text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Especial sobre lengua: ¿Qué es la tilde diacrítica y cómo se utiliza?

      
<p>La lengua española es una de las lenguas más ricas por su alcance mundial, su variedad y su amplia gramática. Además de su normativa, posee una ortografía que resulta bastante compleja, no solo para los estudiantes extranjeros del idioma, sino también para los propios hablantes nativos de la lengua. Para <strong>mejorar las habilidades de escritura</strong>, en esta nota te contamos <strong>de qué trata la acentuación diacrítica</strong> y como debes aplicarla.</p><p>Todos los idiomas poseen normativa sobre su uso y el idioma español no es la excepción. Entre las diferentes <strong>reglas de escritura</strong>, encontramos en nuestra lengua la normativa sobre el uso de la tilde, que es un signo ortográfico auxiliar que representa un acento y es de vital importancia para el correcto entendimiento de la escritura.</p><p>Existen numerosas reglas de uso de la tilde, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los <strong>diferentes tipos de tilde diacrítica</strong>. Según la <a title=Real Academia Española href=https://www.rae.es/ target=_blank rel=me nofollow>Real Academia Española</a>, se llama tilde diacrítica al acento gráfico que permite diferenciar palabras iguales que pertenecen a categorías gramaticales diferentes y poseen distintos significados. Las formas tónicas son, en general, las que llevan tilde diacrítica y no lo llevan las formas átonas.</p><p><strong>Uso en palabras monosílabas<br/></strong></p><p>La mayoría de los usos de la tilde diacrítica se utilizan en palabras monosílabas que se escriben igual, pero tienen diferente significado. Estas palabras son:</p><ul><li><strong>De</strong>: es una preposición y no lleva tilde. Ejemplo: “Ir a la casa de Pedro”.</li></ul><ul><li><strong>Dé</strong>: del verbo dar, lleva tilde. Ejemplo: “Espera que le dé algo”.</li></ul><ul><li><strong>El</strong>: es un artículo y no lleva tilde. Ejemplo: “El señor que te habló”.</li></ul><ul><li><strong>Él</strong>: como pronombre personal lleva tilde. Ejemplo: “¿Quién es él?”</li></ul><ul><li><strong>Mi</strong>: es adjetivo posesivo o un sustantivo como la nota musical MI. No lleva tilde en ambos casos. Ejemplo: “Juan es mi amigo”.</li></ul><ul><li><strong>Mí</strong>: cuando es pronombre personal lleva tilde. Ejemplo: “Eso debes dármelo a mí”.</li></ul><ul><li><strong>Se</strong>: es un pronombre con varios usos y no lleva tilde. Ejemplo: “En este lugar se come bien”.</li></ul><ul><li><strong>Sé</strong>: del verbo ser o saber sí lleva tilde. Ejemplo: “Sé un buen amigo”, “Yo sé lo que te digo”.</li></ul><ul><li><strong>Si</strong>: como conjunción no lleva tilde. Ejemplo: “Si mañana llueve, no iremos”.</li></ul><ul><li><strong>Sí</strong>: adverbio de afirmación que lleva tilde. Ejemplo: “Sí, lo quiero”.</li></ul><ul><li><strong>Te</strong>: es pronombre personal y no lleva acento gráfico. Ejemplo: “Te esperamos aquí”.</li></ul><ul><li><strong>Té</strong>: infusión para beber, en este caso lleva tilde. Ejemplo: “¿Quieres un té?”.</li></ul><ul><li><strong>Tu</strong>: es un posesivo y no lleva tilde. Ejemplo: “Envíame tu correo”.</li></ul><ul><li><strong>Tú</strong>: como pronombre personal sí lleva acento gráfico. Ejemplo: “Tú me comprendes”.</li></ul><ul><li><strong>Aun y aún</strong>: este es un caso especial en el que ambas acepciones son un adverbio que varía su significado dependiendo el contexto y lo que se quiera decir. Cuando lo usamos con valor inclusivo va sin tilde. Ejemplo: “Aun con menos crecimiento, la empresa apuesta en sus proyectos”. Cuando se utiliza con un valor como “todavía” sí lleva acento gráfico. Ejemplo: “Aún no sé qué hacer”.<br/><br/></li></ul><p><strong>Uso en palabras polisílabas<br/></strong></p><p>La tilde diacrítica también se utiliza en exclamativos e interrogativos. Los términos como <strong>dónde</strong>, <strong>cómo</strong>,<strong> cuál</strong>,<strong> cuán</strong>,<strong> cuándo</strong>,<strong> cuánto</strong>, <strong>qué </strong>y <strong>quién</strong>, cuando tienen<strong> valor interrogativo o exclamativo</strong>, deben llevar acento gráfico por ser palabras átonas. Por ejemplo: “¿Adónde vamos?”, “¡Qué alegría!”, “¿Quién dijo eso?”. Esta regla también vale para las oraciones exclamativas o interrogativas indirectas, por ejemplo: “No sé qué es lo que quiere” o “Pregúntale dónde debemos ir”.</p><p>Estas palabras <strong>no llevan tilde cuando se utilizan como relativos o como conjunciones</strong>, como por ejemplo: “Que te diga lo que sabe” o “El sitio adonde vamos es fantástico”.</p><p> </p><p><strong>Lee también</strong><br/><span style=text-decoration: underline;><span style=color: #ff0000; text-decoration: underline;><a style=color: #666565; text-decoration: underline; title=Palabras que nunca creíste que están en el diccionario de la RAE href=https://noticias.universia.net.mx/cultura/noticia/2016/02/16/1136390/palabras-nunca-creiste-diccionario-rae.html><span style=color: #ff0000; text-decoration: underline;>» Palabras que nunca creíste que están en el diccionario de la RAE</span></a></span></span><br/><span style=text-decoration: underline;><span style=color: #ff0000; text-decoration: underline;><a style=color: #666565; text-decoration: underline; title=¿Cuál es la verdadera relación entre las palabras y su significado? href=https://noticias.universia.net.mx/cultura/noticia/2016/02/02/1135981/cual-verdadera-relacion-palabras-significado.html><span style=color: #ff0000; text-decoration: underline;>» ¿Cuál es la verdadera relación entre las palabras y su significado?</span></a></span></span></p>

La lengua española es una de las lenguas más ricas por su alcance mundial, su variedad y su amplia gramática. Además de su normativa, posee una ortografía que resulta bastante compleja, no solo para los estudiantes extranjeros del idioma, sino también para los propios hablantes nativos de la lengua. Para mejorar las habilidades de escritura, en esta nota te contamos de qué trata la acentuación diacrítica y como debes aplicarla.

Todos los idiomas poseen normativa sobre su uso y el idioma español no es la excepción. Entre las diferentes reglas de escritura, encontramos en nuestra lengua la normativa sobre el uso de la tilde, que es un signo ortográfico auxiliar que representa un acento y es de vital importancia para el correcto entendimiento de la escritura.

Existen numerosas reglas de uso de la tilde, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los diferentes tipos de tilde diacrítica. Según la Real Academia Española, se llama tilde diacrítica al acento gráfico que permite diferenciar palabras iguales que pertenecen a categorías gramaticales diferentes y poseen distintos significados. Las formas tónicas son, en general, las que llevan tilde diacrítica y no lo llevan las formas átonas.

Uso en palabras monosílabas

La mayoría de los usos de la tilde diacrítica se utilizan en palabras monosílabas que se escriben igual, pero tienen diferente significado. Estas palabras son:

  • De: es una preposición y no lleva tilde. Ejemplo: “Ir a la casa de Pedro”.
  • : del verbo dar, lleva tilde. Ejemplo: “Espera que le dé algo”.
  • El: es un artículo y no lleva tilde. Ejemplo: “El señor que te habló”.
  • Él: como pronombre personal lleva tilde. Ejemplo: “¿Quién es él?”
  • Mi: es adjetivo posesivo o un sustantivo como la nota musical MI. No lleva tilde en ambos casos. Ejemplo: “Juan es mi amigo”.
  • : cuando es pronombre personal lleva tilde. Ejemplo: “Eso debes dármelo a mí”.
  • Se: es un pronombre con varios usos y no lleva tilde. Ejemplo: “En este lugar se come bien”.
  • : del verbo ser o saber sí lleva tilde. Ejemplo: “Sé un buen amigo”, “Yo sé lo que te digo”.
  • Si: como conjunción no lleva tilde. Ejemplo: “Si mañana llueve, no iremos”.
  • : adverbio de afirmación que lleva tilde. Ejemplo: “Sí, lo quiero”.
  • Te: es pronombre personal y no lleva acento gráfico. Ejemplo: “Te esperamos aquí”.
  • : infusión para beber, en este caso lleva tilde. Ejemplo: “¿Quieres un té?”.
  • Tu: es un posesivo y no lleva tilde. Ejemplo: “Envíame tu correo”.
  • : como pronombre personal sí lleva acento gráfico. Ejemplo: “Tú me comprendes”.
  • Aun y aún: este es un caso especial en el que ambas acepciones son un adverbio que varía su significado dependiendo el contexto y lo que se quiera decir. Cuando lo usamos con valor inclusivo va sin tilde. Ejemplo: “Aun con menos crecimiento, la empresa apuesta en sus proyectos”. Cuando se utiliza con un valor como “todavía” sí lleva acento gráfico. Ejemplo: “Aún no sé qué hacer”.

Uso en palabras polisílabas

La tilde diacrítica también se utiliza en exclamativos e interrogativos. Los términos como dónde, cómo, cuál, cuán, cuándo, cuánto, qué y quién, cuando tienen valor interrogativo o exclamativo, deben llevar acento gráfico por ser palabras átonas. Por ejemplo: “¿Adónde vamos?”, “¡Qué alegría!”, “¿Quién dijo eso?”. Esta regla también vale para las oraciones exclamativas o interrogativas indirectas, por ejemplo: “No sé qué es lo que quiere” o “Pregúntale dónde debemos ir”.

Estas palabras no llevan tilde cuando se utilizan como relativos o como conjunciones, como por ejemplo: “Que te diga lo que sabe” o “El sitio adonde vamos es fantástico”.

 

Lee también
» Palabras que nunca creíste que están en el diccionario de la RAE
» ¿Cuál es la verdadera relación entre las palabras y su significado?


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.