text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

VIH: "Solo conociendo de la enfermedad se puede entender y dejar de estigmatizar a las personas que la padecen", opinó Martha Avilés

      
VIH: Solo conociendo de la enfermedad se puede entender y dejar de estigmatizar a las personas que la padecen, opinó Martha Avilés

Dra. Martha Avilés

Médico cirujano egresado de la Universidad La Salle, Pediatra e Infectóloga pediatra egresado del Hospital Infantil de México Federico Gómez. Maestra en Ciencias Médicas por la UNAM. Profesor adjunto del curso de especialización en Infectología Pediátrica de la UNAM con sede en el Hospital Infantil de México Federico Gómez. Profesor adjunto de Infectología de la carrera de medicina, FMM ULSA.

  • ¿Cuál cree que sea la razón por la que en el país la tasa de infecciones no ha logrado disminuir en forma significativa el número de contagios?

En esta pregunta existen 2 aspectos importantes: El primero es la transmisión vertical del VIH, es decir, la transmisión del VIH de una madre infectada a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. La realización de una prueba de VIH debe realizarse en toda mujer embarazada durante el primer trimestre del embarazo. Lamentablemente esto no se encuentra plasmado en nuestra Norma Oficial Mexicana y, por lo tanto, no se realiza de manera rutinaria en todas las mujeres. Con esto se pierde una oportunidad valiosa de detectar la infección materna y poder prevenir su transmisión al bebé. Respecto a este mismo punto existe mucha desinformación en las mujeres en edad reproductiva sobre los beneficios de realizarse una prueba de VIH y todavía existen mujeres que ven como ofensa que se les ofrezca la realización de esta prueba en cada embarazo.

Respecto a la transmisión horizontal del VIH, es decir, entre adultos principalmente por un contacto sexual, todavía no existe la difusión necesaria sobre lo que es la enfermedad y cómo prevenir su transmisión. Pese a que probablemente la gran mayoría de nosotros hemos escuchado alguna vez en el radio un comercial acerca del VIH, existe un gran porcentaje de la población que todavía desconoce del VIH. Hace falta una campaña permanente de concientización y educación a toda la población.

 

  • ¿Cuál es el sector de la población más afectado y por qué?

Como en la gran mayoría de las enfermedades de nuestro país, la población marginada, de bajos recursos económicos y de un nivel sociocultural bajo es la más afectada. Esto no quiere decir que la infección por VIH no se presente en todos los estratos de la población, pero esta población vulnerable es la que acude más tardíamente a una consulta o la que no tiene acceso a información y que generalmente al momento del diagnóstico se encuentra en una fase más avanzada de la enfermedad.

"Se requiere una campaña continua de educación para entender la enfermedad y saber que se puede convivir perfectamente con una persona con VIH/SIDA", opinó Avilés 
  • ¿Cómo deberían actuar el gobierno, el sector salud y el sector privado ante la estigmatización de la enfermedad?

La educación es la base para resolver el problema. Como había comentado previamente se requiere una campaña continua de educación para entender la enfermedad y saber que se puede convivir perfectamente con una persona con VIH/SIDA sin que se contraiga la enfermedad. A mayor desconocimiento, mayor miedo y, por lo tanto, mayor estigmatización.

Se debe hablar y hablar del tema; en los medios de comunicación, en el primer nivel de atención médica e incluso en las escuelas. Solo conociendo de la enfermedad se puede entender y dejar de estigmatizar a las personas que la padecen.

 

  • ¿La información actual sobre la prevención del VIH/SIDA es suficiente y de calidad, y está al alcance de todos los sectores de la población?

En los últimos años se ha hecho un esfuerzo importante por difundir información sobre la prevención de la transmisión del VIH. Se han realizado campañas de difusión en radio y televisión y existe material informativo en las clínicas de salud; pero a pesar de esto, los sectores más pobres de la población continúan sin tener acceso adecuado a esta información. A este respecto, la falta de información y la concientización del problema no es exclusiva del VIH, sino que es el común denominador de múltiples enfermedades como la Diabetes Mellitus, la hipertensión arterial sistémica y las enfermedades de transmisión sexual por mencionar algunas.

Contamos con información de calidad para prevenir la transmisión del VIH, pero si no se difunde hasta los estratos más bajos de la población, su impacto no logra ser el esperado.

 

  • ¿Cuál es el panorama en la búsqueda de la cura y/o la vacuna que evite nuevas infecciones de VIH/SIDA en el país?

En este momento no podemos hablar de una “cura” de la enfermedad. Lo que si estamos viviendo son avances considerables en el tratamiento del VIH, mejores medicamentos que son mejores tolerados y que presentan menores efectos secundarios, así como esquemas de administración más fáciles de seguir. Con estos avances se han logrado reducir tratamientos de 10 a 12 pastillas diarias a tratamientos de 2 o 3 pastillas por día.

El tema de crear una vacuna efectiva contra el VIH es de interés mundial y un objetivo prioritario en la investigación biomédica. Brevemente, para que una vacuna sea considerada segura y eficaz debe ser probada a través de una serie de tres pasos o fases. La fase I corresponde a probar la vacuna por primera vez en un pequeño número de sujetos sanos. En la fase II la vacuna se prueba en cientos de personas con la enfermedad y en los estudios fase III la vacuna se prueba en miles de personas con la enfermedad. Debido a la complejidad en la naturaleza del virus del VIH, muchas vacunas han sido sometidos a pruebas de fase I, pero muy pocas han demostrado ser capaces de llegar a la fase II. Actualmente existen en el mundo 4 estudios fase II y un estudio fase III para evaluar vacunas contra el VIH.

 

  • ¿Cuál es la calidad de vida actual de una persona con VIH en este país?

Esta pregunta puede tener varias respuestas. Una persona que toma su tratamiento antiretroviral de una manera constante y con lo que los médicos llamamos un “buen apego”, en la gran mayoría de las veces tiene una buena calidad de vida que le permite ir a la escuela, trabajar y realizar sus actividades como cualquier otra persona. Podríamos decir que los efectos secundarios de los medicamentos (como lo son algunas alteraciones metabólicas y en los lípidos, así como una distribución anormal de la grasa corporal), son los principales decrecientes de su calidad de vida.

Por otro lado, las personas con infección por VIH que están en la última fase de la enfermedad conocida como SIDA (o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), tienen una pobre calidad de vida pues el paciente se encuentra con una baja muy importante de sus defensas que lo predispone a la adquisición de múltiples infecciones graves y al desarrollo de ciertos cánceres como el Sarcoma de Kaposi. Esto conlleva que los pacientes tengan que estar hospitalizados o que se vean limitados de una manera importante en sus actividades diarias.

 

  • De acuerdo a las declaraciones de ONUSIDA, más del 50% de la población con VIH aún no recibe tratamiento antirretroviral. En este sentido, ¿cuál es la situación actual de los portadores del VIH/SIDA en el país y qué les espera en los próximos años?

Se tienen estimaciones respecto a cuántos portadores del VIH pueden existir por cada paciente diagnosticado. La limitante es que las cifras no son exactas y mientras no se realice un tamizaje activo para detección del VIH se estima que estas cifras seguirán aumentando.

 

Acerca de Martha Avilés Robles


Médico cirujano egresado de la Universidad La Salle, Pediatra e Infectóloga pediatra egresado del Hospital Infantil de México Federico Gómez. Maestra en Ciencias Médicas por la UNAM. Especialización en Infecciones en niños con trasplante de células progenitoras hematopoyéticas en el St. Jude Children’s Research Hospital en Memphis,TN, EUA. A.

Profesor adjunto del curso de especialización en Infectología Pediátrica de la UNAM con sede en el Hospital Infantil de México Federico Gómez. Profesor adjunto de Infectología de la carrera de medicina, FMM ULSA. Profesor invitado del curso de pediatría de la UNAM con sede en el Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Actualmente adscrita el departamento De Infectología del Hospital Infantil de México Federico Gómez. Responsable del programa de Infecciones en pacientes con Trasplantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas. Estudiante del doctorado en ciencias médicas por la UNAM.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.