text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El próximo cambio educativo: el fin de las universidades tal como las conocemos

      
<p>La oferta académica de <strong>las universidades</strong> crece día a día, dadas las nuevas demandas del mercado y la gran variedad de disciplinas existentes, siempre dentro de las áreas establecidas y separándolas por diferentes titulaciones. Pero en la actualidad, los centros de estudio se encuentran en <strong>el dilema de seguir como siempre o cambiar radicalmente su paradigma educativo </strong>para adaptarse a las nuevas necesidades sociales y laborales.<br/><br/></p><p>El cambio es latente tras el <strong>desplazamiento de las carreras más tradicionales</strong> hacia nuevas carreras, menos rígidas y con una alta demanda laboral, como las asociadas a la informática, la comunicación, el diseño, etc. Las <strong>habilidades necesarias</strong> para los cargos profesionales más requeridos no se podían encontrar en una carrera de grado o posgrado, por lo que los centros de estudio se vieron ante la necesidad de lanzar <strong>acreditaciones alternativas</strong> que intentan cubrir las necesidades del mundo empresarial.<br/><br/></p><p>Estas “carreras alternativas” cubren aquello que las licenciaturas y especializaciones no logran cubrir, y <strong>preparan a los estudiantes para enfrentar el mundo laboral</strong> con diversas destrezas que son difíciles de medir en exámenes o trabajos académicos, como la capacidad resolutiva, el liderazgo, el trabajo en equipo y la empatía con los demás<br/><br/></p><p>El especialista en Innovación Disruptiva <strong>Michael Horn</strong>, en una entrevista con <em><a href=https://evolllution.com/managing-institution/higher_ed_business/unbundling-and-rebundling-the-lasting-impact-of-alternative-credentialing-on-higher-ed/>The Evollution</a>,</em> sostuvo que las universidades están pasando por <strong>un proceso de metamorfosis</strong> para adaptarse a las necesidades del hoy. Hay muchos programas académicos que ya son obsoletos y no brindan a los estudiantes las herramientas para desenvolverse en el mundo actual. Por tal motivo, <strong>hay empresas que han comenzado a desconfiar de ciertas titulaciones</strong>, priorizando en los profesionales ciertas habilidades más que conocimientos.<br/><br/></p><p>En este contexto, <strong>las universidades</strong> que no sean capaces de evolucionar, están <strong>destinadas a desaparecer</strong>. Para evitarlo deberán escuchar las necesidades de los estudiantes y los requerimientos de las empresas, <strong>apoyándose en las nuevas tecnologías</strong> y remplazando algunas actividades del aula por otras más participativas.<br/><br/></p><p>De esta forma, las disciplinas podrán aprenderse a través de <strong>diferentes cursos online</strong> y los exámenes podrán realizarse por Internet. <strong>El protagonista pasará a ser el estudiante</strong>, mientras que el docente dejará el papel de guía, para pasar a ser un acompañante en el proceso educativo. El cambio será propiciado por la <strong>expansión de Internet</strong> a todos los rincones del globo, llegando cada vez a más jóvenes con ganas de aprender.<br/><br/></p><p>El cambio que enfrentar las universidades hoy en día representa <strong>todo un desafío para el sistema educativo</strong>, que tendrá que repensarse para asegurar a los estudiantes una formación de calidad. Así los centros de estudio terciarios desaparecerán, tal como los conocemos, lo que conllevará numerosos beneficios como la <strong>universalidad de la educación</strong> y una <strong>infinita variedad programas educativos</strong>.<br/><br/></p>
Fuente: Shutterstock

La oferta académica de las universidades crece día a día, dadas las nuevas demandas del mercado y la gran variedad de disciplinas existentes, siempre dentro de las áreas establecidas y separándolas por diferentes titulaciones. Pero en la actualidad, los centros de estudio se encuentran en el dilema de seguir como siempre o cambiar radicalmente su paradigma educativo para adaptarse a las nuevas necesidades sociales y laborales.

El cambio es latente tras el desplazamiento de las carreras más tradicionales hacia nuevas carreras, menos rígidas y con una alta demanda laboral, como las asociadas a la informática, la comunicación, el diseño, etc. Las habilidades necesarias para los cargos profesionales más requeridos no se podían encontrar en una carrera de grado o posgrado, por lo que los centros de estudio se vieron ante la necesidad de lanzar acreditaciones alternativas que intentan cubrir las necesidades del mundo empresarial.

Estas “carreras alternativas” cubren aquello que las licenciaturas y especializaciones no logran cubrir, y preparan a los estudiantes para enfrentar el mundo laboral con diversas destrezas que son difíciles de medir en exámenes o trabajos académicos, como la capacidad resolutiva, el liderazgo, el trabajo en equipo y la empatía con los demás

El especialista en Innovación Disruptiva Michael Horn, en una entrevista con The Evollution, sostuvo que las universidades están pasando por un proceso de metamorfosis para adaptarse a las necesidades del hoy. Hay muchos programas académicos que ya son obsoletos y no brindan a los estudiantes las herramientas para desenvolverse en el mundo actual. Por tal motivo, hay empresas que han comenzado a desconfiar de ciertas titulaciones, priorizando en los profesionales ciertas habilidades más que conocimientos.

En este contexto, las universidades que no sean capaces de evolucionar, están destinadas a desaparecer. Para evitarlo deberán escuchar las necesidades de los estudiantes y los requerimientos de las empresas, apoyándose en las nuevas tecnologías y remplazando algunas actividades del aula por otras más participativas.

De esta forma, las disciplinas podrán aprenderse a través de diferentes cursos online y los exámenes podrán realizarse por Internet. El protagonista pasará a ser el estudiante, mientras que el docente dejará el papel de guía, para pasar a ser un acompañante en el proceso educativo. El cambio será propiciado por la expansión de Internet a todos los rincones del globo, llegando cada vez a más jóvenes con ganas de aprender.

El cambio que enfrentar las universidades hoy en día representa todo un desafío para el sistema educativo, que tendrá que repensarse para asegurar a los estudiantes una formación de calidad. Así los centros de estudio terciarios desaparecerán, tal como los conocemos, lo que conllevará numerosos beneficios como la universalidad de la educación y una infinita variedad programas educativos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.