text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En A. Latina y el Caribe más jóvenes van a la universidad, pero menos se gradúan

      
Un reciente informe del <a href=https://www.bancomundial.org/?cid=ECR_GA_HPlaunch_searchad_ES_EXTP&gclid=CNGikfKHjNQCFcMHkQodbpoMQA target=_blank>Banco Mundial</a> observó que <strong>el número de jóvenes de América Latina y El Caribe que se matriculan en universidades</strong> o instituciones de educación superior <strong>pasó del 21% al 43% entre 2000 y 2013</strong>, aunque las altas tasas de deserción o la difícil conexión con el mercado laboral siguen siendo problemas a los que no se ha encontrado una solución.<br/><br/><br/>Si bien puede leerse como algo positivo el hecho de que en los últimos quince años<strong> el número de estudiantes universitarios se duplicó</strong>, la realidad indica que a pesar de que muchos más jóvenes se matriculan en universidades <strong>la tasa de graduados se redujo drásticamente</strong>. <br/><br/><br/>En concreto, las cifras del informe del Banco Mundial aseguran que <strong>solo la mitad de los jóvenes que tienen entre 25 a 29 años que comenzaron una carrera logran terminarla</strong>; mientras que las personas de entre 60 a 65 años tuvieron una tasa de graduación promedio del 73%. <br/><br/><br/>Según destaca un artículo de la <a href=https://www.bbc.com/ target=_blank rel=me nofollow>BBC</a>, el informe del BM destaca aspectos positivos y negativos de la educación superior en la actualidad. <br/><br/><br/><h2>5 aspectos positivos de la educación superior en la actualidad</h2><strong><br/>1 – Se duplicó la cantidad de estudiantes universitarios</strong><br/><strong><br/>En Latinoamérica y El Caribe hay hoy en día 20 millones de estudiantes de educación superior</strong>. Este aumento se debe, según el informe, al “incremento del número de graduados de la educación secundaria, el crecimiento del ingreso y la eliminación de restricciones de liquidez mediante becas y préstamos”.<br/><br/><strong><br/>2 – La educación superior es más igualitaria</strong><br/><br/><strong>El gran crecimiento de las matrículas de universitarios vino principalmente de estudiantes de ingresos medios y bajos</strong>. Mientras en el 2000 el 50% más pobre de la población representaba el 16% de estudiantes, en 2012 esa cifra aumentó al 24%. El Banco Mundial calcula que actualmente hay unos tres millones más de estudiantes de sectores pobres en la universidad que en el año 2000.<br/><strong><br/><br/>3 – Hay más universidades e instituciones de educación superior</strong><br/><br/>No solo aumentó la cantidad de universitarios sino también la oferta de carreras e instituciones en la región. Tal como destaca el mencionado portal, <strong>en los últimos quince años se duplicaron los programas educativos</strong>, que hoy alcanzan los 60.000. <br/><br/><strong><br/>4 – Más y mejor gasto educativo</strong><br/><br/>A pesar de que América Latina y El Caribe es una zona que no ha podido despegar a nivel económico, hoy en día <strong>la región tiene una inversión en educación superior “similar a la del mundo desarrollado”</strong>, si se mide de acuerdo al porcentaje del PBI del país. <br/><br/><strong><br/>5 – Mayor participación del sector privado</strong><br/><br/>La gran cantidad de instituciones y <strong>nuevos programas educativos fueron impulsados por el sector privado más que por el público</strong>. Asimismo, las becas y ayudas financieras brindadas por la educación privada a los estudiantes con menos recursos también ha aumentado notoriamente. <br/><br/><h2><br/>En contrapartida, 4 aspectos negativos de la educación superior en la actualidad</h2><strong><br/>1 – Menor número de graduados</strong><br/><br/>Como ya se mencionó, solamente<strong> la mitad de los latinoamericanos que comienzan una carrera universitaria logran graduarse</strong>; y el 50% de los desertores lo hacen en el primer año. <br/><br/><strong><br/>2 – Menor calidad educativa</strong><br/><br/>“<strong>El estudiante promedio</strong> cuya representación ha crecido en la educación superior (el estudiante 'nuevo') <strong>procede de familias de ingreso bajo</strong> y (…) está menos preparado académicamente que sus pares procedentes de entornos más favorecidos”, revela el informe del Banco Mundial según reseña BBC. <br/><br/><strong><br/>3 – Plazos muy prolongados para graduarse</strong><br/><strong><br/>Quienes sí se gradúan demoran mucho en hacerlo</strong>: un 36% más de lo convenido o, en algunos países, el doble. El informe analiza en cuanto a esto que “El hecho de que los programas de educación superior sean más largos en muchos países de América Latina y el Caribe que en el mundo desarrollado, unido a que es más complicado cambiarse de programa, también podría obstaculizar la graduación”. <br/><br/><strong><br/>4 – Hay poca diversidad de carreras</strong><br/><br/>Si bien se han creado nuevas carreras en los últimos años, la mayoría están <strong>en el área de Administración de Empresas, Derecho y Ciencias Sociales</strong>; mientras que <strong>Ciencia o Ingeniería sigue generando un déficit en la región</strong>.<br/><br/>Según el informe del Banco Mundial, la responsabilidad de esto sucede en parte porque “<strong>Muy poco del financiamiento se asigna</strong> de modo competitivo a las instituciones de educación superior (sean públicas o privadas) <strong>en función de su producción investigativa</strong>, lo cual podría explicar por qué las universidades de la región no producen más graduados en Ciencias”.<br/><br/><br/>
Fuente: Shutterstock
Un reciente informe del Banco Mundial observó que el número de jóvenes de América Latina y El Caribe que se matriculan en universidades o instituciones de educación superior pasó del 21% al 43% entre 2000 y 2013, aunque las altas tasas de deserción o la difícil conexión con el mercado laboral siguen siendo problemas a los que no se ha encontrado una solución.


Si bien puede leerse como algo positivo el hecho de que en los últimos quince años el número de estudiantes universitarios se duplicó, la realidad indica que a pesar de que muchos más jóvenes se matriculan en universidades la tasa de graduados se redujo drásticamente.


En concreto, las cifras del informe del Banco Mundial aseguran que solo la mitad de los jóvenes que tienen entre 25 a 29 años que comenzaron una carrera logran terminarla; mientras que las personas de entre 60 a 65 años tuvieron una tasa de graduación promedio del 73%.


Según destaca un artículo de la BBC, el informe del BM destaca aspectos positivos y negativos de la educación superior en la actualidad. 


5 aspectos positivos de la educación superior en la actualidad


1 – Se duplicó la cantidad de estudiantes universitarios


En Latinoamérica y El Caribe hay hoy en día 20 millones de estudiantes de educación superior
. Este aumento se debe, según el informe, al “incremento del número de graduados de la educación secundaria, el crecimiento del ingreso y la eliminación de restricciones de liquidez mediante becas y préstamos”.


2 – La educación superior es más igualitaria


El gran crecimiento de las matrículas de universitarios vino principalmente de estudiantes de ingresos medios y bajos. Mientras en el 2000 el 50% más pobre de la población representaba el 16% de estudiantes, en 2012 esa cifra aumentó al 24%. El Banco Mundial calcula que actualmente hay unos tres millones más de estudiantes de sectores pobres en la universidad que en el año 2000.


3 – Hay más universidades e instituciones de educación superior


No solo aumentó la cantidad de universitarios sino también la oferta de carreras e instituciones en la región. Tal como destaca el mencionado portal, en los últimos quince años se duplicaron los programas educativos, que hoy alcanzan los 60.000.


4 – Más y mejor gasto educativo


A pesar de que América Latina y El Caribe es una zona que no ha podido despegar a nivel económico, hoy en día la región tiene una inversión en educación superior “similar a la del mundo desarrollado”, si se mide de acuerdo al porcentaje del PBI del país.


5 – Mayor participación del sector privado


La gran cantidad de instituciones y nuevos programas educativos fueron impulsados por el sector privado más que por el público. Asimismo, las becas y ayudas financieras brindadas por la educación privada a los estudiantes con menos recursos también ha aumentado notoriamente.


En contrapartida, 4 aspectos negativos de la educación superior en la actualidad


1 – Menor número de graduados


Como ya se mencionó, solamente la mitad de los latinoamericanos que comienzan una carrera universitaria logran graduarse; y el 50% de los desertores lo hacen en el primer año.


2 – Menor calidad educativa


El estudiante promedio cuya representación ha crecido en la educación superior (el estudiante 'nuevo') procede de familias de ingreso bajo y (…) está menos preparado académicamente que sus pares procedentes de entornos más favorecidos”, revela el informe del Banco Mundial según reseña BBC.


3 – Plazos muy prolongados para graduarse


Quienes sí se gradúan demoran mucho en hacerlo
: un 36% más de lo convenido o, en algunos países, el doble. El informe analiza en cuanto a esto que “El hecho de que los programas de educación superior sean más largos en muchos países de América Latina y el Caribe que en el mundo desarrollado, unido a que es más complicado cambiarse de programa, también podría obstaculizar la graduación”.


4 – Hay poca diversidad de carreras


Si bien se han creado nuevas carreras en los últimos años, la mayoría están en el área de Administración de Empresas, Derecho y Ciencias Sociales; mientras que Ciencia o Ingeniería sigue generando un déficit en la región.

Según el informe del Banco Mundial, la responsabilidad de esto sucede en parte porque “Muy poco del financiamiento se asigna de modo competitivo a las instituciones de educación superior (sean públicas o privadas) en función de su producción investigativa, lo cual podría explicar por qué las universidades de la región no producen más graduados en Ciencias”.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.