text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Víctor Mendiola, un fotógrafo urbano

      
Víctor Mendiola es un <strong>fotógrafo mexicano dedicado a la foto publicitaria pero apasionado de la fotografía de grupos humanos y sus expresiones.</strong> Egresado de la Escuela Activa de Fotografía ha trabajado en medios como Cuartoscuro, revista Macrópolis, La Jornada, entre otras. También ha sido galardonado en un par de ocasiones con el premio Vida Cotidiana, otorgado en la primera y segunda bienal de fotoperiodismo. Desde el año 2000 es fotógrafo independiente, socio fundador de <a href=www.via69.com.mx target=_blank>Vía 69</a>.<br/><br/><strong>La fotografía </strong>es un documento, una constancia de los hechos, <strong><em>está directamente relacionada con la necesidad de documentar</em></strong>, nos dice Víctor al platicarnos sobre su primer acercamiento con la fotografía durante la huelga universitaria de los años 1986 y 1987 cuando él era estudiante en el Colegio de Ciencias y Humanidades <strong><em>me pareció necesario documentar lo que pasaba como una referencia visual inmediata sobre lo más parecido a estar viviendo la huelga estudiantil</em>.</strong><br/><br/> Para este fotógrafo urbano <strong>es fundamental conservar los espacios de convivencia para todo tipo de habitantes, <em>es importante transgredir y no obedecer el orden impuesto por la derecha que mal gobierna este país, a la cual molesta que la gente joven se congregue y exprese</em></strong>, en referencia a su serie fotográfica <em>El que no brinque es puto</em>,  trabajo que busca reflejar que esta frase no es una afirmación homófoba, sino que se refiere a una expresión que busca identidad, solidaridad, transgresión, protesta, diversión y convivencia.<br/><br/> A Víctor Mendiola le interesa <em>mostrarnos a nosotros mismos</em> y está convencido de que <strong>estas imágenes tienen un propósito, el de enseñarnos a convivir de mejor manera al mostrar una imagen que nos lleve a conocernos mejor como sociedad y como individuos</strong>.<br/><br/> Según nos dice, lo que más disfruta de su profesión como fotógrafo es conocer gente, platicar con ella, guardar memoria de los hechos, <em><strong>v</strong><strong>iajar y al final del día quizás no haya tomado ni una sola fotografía</strong></em>, pero lo que vale la pena es, a final de cuentas, el camino interminable en el que se convierte el retratar la vida cotidiana de este país.<br/><br/> A los concursantes de FotoUniversia  les dice que primero <strong><em>se debe tener una propuesta, un proyecto y un discurso fotográfico claros y bien delimitados</em></strong>, si se entra en un concurso se tiene que estar convencido de la propuesta con la que se concursa, <strong>de lo contrario es como jugar a la lotería</strong>, por lo que Víctor Mendiola <strong>recomienda consolidar el discurso con el que se quiere participar para que el trabajo transmita el mensaje.</strong>
Víctor Mendiola es un fotógrafo mexicano dedicado a la foto publicitaria pero apasionado de la fotografía de grupos humanos y sus expresiones. Egresado de la Escuela Activa de Fotografía ha trabajado en medios como Cuartoscuro, revista Macrópolis, La Jornada, entre otras. También ha sido galardonado en un par de ocasiones con el premio Vida Cotidiana, otorgado en la primera y segunda bienal de fotoperiodismo. Desde el año 2000 es fotógrafo independiente, socio fundador de Vía 69.

La fotografía es un documento, una constancia de los hechos, está directamente relacionada con la necesidad de documentar, nos dice Víctor al platicarnos sobre su primer acercamiento con la fotografía durante la huelga universitaria de los años 1986 y 1987 cuando él era estudiante en el Colegio de Ciencias y Humanidades me pareció necesario documentar lo que pasaba como una referencia visual inmediata sobre lo más parecido a estar viviendo la huelga estudiantil.

Para este fotógrafo urbano es fundamental conservar los espacios de convivencia para todo tipo de habitantes, es importante transgredir y no obedecer el orden impuesto por la derecha que mal gobierna este país, a la cual molesta que la gente joven se congregue y exprese, en referencia a su serie fotográfica El que no brinque es puto,  trabajo que busca reflejar que esta frase no es una afirmación homófoba, sino que se refiere a una expresión que busca identidad, solidaridad, transgresión, protesta, diversión y convivencia.

A Víctor Mendiola le interesa mostrarnos a nosotros mismos y está convencido de que estas imágenes tienen un propósito, el de enseñarnos a convivir de mejor manera al mostrar una imagen que nos lleve a conocernos mejor como sociedad y como individuos.

Según nos dice, lo que más disfruta de su profesión como fotógrafo es conocer gente, platicar con ella, guardar memoria de los hechos, viajar y al final del día quizás no haya tomado ni una sola fotografía, pero lo que vale la pena es, a final de cuentas, el camino interminable en el que se convierte el retratar la vida cotidiana de este país.

A los concursantes de FotoUniversia  les dice que primero se debe tener una propuesta, un proyecto y un discurso fotográfico claros y bien delimitados, si se entra en un concurso se tiene que estar convencido de la propuesta con la que se concursa, de lo contrario es como jugar a la lotería, por lo que Víctor Mendiola recomienda consolidar el discurso con el que se quiere participar para que el trabajo transmita el mensaje.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.