text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"Lo más valioso en mi vida profesional es la oportunidad de compartir"

      
Lo más valioso en mi vida profesional es la oportunidad de compartir

Rafael Salas Vázquez

Rafael Salas Vázquez es el fundador y Ex Presidente de la Asociación Civil Liderazgo Joven. Forma parte del Club Líderes del Futuro de la revista Líderes Mexicanos quien lo reconoció como uno de los diez principales actores de la industria de la vivienda y uno de los 300 más influyentes de México. Es integrante de la organización internacional de emprendedores sociales Ashoka y ha sido conferencista, tallerista y ponente en múltiples ocasiones dentro y fuera de México.

Actualmente es Director General de DIVIDENDEE, empresa que promueve las Inversiones Socialmente Responsables en el mercado de valores y el equity crowdfunding. Rafael es profesor en la Universidad Anáhuac Norte donde imparte las clases de Blockchain y Green Fintech.
Posees una trayectoria impresionante como joven empresario y emprendedor, reconocida con varios galardones mundiales. ¿Qué logros consideras más valiosos en tu carrera profesional?

No cabe duda de que el reconocimiento público conlleva una gran satisfacción. Sin embargo, lo más valioso en mi vida profesional es la oportunidad de compartir. Siempre que puedo y me invitan trato de inspirar a mi audiencia en conferencias o a mis alumnos en el salón de clases.

Dar clases es algo que me llena y por eso me esmero en hacer lo mejor. Ser maestro es lo más valioso, lo que más me llena. He tenido alumnos que me han superado por mucho, y eso me satisface porque veo con orgullo que hice bien, que les fui útil, que valió la pena.


Las empresas Fintech nos rodean y están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana. Desde tu perspectiva, ¿cómo es la actualidad en el sector y cuál piensas que será su evolución natural?

Al igual que la Universidad Anáhuac, también tengo el honor de ser uno de los pioneros en México del crowdfunding, del Fintech y del blockchain. He visto cómo en un periodo no mayor a 5 años ha evolucionado todo el sistema financiero, por lo que no me queda duda que esta evolución es imparable. Visualizo que las tecnologías 4.0 y la educación financiera van a ayudarnos a cerrar la brecha de conocimiento que hoy existe. Se incrementará la inclusión financiera (finclusion) pero además se democratizarán muchos procesos financieros, lo cual derribará barreras de entrada y generará nuevas oportunidades. Sobrevivirán las instituciones que mejor se adapten a los cambios tecnológico y sociales.

También veo que el mundo Fintech no perderá de vista la catástrofe climática que nos aqueja a nivel global, por lo que mucho del capital que se gestiona en este sector se redirigirá a proyectos que además del lucro, también busquen generar un impacto positivo en el medio ambiente o en la sociedad, eso será el Green Fintech.

 
Desde tu día a día como director general de DIVIDENDEE, ¿qué aspectos de la nueva ley Fintech resaltarías y por qué?

La regulación actual nos legitima, nos reconoce, nos abre la puerta al mundo financiero convencional. Sin embargo, toda regulación es perfectible, y ésta también debe mejorarse. No creo que la actual ley favorezca a las startups, por el contrario, las sofoca pues en aras de evitar riesgos, termina estableciendo barreras legales que sólo se solventarán con la millonaria contratación de un despacho legal especializado, erigiendo límites inflexibles e ignorando a los tiempos donde la tecnología no hará más que acelerar los procesos y eliminar a los intermediarios. México debería ser más propositivo y tener regulaciones más progresistas. La Ley Fintech también debe evolucionar.


¿Qué te parece que las universidades más importantes del mundo ofrezcan diplomados Fintech en sus programas? ¿Por qué y para qué está cambiando la formación académica en el sector económico?

La industria Fintech reporta ganancias millonarias, además de obligar al replanteamiento de muchos modelos que se pensaban intocables. Las universidades son conscientes de su papel transformador en la sociedad, por lo que no integrar los temas que el Fintech incluye no sería más que un error garrafal. Celebro que la Universidad Anáhuac siempre esté a la vanguardia en sus programas educativos.

Además, no tendría sentido educar a los alumnos con modelos obsoletos, pues la tecnología nos alcanzó. Ya no estamos hablando de suposiciones o teorías, estamos ante una realidad tecnológica que está transformándolo todo, incluyendo el sistema financiero.


En un futuro próximo y teniendo en cuenta el auge actual de las empresas Fintech, ¿cómo imaginas el sector empresarial y la experiencia del usuario? ¿cómo será el mundo que nos tocará vivir?

Se automatizarán muchos procesos mediante modelos predictivos basados en la programación, las matemáticas y las tecnologías 4.0. los retos serán enormes para las instituciones y los reguladores, pues la tecnología siempre va miles de pasos delante de la regulación. Es por eso por lo que debemos ampliar la perspectiva, elevar la mira.

Además, la realidad climática nos obligará a replantear el propósito del sistema financiero tradicional. El Fintech podría ayudar a revertir la hecatombe climática. Debemos entender que estamos inmersos en un mundo deteriorado, pero al mismo tiempo, en un momento histórico donde la tecnología podría ser lo único que nos ayude a mejorar como sociedad y preservar el medioambiente. Son tiempos donde conviene no cerrarse a ninguna posibilidad.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.