text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Sabes cómo acceder a una práctica profesional?

      
¿Sabes cómo acceder a una práctica profesional?
¿Sabes cómo acceder a una práctica profesional?  |  Fuente: iStock

Según una encuesta realizada por Trabajando.com a más de tres mil mexicanos, a la hora de definir la práctica profesional, un 62% afirmó que es una instancia para aprender y conocer el mundo laboral, un 27% considera que es una oportunidad para mostrarse a la empresa, un 6% una experiencia ingrata donde debe realizar labores que no aportan en nada a su desarrollo, y un 5% lo considera un trámite para poder egresar de la carrera.

Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México, señala que, “la decisión que tomen marcará más de lo que piensen su trayectoria laboral. En muchos casos, los estudiantes descubren sus aptitudes y habilidades y por otro lado es cada vez más común que las empresas los dejen trabajando de manera permanente una vez finalizada la práctica, dependiendo de su desempeño”.

El sondeo también concluyó que para un 82% de los encuestados, lo más importante de esta experiencia es aprender y tener la posibilidad de quedarse trabajando en la empresa, mientras que un 17% considera que lo más importante es que la empresa establezca funciones claras y atractivas durante ese período y solo un 1% desea terminarla pronto.

Durante el período de práctica, los jóvenes tienen la oportunidad de trabajar y formarse basándose en “aprender en el trabajo”. Las organizaciones a su vez, tienen la oportunidad de tomar contacto con jóvenes en la etapa final de su carrera o egresados recientemente y contar con su colaboración. Así lo demostró el sondeo, donde solo un 3% de las empresas esperan de sus practicantes una buena disposición, un 6% que sean responsables, un 9% espera que estén abiertos a aprender y no crean saberlo todo, un 12% que se tomen en serio este proceso y la mayoría, con un 70%, espera de su practicante todas las alternativas anteriores.

Las prácticas son un eficiente canal de reclutamiento, ya que nos permiten evaluar las competencias y desempeño de potenciales postulantes no solo mediante pruebas y entrevistas, sino en una situación real de trabajo, por un tiempo prolongado”, agrega Chico. Según MBA & Educación Ejecutiva,  la experiencia que brindan estas prácticas es una fuente de inspiración para muchos jóvenes y representa una oportunidad para enfrentar desafíos, trabajar en equipo y demostrar sus aptitudes.

¿Qué tipos de prácticas profesionales existen? 

Dependiendo de cada programa de estudio, las prácticas pueden ser obligatorias o voluntarias para el estudiante. En el último caso, se recomienda realizarlas igualmente. De las prácticas ofrecidas, algunas son remuneradas y otras no. En caso de recibir compensación económica, esta será en concepto de subvención y no como salario.

Para los estudiantes ya titulados o aquellos que no tienen incluido en su plan de estudios una práctica laboral, existen muchas becas, pasantías y contratos en práctica a los que los jóvenes profesionales se pueden postular.

Muchos programas de estudio incluyen estas prácticas profesionales guiadas. Los tutores designados ayudan a los jóvenes para enfrentarse a los proyectos y tareas inherentes al cargo; al finalizar la práctica, realizan un informe para que el estudiante sepa cuáles son sus áreas de oportunidad y en cuáles debe trabajar más para lograr un mejor desempeño.

En cuanto al tiempo que se debe dedicar a la realización de las prácticas, suele rondar las 400 horas, con una carga diaria de mínimo cuatro horas y máximo de ocho, durante cinco días a la semana. 

¿Cómo acceder a una práctica profesional?

Muchas empresas e instituciones tanto públicas como privadas en México, e incluso organizaciones gubernamentales, cuentan con convenios para la incorporación de practicantes en su organización. Para que la práctica sea aprobada por la universidad, la organización y la institución educativa deben firmar un convenio.  

El primero de los pasos para conseguir cualquier tipo de práctica es buscarla de forma activa. Lo más eficaz es hablar con tu Universidad, ya que los responsables te informarán de todos los convenios disponibles para ti. Esta es una forma rápida y sencilla de encontrar las prácticas que estás buscando. 

Otro método es recurrir a los portales de empleo generales (Infojobs, Trabajando…) o a otros más específicos para recién egresados o estudiantes, como PrimerEmpleo o Universia México. Así podremos filtrar los resultados y seleccionar el tipo de práctica que más nos interese: remunerada, en México o en el extranjero, con horario de tarde o de mañana… Para completar tu candidatura, es buena idea adjuntar una carta de presentación a tu currículum. 

En este sentido, es importante que tengas un buen perfil profesional en todas estas redes: tal vez algún empleador lo vea, le interesen tus habilidades y se ponga en contacto contigo. Los portales de empleo son una gran herramienta para encontrar prácticas así que ¡no la desaproveches!

También es buena idea elegir las organizaciones donde nos gustaría realizar las prácticas e investigar si las ofertan, e incluso podríamos escribir una carta ofreciéndonos. Además, tendremos que buscar todas las becas a las que podamos postularnos. Y, por supuesto, siempre podemos recurrir a los contactos personales: pregúntale a todo el que conozcas si sabe de alguna empresa o organización que ofrezca pasantías o prácticas y, si te interesan, contacta con ellos. 

Como ves, lo más importante es ser proactivo en la búsqueda de prácticas. No van a llegar solas , así que sé constante y no te desanimes, ¡insistir es la clave! 

Cómo acceder a prácticas remuneradas

Muchas organizaciones ofrecen una remuneración a sus practicantes, pero otras no. Si deseas realizar prácticas remuneradas, investiga a las organizaciones antes de enviar tu candidatura para evitar sorpresas desagradables una vez firmado el convenio. También puedes negociar con los responsables, explicándoles bien tu situación y dando argumentos sólidos.

Tips para hacer unas prácticas exitosas

A continuación, seleccionamos del portal de Emol algunos tips que debes tener en cuenta al momento de hacer una práctica profesional para asegurar el éxito de la misma y comenzar tu camino para convertirte en un experto.

  • Prepárate psicológicamente: no es necesario que te alteres, pero debes tener en cuenta que las prácticas son tu primera experiencia en el mundo real como “trabajador”. Por ello, debes estar preparado y dispuesto a entender las nuevas dinámicas que se te presentarán y cómo hacer frente a los desafíos que surjan.
  • Elige las que sean acordes a tus intereses: entre las opciones que tengas, elige la práctica profesional que más te convenga de acuerdo a tus intereses futuros en el ramo. Allí aprenderás lo necesario para especializarte en un área de interés y una vez superada la práctica, quizás tengas la oportunidad de ser contratado por la empresa u organización.
  • Demuestra una buena actitud: la actitud es la clave que te abrirá cualquier puerta. Mantente abierto y dispuesto a brindar soluciones siempre que puedas, esto será muy bien valorado por tus guías y docentes, y te ayudará a potenciar tus posibilidades futuras en relación a tu profesión. Nadie pretende que no cometas errores y no tengas dudas: eres principiante, así que lo mejor es que hagas todas las preguntas que necesites para conocer la empresa, su cultura, sus objetivos… Así demostrarás que eres una persona motivada. 
  • Relaciónate con tus colegas: algo que muchos estudiantes no toman en cuenta pero resulta fundamental para sacar el mejor provecho de una práctica profesional. Es fundamental que generes una buena relación con los colegas de la práctica y realices un buen trabajo en equipo. No seas tímido a la hora de entablar diálogos con ellos. No solo aprenderás mucho de tu carrera, sino que ellos pasarán a formar parte de una red profesional de contactos que podría serte de gran utilidad en el futuro. 
  • Elabora una buena lista de contactos: en este sentido, la académica de la Universidad de San Martín de Porres, María Eugenia Aragón, señala que las buenas listas de contactos se diseñan desde antes de empezar la pasantía. En esta primera etapa es necesario responder los siguientes tres interrogantes: ¿Qué quiero?, ¿cuál es mi objetivo?, ¿cómo puedo conseguirlo? Una vez se tiene la respuesta a cada uno de ellos, se debe empezar a definir un plan de acción en el que se deje en claro el tipo de red que se pretende armar. Una vez dentro de la empresa, debes evaluar con qué profesionales te interesa entrar en contacto o cuáles son los más indicados para tenderte puentes con otros contactos. Definido esto debes proponerte acordar citas con al menos diez de ellos. Una vez acepten la entrevista, debes demandarles el menor tiempo posible. Se trata de una oportunidad para hacer preguntas como: ¿de qué manera consiguió el trabajo?, ¿qué es lo más difícil que enfrentas en tu rutina?, ¿qué me recomendaría en este proceso de conseguir nuevos contactos?, así como cualquier otra que consideres puede dar una buena imagen o puede dejar puertas abiertas a futuro. Aragón asegura que esta técnica es altamente efectiva, dado que el 70% de los contactos laborales se consiguen mediante esta vía. Para finalizar, su última recomendación es trabajar en el manejo de habilidades como una comunicación efectiva y relacionamiento social, todas relevantes para generar empatía con quienes te vas encontrado en este camino.
  • Da lo mejor de ti: al final, todo se reduce en dar lo mejor de uno mismo. Esta ocasión no es la excepción, así que aplica tus conocimientos, colabora con tus compañeros, escucha, aprende, pregunta y aprovecha esta experiencia como tu primer paso en el camino de éxito.

Consejos para tu día a día mientras realizas las prácticas

Las prácticas profesionales son sumamente útiles, pero en general no se remuneran. Por ello debes estar preparado para sobrellevarlas. Toma nota de los siguientes 4 tips:

  1. Considera cuáles son tus opciones

Si bien la práctica puede generar gran experiencia, puede que no tengas el dinero para poder permitirte una práctica no remunerada. Considera encontrar un trabajo sencillo a medio tiempo y tener algunos ahorros para poder sobrellevar el tiempo de prácticas. El problema con esto es que puede generarte estrés si haces ambos al mismo tiempo y no estarás dando tu máximo en las prácticas. Lo ideal es tomar trabajos en el fin de semana, ya que tienen horarios flexibles.

  2. Trabaja en tus habilidades de negociación previo a la práctica

Algunas empresas otorgan viáticos a sus becarios para el pago del traslado y la comida. Si eres afortunado y consigues esto, averigua cómo te compensará la compañía y estudia bien el sistema. ¿Deberás pagar por todo lo que comas y todo transporte que tomes? Calcula el costo aproximado del transporte y la comida. Así, no solo te aseguras que pagas lo mínimo por eso sino que además mostrarás que eres detallista.

  3. Encuentra una vivienda que cubra las necesidades básicas

Si la práctica no es en tu ciudad y no quieres ser una carga para tus amigos, tus opciones de vivienda son limitadas. En lugar de lidiar con contratos de alquiler y la mudanza, subarrienda una habitación o un apartamento. Es una forma barata y fácil de asentarte. En ciudades universitarias las oportunidades serán muchas. Si decides alquilar un apartamento, lo mejor es que optes por un contrato de alquiler mensual.

  4. Prepara un almuerzo para llevar a tu trabajo y no gastar en ello

El dinero que gastas en comida puede hacer la diferencia entre poder o no pagar la luz este mes. Prepara un almuerzo o lleva las sobras de la noche anterior cada vez que puedas. Probablemente te aburras de comer lo mismo, pero recuerda por qué lo haces. Existen recetas muy sencillas que puedes utilizar para preparar comidas sencillas, económicas y deliciosas.

Consejos para quedarte en la empresa una vez finalizadas la prácticas

Cuando se está por finalizar el período de prácticas profesionales de alguno de sus estudiantes, son muchas las empresas que solicitan a estos que presenten, ante gerentes o directores, los resultados, los aprendizajes e incluso los hallazgos ganados durante estos meses. Una instancia de la que muchas veces depende que al joven le sea ofrecido un puesto fijo dentro de la firma. Si quieres triunfar, no dejes de leer los siguientes consejos:

1. Usa diapositivas solo como guía de presentación

Al momento de hacer una presentación siempre es bueno usar como respaldo una serie de diapositivas que contengan los puntos principales. Pese a ello, debes tener en claro que estas son tan solo una especie de guía, pero de ninguna forma deben lograr distraer la atención de la audiencia de tus palabras.

2. Diseña un plan para hacer crecer la compañía

De seguro durante este tiempo identificaste numerosos aspectos que se podrían mejorar. En base a estos, elabora un plan para presentar durante esta instancia. Para que este sea efectivo debe detallar el dinero que la empresa se podría ahorrar haciendo esos cambios, por qué la haría más competitiva, así como cualquier otro punto que muestre la eficacia de tu plan.

3. Presenta evidencias que respalden tus argumentos

Para dejar en claro que sabes exactamente de lo qué estás hablando, es recomendable usar cifras, datos concretos o cualquier otro tipo de evidencia que respalde tus argumentaciones. Recurrir a alguna gráfica, tabla o diagramas puede ser de gran utilidad, siempre que no distraigan la atención de lo importante.

4. Controla tu lenguaje corporal

Las empresas quieren contar con jóvenes entusiastas y llenos de energía; por ello, debes mantener el control de tu lenguaje corporal y demostrar ante todos que ofrecerte un puesto permanente es un beneficio para la firma. No olvides modular correctamente, enfatizar los puntos importantes, cuidar tu lenguaje corporal y lo más importante de todo: no olvides sonreír.

5. Agradece a la empresa por la oportunidad

Si realmente quieres quedarte debes aprovechar este momento para agradecer públicamente a la compañía por la oportunidad, al igual que a todas aquellas personas que te acompañaron durante todo el proceso. Una vez acabes con los agradecimientos, deja en claro que tienes real interés en sumarte de forma permanente a la fuerza laboral de la misma.

6. Practica antes de la presentación

Un consejo que de seguro leíste hasta el cansancio, pero que nunca viene mal recordar es antes de cualquier presentación practicar ante el espejo o con un amigo que te diga qué puntos mejorar, en qué partes poner más énfasis, qué necesita ser más explicado, entre otros detalles que te permitan brillar frente a los gerentes de la compañía.

¿Y si mis prácticas no derivan en un trabajo fijo?

Si tu práctica no deriva en un empleo fijo, lo primero es no desanimarte. Piensa en todo lo que has aprendido y sigue aprovechando la oportunidad incluso si no te quedas en la empresa: si logras dejar una buena impresión nadie tendrá problemas en redactarte una carta de recomendación tras acabar tu período de práctica. Podrás entregarla en tus próximas entrevistas, así  tu talento será demostrable. 

Siguiendo la misma línea, también es fundamental que, una vez que termines tu práctica, incluyas esta experiencia en tu currículum y en las redes profesionales como LinkedIn, incluyendo referencias, actividades realizadas, logros conseguidos, etc.

Ahora que ya sabes todo esto, es el momento de que inicias la búsqueda de tus prácticas profesionales perfectas. ¡Mucha suerte!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.