text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo elegir un tema de tesis, elaborar un estudio y defenderlo

      
Cómo elegir un tema de tesis, elaborar un estudio y defenderlo
Cómo elegir un tema de tesis, elaborar un estudio y defenderlo  |  Fuente: iStock
  • Redactar la tesis es la prueba definitiva en tu carrera: debes demostrar todo tu potencial académico.
  • Recuerda que debe aportar algo a la asignatura para servir de inspiración a otros.
  • Sigue estos 6 consejos prácticos para elegir tu tema de tesis.

 ¿Ya estás pensando cómo elegir un tema de tesis? La producción de la tesis es uno de los momentos más difíciles que tienen que enfrentar los estudiantes. No solo porque se trata de una etapa definitiva en la carrera, donde deben demostrar todo su potencial académico, sino porque deben crear un trabajo que represente un aporte a la asignatura y pueda servir como inspiración a otros estudiantes y profesionales.

Elegir un tema de tesis adecuado es un punto clave si se quiere realizar un trabajo de calidad, por ello, te traemos algunos consejos para lograrlo. Si no estamos a gusto con el tema elegido, el proceso de elaboración será tedioso y no nos hará brillar como estudiantes. Además, correremos el riesgo de dejar la tesis por la mitad, por no contar con la suficiente inspiración e impulso para seguirla.

En cambio, tener un adecuado tema de tesis, que nos resulte interesante, será un impulso para trabajar más arduamente y dar lo mejor de uno mismo. Lo ideal es que cada estudiante analice los temas que más le gustan, arme una lista donde los incluya a todos, estudie las posibilidades de elaboración de cada uno y se toma una semanas para reflexionar sobre los pros y contras de cada uno.

6 claves que ayudan a saber cómo elegir un tema de tesis

La elección del tema depende de varios factores. Si se cuenta con la libertad de poder elegirlo, podemos basar nuestra decisión dependiendo nuestro grado de conocimiento sobre el tema y las ganas de generar un nuevo aporte.

Elegir un tema sobre el cual ya tenemos conocimientos nos permite avanzar de manera más rápida y profundizar, mientras que elegir un tema del cual no sabemos mucho brinda la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos y crecer como profesionales.

Si estás por elaborar tu tesis, te proponemos conocer algunos consejos que te ayudarán a seleccionar el tema adecuado y te facilitarán la elaboración del trabajo.

1. Debe resultarte interesante

Como ya dijimos, es de vital importancia que el tema que elijas sea de tu interés para que puedas dedicarte a investigarlo por un año entero sin aburrirte. Un tema interesante será además un aporte a la materia y un diferencial para la tesis.

2. Debe representar un aporte a tu asignatura

Una tesis no es solo un trabajo sobre un tema asociado a la materia, sino que debe ser un aporte a la asignatura donde se cuestione una temática actual y se muestren diferentes perspectivas y formas de abordarlo. Recuerda esto a la hora de elegir tu tema.

3. No debe limitar tus estudios posteriores

Tu tesis de grado debe ayudarte a seguir tu carrera y ser un impulso para nuevos estudios y profundizaciones. Si por ejemplo estudias psicología y en un futuro quieres trabajar tratando niños, tu tesis deberá estar dirigida a este ámbito, de manera que te asegures una mejor preparación sobre el tema.

4. El tema debe estar bien delimitado

Debe estar bien elaborado pero no se puede ir por las ramas. Es necesario que desde un principio delimites bien el tema que vas a trabajar, puedes detallarlo en la introducción de la tesis para que los lectores sepan bien qué se tratará y cómo se va a abordar.

5. Acorde a tus gustos y fortalezas

El tema que elijas para tu tesis debe no solo gustarte, sino que además tiene que estar alineado a tus fortalezas y habilidades. De esta forma la elaboración te será mucho más sencilla y podrás mejorar tus destrezas en el proceso.

6. Debe poseer suficientes fuentes de consulta

No podrás investigar un tema del cual no existan investigaciones y trabajos previos. Necesitas de una buena cantidad de materiales y fuentes para poder consultar en la elaboración de tu tesis y crear un trabajo de calidad y con un importante respaldo académico.

Cómo elegir el tipo de tesis que se va a desarrollar

Una vez se tiene clara la temática de estudio, conviene empezar a plantearse qué tipo de tesis se va a desarrollar. No es lo mismo hacerla para una maestría que para un grado o posgrado, aún más diferente (y complejo) es hacerla para un doctorado.

Además de enfocarse en el modelo de tesis acorde con los estudios a los que completa, es recomendable empezar a pensar en cómo quiere plantearse la investigación, si se basará en un trabajo documental o será una iniciativa de campo. Existe también la posibilidad de combinar ambas técnicas.

Otro aspecto a considerar es la forma en que se tratará la información.  En función de este criterio, pueden identificarse hasta siete tipos de tesis diferentes:

1.  Narrativa

2.  Expositiva

3.  Transcriptiva

4.  Utópica

5.  Histórica

6.  De punto final

7.  Tesis de catálogo

Cómo elaborar una buena tesis

Las claves que pueden ayudar al investigador a superar las exigencias que plantea la tarea que tiene por delante y hacer una buena tesis son cinco:

1.  Atención en la escritura: ortografía, gramática y estilo.

2.  Correcta línea de investigación: hay que empezar por saber cómo elegir un tema de tesis.

3.  Capacidad analítica para la evaluación de datos de la forma más objetiva posible.

4.  Habilidad para expresar las conclusiones extraídas de forma clara y accesible.

5.  Cuidado de no plagiar.

Además de estos consejos, siempre conviene respetar la estructura de un trabajo de investigación de este nivel, donde no deberían faltar las siguientes partes:

  • Un buen título.
  • Una portada que invite a seguir leyendo y una sección de agradecimientos.
  • Un apartado introductorio donde se haga una primera aproximación al problema que se va a tratar.
  • Un resumen de las principales hipótesis que se barajarán en el estudio.
  • Una explicación de la metodología aplicada en el proceso de investigación.
  • Una completa bibliografía, para la que es aconsejable apoyarse en fuentes de prestigio y confiables, como son los buscadores de tesis de universidades Mexicanas.

Una vez se concluye la investigación llega el momento de la presentación de la tesis. La manera en que se defiende puede contribuir a su éxito o fracaso y, por eso, es recomendable tener en cuenta algunas mejores prácticas.

¿Cómo defender la tesis?

La preparación de la defensa de tesis

Lo que más puede ayudar en esta etapa de preparación de la defensa de la tesis es contar con el apoyo del tutor adecuado. Su perfil es el de alguien compatible con el investigador y con la suficiente disponibilidad. Lo ideal es que esa persona sea especialista en el tema, o al menos tenga experiencia en asesorar investigaciones relacionadas; y que pueda aportar contactos.

Su soporte será clave a la hora de escoger los puntos más importantes a tratar, los que no deberían obviarse en esos treinta minutos a los que se deberá limitar la presentación.  

Además de su buen criterio, hará falta poner el foco en aspectos como:

  • Detalles visuales: el tipo de letra que se elija, las imágenes, los colores predominantes e incluso el tiempo que cada diapositiva permanezca visible pueden condicionar la decisión del Tribunal.
  • Aspectos motivacionales: siempre es buena idea pensar bien los motivos que impulsaron a iniciar la investigación, las hipótesis que se desea probar (si es que las hay, ya que no siempre existen) o la relevancia de las conclusiones a las que se ha llegado.

Durante la fase de preparación de la presentación de la tesis hay que buscar el tiempo necesario para poder practicar la exposición, con el tutor de tesis o con colegas o personas cercanas, que puedan aportar su perspectiva y ayudar al investigador a pulir defectos.

La defensa de la tesis

El investigador debería pensar en este momento como una ocasión excelente para ponerse a prueba. Mucho más que un trámite, se trata de la oportunidad de demostrar todo el conocimiento adquirido y de aplicar algunas de las competencias desarrolladas a lo largo del camino.

Parece que hace mucho tiempo de cuándo la principal preocupación era cómo elegir un tema de tesis y eso es síntoma de evolución. Cuando llega la hora de la verdad y hay que exponer los detalles del estudio, es importante dominar el tema, conocer a los académicos que formarán parte del Tribunal evaluador y saber priorizar y destacar la relevancia de los aspectos más importantes de la tesis. Tener claro que nadie conoce el tema mejor que el propio investigador después de meses o años dedicado al estudio de una temática es la mejor forma de encontrar la seguridad que se necesita para enfrentarse a la defensa de la tesis con éxito.

Cómo elaborar una tesis (Ebook)

Este E-Book ofrece:

Explicación de los puntos más importantes de una tesis;

Respuestas a dudas comunes;

Recomendaciones y recursos de utilidad.

Ebook - Guía para elaborar una tesis


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.