text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"En el mundo de hoy la persona más preparada no es la que tiene acceso a más información, sino la que la sabe depurar"

      
En el mundo de hoy la persona más preparada no es la que tiene acceso a más información, sino la que la sabe depurar

Federico Arellano

Emprendedor social, abogado y economista, Federico Arellano es fundador y director General de la empresa MiCochinito.com, una plataforma que estudia el financiamiento colectivo como herramienta para el desarrollo social.
En 2014 fue nombrado emprendedor del mes del Young Americas Business Trust en Washington DC y, desde entonces, ha impartido más de una veintena de conferencias en México, Estados Unidos, Canadá, Colombia y Panamá.

1. Eres abogado y economista además de emprendedor desde muy joven. ¿Puedes contarnos cómo surgió la idea de tu empresa MiCochinito.com y en qué consiste exactamente la plataforma que te ha convertido en un empresario exitoso y solicitado conferencista?

MiCochinito surgió de casualidad. Antes de eso -por ahí de 2009- yo me dedicaba a dar talleres de orientación vocacional, les decía a los chamacos “gracias a la tecnología hoy puedes dedicarte a lo que quieras, sin importar si vienes de familia de zapateros, carpinteros o contadores, tú puedes ser bailarín, médico o matemático”. Ese discurso pegó un montón y nos iba muy bien en los talleres.

Para mi sorpresa, la gente no sólo se conformaba con ir a un taller y luego a otro. Conforme fue pasando el tiempo, los chavos entraban y egresaban de la universidad, hasta que un día, con toda su juventud, inexperiencia, falta de historial crediticio y ganas de salir adelante me dijeron “Bueno, y ahora qué sigue. ¿Cómo conseguimos dinero para lo que sigue?” Ahí surgió MiCochinito.com. Una herramienta para financiar proyectos sin necesidad de endeudarse ni solicitar un préstamo. Una simple y sencilla alcancía en línea.   



2. ¿Cuál es tu impresión sobre Fintech en el panorama actual? ¿Según tu experiencia cómo crees que va a evolucionar en los próximos años?

Me parece que está en una enorme disyuntiva, o se vuelve una herramienta para democratizar el acceso a capitales o se vuelve una herramienta para que algunos de los jugadores actuales se coman más mercado eliminando a la competencia. Ojalá que evolucione hacia lo primero.

Yo noto señales en los dos sentidos, hace falta muchísimo trabajo sensato de parte de los jugadores pequeñitos como yo. ¡Tenemos una oportunidad de oro para trabajar con el regulador o llegar a nuevos mercados! Sin embargo, puede ser muy fácil que esas mismas oportunidades nos deslumbren y perdamos el piso de lo que realmente importa y de los riesgos que el FinTech conlleva.

 

3. Como profesionista en contacto directo con el mundo empresarial, ¿qué opinión te merece la nueva ley Fintech y qué aspectos destacarías de ella?

Destaco la importancia de dar certeza jurídica al sector de inversiones y por supuesto la apertura y buena voluntad que el regulador ha mostrado hasta ahora. Sin embargo, la evidencia empírica dice que las leyes se mueven a velocidades mucho más lentas que la realidad y estamos ante un vertiginoso movimiento de la realidad.

Ojalá que el regulador entienda que regular Fintech no es regular el mercado de ahorro y préstamos para el cual ya hay regulaciones exhaustivas e instituciones ad hoc. Lo que el regulador está haciendo es crear leyes para la innovación. En este momento una Fintech se parece más a Uber o a Tinder que a un banco. ¿Cómo se pueden minimizar los riesgos de estas aplicaciones sin destruir el corazón de su propuesta de valor? No es un reto fácil. 

 

4. Las universidades de más prestigio ya incluyen programas de estudio Fintech. Nos gustaría saber por qué está pasando esto y qué importancia tiene según tu criterio.
Porque, como lo mencioné anteriormente, la realidad se está transformando vertiginosamente. La velocidad es tal que no ha dado ni tiempo de desarrollar metodologías o estandarizar procesos de un fenómeno que antes de decir agua va, se está volviendo una realidad que puede comprometer el patrimonio de muchas personas. El valor de todo esto radicará en que las Universidades, como ya hace la Universidad Anáhuac, transmitan a sus alumnos que no existe el santo grial para la innovación ni la tecnología. En el mundo de hoy la persona más preparada no es la que tiene acceso a más información, sino por el contrario, la que la sabe depurar.    

 

5. El futuro es una incógnita pero es un hecho que Fintech ha llegado para quedarse. Queremos conocer tu visión de ese futuro no tan lejano: ¿Cómo nos va a afectar a los usuarios y a las empresas? ¿Qué mundo imaginas para las nuevas generaciones?
Me imagino un mundo que se debate entre la democratización absoluta, la trivialización de la verdad y la necesidad de orden y estructura. Ojalá que la tecnología nos sirva para no perdernos entre esas tres.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.