text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

3 preguntas que todo docente debe hacerse antes de llevar una nueva tecnología al salón

      
Autor: Conecta13  |  Fuente: Flickr

Tal es el impacto que las nuevas tecnologías causaron desde su llegada, que obligaron a prácticamente todas las áreas e industrias a incluirlas como parte fundamental de sus procesos; la educación no fue la excepción. No obstante, en uno de sus artículos el periodista Jordan Saphiro hace una importante apreciación que es clave tener siempre presente.

 

Lee también
» Conoce todo acerca de tecnología e innovación educativa en los siguientes 8 artículos
» Seis desafíos que se deben superar para llevar la tecnología a la universidad
» Evitar el celular en el salón de clases mejora el rendimiento académico  


No debe tratarse de llevar la tecnología al aula porque está de moda, sino porque ésta tiene con qué enriquecer el proceso de aprendizaje, explica el especialista. Quien propone que antes de incorporar una nueva tecnología, los docentes deben plantearse las siguientes tres preguntas para estar seguros de que las razones para incluirla son las correctas.

 

1. ¿Da como resultado un contenido académico más significativo?


Al momento de sumar una nueva tecnología al salón, los maestros, los administradores, así como los responsables de diseñar políticas educativas, deben buscar aquellos dispositivos capaces de brindar experiencias de aprendizaje más significativas. Saphiro agrega que esto supone incorporar tecnologías que fomenten la imaginación, promuevan el aprendizaje entretenido y permitan relacionar el contenido académico con el mundo de los sueños.

 

2. ¿Da como resultado estudiantes humanizados o mecanizados?


Muchas de las tecnologías que se han incorporado al salón hasta ahora priorizan la acción por encima del pensamiento. Ideología que llevó a que en la actualidad se dé más importancia a la capacidad que tienen los alumnos para realizar operaciones, en lugar de su potencial para dar significados reflexivos; metafóricamente se valora más la precisión que la poesía. Por eso, es fundamental implementar tecnologías que en lugar de fomentar la precisión, permitan a los jóvenes ver la fragilidad propia que caracteriza al pensamiento humano.

 

3. ¿Cuál es el mensaje implícito que esconde esa tecnología?


La tecnología tiene la capacidad de mejorar la educación, pero para ello hace falta que esté alineada con un aprendizaje que persiga la dignidad humana en lugar de fomentar la prisa, el consumo o las métricas algorítmicas. Falsa es la creencia de que las tecnologías son neutrales, explica el especialista, quien agrega que éstas siempre traen por detrás algún mensaje implícito. Por ello es clave estar seguro de que la tecnología que incorporamos promueve la formación de mejores ciudadanos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.