text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vacas producen leche light enriquecida

      
La desnutrición en México es uno de los grandes retos a resolver en la actualidad, y por eso es importante que los productos básicos en la dieta nacional cuenten con la calidad adecuada. En ese sentido, uno de los principales alimentos que la integran es la leche, la cual puede ser fuente de ácidos grasos denominados Omega 3, mismos que ayudan a prevenir el desarrollo de ciertos padecimientos como el cáncer de colon, de próstata y de mama, entre otros.

Conscientes del gran aporte de la leche al combate de la desnutrición, especialistas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) realizaron una investigación que les permitió optimizar de manera natural el contenido de Omega 3 en el producto de la vaca, y con ello obtuvieron como resultado un lácteo bajo en grasas saturadas, similar al que actualmente se oferta en el mercado pero con la diferencia de que es un producto 100 por ciento natural y que no se obtiene a través de procesos tecnológicos.

En entrevista, el especialista en investigaciones en ciencias de alimentos de la UAEH, Javier Añorve Morga, quien efectuó la investigación, explicó que la leche de vaca natural cuenta con pequeñas cantidades de ácido linolénico que aporta algunos beneficios nutrimentales al consumidor. No obstante, carece de otros tipos de ácidos grasos Omega 3, como los que hay en el aceite de hígado de bacalao, principalmente los denominados EPA y DHA.

Ante ello, dijo, nos dimos a la tarea de buscar la manera de integrar esos nutrientes a la leche pero de manera natural, sin realizar ningún proceso tecnológico y por eso incorporamos a la dieta de las vacas el consumo de lino (que contiene ácido linolénico), y aceite de hígado de bacalao (que integra EPA Y DHA), cuyo beneficio fisiológico es mucho mayor al ácido linolénico que ya contiene la leche natural.

“Estos tres ácidos grasos son importantes en su aporte nutrimental, pero el EPA y el DHA que no hay en la leche normal generan mayor aporte a la salud de los consumidores. Entre sus múltiples beneficios destaca la prevención de algunos tipos de cáncer y también optimiza el desarrollo del cerebro y retinas de niños nacidos prematuramente”, precisó.

El investigador reiteró que para incorporar estos nutrientes se sustituyó parte de la dieta de la vaca por el lino y el aceite de hígado de bacalao y después se realizaron diversos estudios químicos a la leche producida para determinar si se incrementó el contenido de Omega 3, donde se encontró que el ácido linolénico incrementó en 20 por ciento aproximadamente. También se detectó la presencia de EPA y DHA en proporciones similares.

“Durante sesenta días alimentamos a las vacas con un porcentaje de lino y aceite de hígado de bacalao y al final se observo que obtuvimos un lácteo con un contenido de grasa más bajo, 1.7 gramos por cada cien mililitros –la leche natural tiene un contenido de grasa de alrededor de 3.8 gramos por cada cien mililitros-, es decir, obtuvimos un producto con calidad light”.

Además, identificamos que de esa leche cambió la composición de ácidos grasos y disminuyó la presencia de grasas saturadas que son las menos benéficas para la salud y se incrementó el contenido de grasas poliinsaturadas que son las de mayor beneficio para el cuerpo humano (ácido linolénico, EPA y DHA).

“El producto que obtuvimos fue sometido a experimentos de aprobación entre un sector de la población española (que fue donde se llevó a cabo el experimento), y fue asimilado muy bien por los consumidores”. El docente añadió que dichas pruebas se realizaron porque el sabor de su producto es diferente a la leche entera (convencional) ya que ésta tiene menos grasa, pero el sondeo arrojó que sabe igual que el lácteo light comercial.

Añorve Morga enfatizó, en términos económicos, que producir este alimento es muy viable ya que modificar la dieta de la vaca no representa gastos muy elevados, en cambio, el beneficio sí lo es ya que una población mejor alimentada se enferma menos y eso a su vez impactaría en la disminución de los recursos que actualmente se destinan al sector salud.

Finalmente, Añorve Morga reveló que buscarán los esquemas para realizar el experimento en México, pero además integrarían a la dieta de las vacas otras fuentes de ácidos grasos (aceite de truchas, amaranto, y el mismo aceite de hígado de bacalao) para producir el lácteo enriquecido con Omega 3 en el país y buscar con ellos que alguna empresa del sector se interese en su proceso de producción.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.