiere voluntad del Ejecutivo, sí, pero también del Congreso de la Unión”.

Gestión en Conacyt
 
En meses pasados, Romero Hicks dejó la dirección del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para dar lugar al ex director del IPN, José Enrique Villa Rivera. Después de su paso por la institución, que cumplió su 40 aniversario el pasado mes de diciembre, puntualiza los principales avances que hubo.

En el área de Ciencia, apuntó, se crearon 20 redes temáticas y se incrementó la membrecía del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) de 13 mil a 17 mil estudiosos. “Se simplificaron convocatorias de ciencia básica; y se creó un  consorcio hacer las de publicaciones científicas”.

Sobre el área de Tecnología añadió, se apuntalaron los programas de innovación y crearon estímulos directos a empresas en dos mil proyectos para integrar más la academia con el empresariado. Sobre Recursos Humanos, dijo, hubo un avance importante en el tema de becas: “pasamos de 18 mil a más de 37 mil”. También se incremento en un 52% los programas de posgrado.

Además se logró incrementar la producción de los Centros de Investigación Conacyt; se realizaron planeaciones de divulgación y fortaleció la red de consejos estatales de ciencia y tecnología.  

El también ex gobernador de Guanajuato apuntó que aún existen retos y temas pendientes en financiamiento público y privado, mayor infraestructura y vinculación entre empresa y academia, sin embargo el Conacyt permanece como una institución sólida y de alta credibilidad.

No obstante, indicó que la ciencia no debe de permanecer ajena ni en la percepción ni en la práctica de los diferentes sectores de la población. “No es algo etéreo o distante en el Olimpo; hay que hacer una cadena virtuosa de educación, ciencia, tecnología e innovación; entender que los recursos no son dinero para la ciencia, sino para el desarrollo nacional”.

Añadió que una muestra de ello es que todo está conectado, los principales problemas de la vida nacional —pobreza, economía, seguridad pública, medio ambiente y consolidación de la democracia—, tiene parte de la solución en la ciencia y todas las contribuciones que puede hacer.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.