text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"La información actual sobre la prevención del SIDA no es suficiente y tampoco está al alcance de todos los sectores de la población", opinó Enrique Hernández Guerson

      
La información actual sobre la prevención del SIDA no es suficiente y tampoco está al alcance de todos los sectores de la población, opinó Enrique Hernández Guerson

Enrique Hernández Guerson

Investigador en el Instituto de Salud Pública comisionado el Centro para el Desarrollo Humano e Integral de los Universitarios-CENDHIU, DE LA Universidad Veracruzana.

  • ¿Cuál cree que sea la razón por la que en el país la tasa de infecciones no ha logrado disminuir en forma significativa el número de contagios?

Las razones de la tendencia de la epidemia, se deben a muchas causas, pero son discutibles dos: una, la presencia de determinantes sociales como las normas sociales y las representaciones culturales que establecen patrones de conducta diferentes para cada uno de los géneros, mismos que se traducen en desventajas y la desigualdad de oportunidades educativas, que dificultan que esas poblaciones tengan acceso a servicios e insumos de prevención, diagnóstico y atención oportuna e integral; y dos, cuando la persona rompe las barreras que acabamos de mencionar en líneas anteriores, los sistemas que los atienden frecuentemente falla la calidad de la atención, la prescripción adecuada del tratamiento y el seguimiento de los casos.

 

  • ¿Cuál es el sector de la población más afectado y por qué?

Las edades entre 20 y 45 años son los más afectados. En cuestión de sexo son los hombres los que ocupan casi el 82% de casos notificados en el periodo 1983-a junio de 2015 y 18% el sexo femenino. Todos los sectores resultan afectados y se han identificado varios factores relacionados, por ejemplo en los jóvenes, muchos de los patrones de conducta no conllevan el ejercicio responsable de la sexualidad, pues muchos de los riesgos a los que se enfrenta se encuentran vinculados a prácticas sexuales desprotegidas. La falta de acceso a servicios de salud integral y la negación de educación para la salud, información adecuada y oportuna, accesibilidad a métodos anticonceptivos y condones (masculinos y femeninos) son factores que potencializan los riesgos a los que están expuestos.


Las investigaciones en nuestro país reportan a Hombres gay (HG) y hombres que tienen sexo con hombres (HSH), Personas con VIH (PV); adultos con más de 20 años, personas usuarias de drogas inyectables (PUDI), personas trabajadoras sexuales (PTS), adolescentes y jóvenes, mujeres, personas privadas de la libertad (PPL), poblaciones móviles, población indígena, mujeres, embarazadas y transmisión perinatal del VIH, como los sectores más vulnerables.

 

  • ¿Cómo deberían actuar el gobierno, el sector salud y el sector privado ante la estigmatización de la enfermedad?

Problemas complejos no tiene soluciones fáciles. Se trata de un aspecto cultural, inherente a creencias, prejuicios y comportamientos muy arraigados, se requiere de acciones e iniciativas con carácter permanente en el marco de respeto, garantía de derechos humanos, perspectiva de género y pertinencia cultural, al menos. La actuación de las instancias antes mencionadas debe ser articuladora, congruente y pensando en la población.

 

  • ¿La información actual sobre la prevención del VIH/SIDA es suficiente y de calidad, y está al alcance de todos los sectores de la población?

Las experiencias, investigaciones y evaluaciones en diversos ámbitos de comunicación e información, reportan que NO es suficiente, ni de calidad y tampoco al alcance de todos los sectores de la población. Incluso los años que han transcurrido en epidemia hay sectores de la población con problemas conceptuales respecto al VIH y SIDA.

 

  • ¿Cuál es el panorama en la búsqueda de la cura y/o la vacuna que evite nuevas infecciones de VIH/SIDA en el país?

En el mundo se han hecho avances significativos en instituciones educativas, fundaciones lucrativas, no lucrativas, laboratorios con diversos experimentos y algunos de estos señalan que parece que se está más cerca de lograr una vacuna efectiva contra el VIH y cura del SIDA, segura, asequible que mejore la salud y la calidad de vida de aquellos con una infección establecida, que reduzca el riesgo de transmisión de aquellos no infectados. Los expertos consideran que puede ser todavía cuestión de unos años por las fases de la investigación clínica que este tipo de proyectos implica. En lugares donde se han experimentado de forma controlada vacunas contra VIH, se han observado resultados modestos pero alentadores. En el país hay reportes también de que diversas instituciones educativas y de salud están haciendo esfuerzos por lograr esta meta. Pero como dije anteriormente, todavía es cuestión de varios años. Algunos investigadores hablan de 10 a 20 años al menos, por lo tanto la educación, promoción y prevención en salud es el recurso factible.

 

  • ¿Cuál es la calidad de vida actual de una persona con VIH en este país?

No hay suficiente evidencia de esta variable en todos los sectores de la población que viven con VIH en términos sociodemográficos, sociales y económicos. En líneas generales, investigaciones han abordado el desarrollo de la enfermedad, enfermedades intercurrentes y efectos del tratamiento antirretroviral, entre otras y su relación con calidad de vida, hay estudios sobre factores psicosociales y subjetivos que se vinculan con calidad de vida, por ejemplo los que han evidenciado la importancia del soporte social, el afrontamiento exitoso de la comorbilidad (por ejemplo la depresión), el nivel socioeconómico, la aceptación del padecimiento y el afecto de los que rodean a la persona, la religiosidad y las estrategias que utilizan contra el estigma y discriminación relacionados con la calidad de vida.

 

  • De acuerdo a las declaraciones de ONUSIDA, más del 50% de la población con VIH aún no recibe tratamiento antirretroviral. En este sentido, ¿cuál es la situación actual de los portadores del VIH/SIDA en el país y qué les espera en los próximos años?

El tratamiento antirretroviral (TAR), ha transformado a la infección por el VIH y al SIDA, de una enfermedad mortal a una enfermedad crónica que le permite a las personas en tratamiento incorporarse a una vida productiva, incrementar su supervivencia, siempre y cuando la prescripción sea adecuada. De tal manera que no solo es tener acceso a TAR, sino que también la prescripción debe ser la adecuada. El reto del sistema es lograr cobertura universal considerando que el acceso universal, es derecho a la salud y por tanto un derecho humano protegido por nuestra Constitución y los tratados internacionales en materia de derechos humanos de los que México es parte. Pero con los recortes presupuestales que se avecinan en 2016 en salud, particularmente para VIH/SIDA, mis expectativas son incrédulas para que se logre este acceso universal a TAR pues también se articula otro problema, según información oficial, en México se paga hasta seis veces más por los mismos antirretrovirales en comparación con otros países de ingreso similar, esto hace que se torne más complejo el panorama para encontrar soluciones y se pueda cumplir con esta obligación.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.