text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo elegir un buen roomie

      
<p>¡Felicidades! ya has tomado la decisión y cada vez estás un poco más cerca de <strong>la soñada independencia</strong>. En casa de tus padres estás bien pero sientes que ha llegado el momento de dar el paso y comenzar una nueva etapa: la de <strong>vivir solo</strong>.</p><p>Lo que te queda por delante es ilusionante al 100% y estamos convencidos de que los tiempos que vienen se convertirán en unos de los mejores de tu vida; sin embargo, el proceso hasta que definitivamente estés instalado en <strong>tu nuevo hogar</strong> puede dilatar un poco más de lo que habías imaginado. No te apures, es preferible eso a hacer las cosas rápido y sin pensar.</p><p>Una de las primeras cosas que deberás hacer es ver <strong>cuáles son tus posibilidades financieras</strong>. Qué maravilloso sería independizarse en un <em>loft</em> independiente, coqueto y con todas las comodidades pero, por desgracia, lo normal es empezar con una opción más económica. La mayoría de los jóvenes mexicanos no cuentan son suficiente dinero al mes para irse a vivir completamente solo por eso, deciden <strong>compartir departamento</strong>.</p><blockquote style=text-align: center;>Sigue el especial '<a href=https://noticias.universia.net.mx/tag/vivir-solo/>Vivir solo</a>' y descubre todo lo que necesitas saber para independizarte</blockquote><p>Si después de echar cuentas compruebas que esa también es la mejor alternativa según tus circunstancias, presta atención a los consejos que verás a continuación: ¡descubrirás <strong>cómo elegir el mejor <em>roomie</em></strong>!</p><p><strong>1). Dedica tiempo a valorar candidatos</strong></p><p>Llega una edad a la que todos quieren independizarse así que, seguro que no te faltarán opciones entre las que elegir. No te dejes llevar por sentimientos profundos de amistad y valora las cosas fríamente. Irte a vivir con un amigo parece una idea fantástica pero si no tenéis unos criterios de convivencia similares, el proyecto puede hacer aguas.</p><p><strong>2). Asegúrate de que sea tu compañero tenga solvencia económica</strong></p><p>Esto es muy importante porque las facturas no se pagan solas. Si la persona con la que compartes departamento no gana suficiente dinero puede que empiece a fallar con su parte del alquiler y eso, significa problemas.</p><p><strong>3). Busca una casa cómoda </strong></p><p>Tiene que gustaros a los dos y cumplir con los mínimos que considere cada inquilino del departamento. Por supuesto, deberá contar con espacios privados y zonas comunes.</p><p><strong>4). Establece unas normas de convivencia</strong></p><p>Aunque no te guste y creas que eso sobre entre adultos, conviene marcar ciertos límites, sobre todo en relación a la limpieza del departamento. Podéis hacer un esquema repartiendo las tareas de la casa e incluso, los horarios de uso de los espacios comunes. La clave siempre es el respeto mutuo pero tener claro de antemano lo que se puede y no se puede hacer, ahorrará enfados y malos entendidos.</p><p><strong>5). Intenta tener una buena relación desde el principio</strong></p><p>La convivencia es como todo, cuanto mayor sea la confianza y mejor trato tengáis, más fácil será la experiencia de compartir casa. No hace falta que os hagáis amigos del alma, basta con que ambos estéis comprometido con que la rutina diaria se lleve lo mejor posible. Una buena práctica puede ser reservar un rato a la semana para hacer algo juntos, hablar o comentar algún asunto relacionado con el departamento. </p><p>Ahora que sabes cómo elegir un buen <em>roomie</em>, solo queda iniciar la búsqueda. Te deseamos mucha suerte y, si ya has compartido casa, puedes contarnos <strong>cómo fue tu experiencia</strong>. ¡Te leemos!</p>

¡Felicidades! ya has tomado la decisión y cada vez estás un poco más cerca de la soñada independencia. En casa de tus padres estás bien pero sientes que ha llegado el momento de dar el paso y comenzar una nueva etapa: la de vivir solo.

Lo que te queda por delante es ilusionante al 100% y estamos convencidos de que los tiempos que vienen se convertirán en unos de los mejores de tu vida; sin embargo, el proceso hasta que definitivamente estés instalado en tu nuevo hogar puede dilatar un poco más de lo que habías imaginado. No te apures, es preferible eso a hacer las cosas rápido y sin pensar.

Una de las primeras cosas que deberás hacer es ver cuáles son tus posibilidades financieras. Qué maravilloso sería independizarse en un loft independiente, coqueto y con todas las comodidades pero, por desgracia, lo normal es empezar con una opción más económica. La mayoría de los jóvenes mexicanos no cuentan son suficiente dinero al mes para irse a vivir completamente solo por eso, deciden compartir departamento.

Sigue el especial 'Vivir solo' y descubre todo lo que necesitas saber para independizarte

Si después de echar cuentas compruebas que esa también es la mejor alternativa según tus circunstancias, presta atención a los consejos que verás a continuación: ¡descubrirás cómo elegir el mejor roomie!

1). Dedica tiempo a valorar candidatos

Llega una edad a la que todos quieren independizarse así que, seguro que no te faltarán opciones entre las que elegir. No te dejes llevar por sentimientos profundos de amistad y valora las cosas fríamente. Irte a vivir con un amigo parece una idea fantástica pero si no tenéis unos criterios de convivencia similares, el proyecto puede hacer aguas.

2). Asegúrate de que sea tu compañero tenga solvencia económica

Esto es muy importante porque las facturas no se pagan solas. Si la persona con la que compartes departamento no gana suficiente dinero puede que empiece a fallar con su parte del alquiler y eso, significa problemas.

3). Busca una casa cómoda 

Tiene que gustaros a los dos y cumplir con los mínimos que considere cada inquilino del departamento. Por supuesto, deberá contar con espacios privados y zonas comunes.

4). Establece unas normas de convivencia

Aunque no te guste y creas que eso sobre entre adultos, conviene marcar ciertos límites, sobre todo en relación a la limpieza del departamento. Podéis hacer un esquema repartiendo las tareas de la casa e incluso, los horarios de uso de los espacios comunes. La clave siempre es el respeto mutuo pero tener claro de antemano lo que se puede y no se puede hacer, ahorrará enfados y malos entendidos.

5). Intenta tener una buena relación desde el principio

La convivencia es como todo, cuanto mayor sea la confianza y mejor trato tengáis, más fácil será la experiencia de compartir casa. No hace falta que os hagáis amigos del alma, basta con que ambos estéis comprometido con que la rutina diaria se lleve lo mejor posible. Una buena práctica puede ser reservar un rato a la semana para hacer algo juntos, hablar o comentar algún asunto relacionado con el departamento. 

Ahora que sabes cómo elegir un buen roomie, solo queda iniciar la búsqueda. Te deseamos mucha suerte y, si ya has compartido casa, puedes contarnos cómo fue tu experiencia. ¡Te leemos!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.