text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 tips para elegir al socio perfecto

      
StockMonkeys
StockMonkeys  |  Autor: Chris Potter  |  Fuente: Fkickr

Trabajar de a dos ayuda a hacer las cosas de manera más dinámica, fomenta el intercambio de ideas, comparten contactos y si se combinan bien pueden ser más productivos que de manera individual. ¿Tienes una idea de emprendimiento pero te falta un socio para desarrollarlo juntos? A continuación te presentamos 5 tips que te dirigirán hacia la mejor elección.

 

Lee también:

» ¿Por qué es bueno emprender? 
» Secretos para tener un emprendimiento exitoso 
» Ventajas y desafíos de emprender en México 

 

 

Cualquier trabajo tiene momentos de tensión cuando se aproximan fechas límites, eventos importantes o hay reuniones con clientes. Del mismo modo un nuevo proyecto tiene ciertas situaciones que pueden poner a prueba la relación con la persona que trabajas. Por eso, antes de elegir al candidato a ser tu mano derecha, es mejor que tengas lo siguiente presente:

 

1. ¿Por qué necesito un socio para emprender?

Es vital que te hagas esta pregunta, por el simple hecho de que tal vez te ayude a darte cuenta de que no lo necesitas, y que simplemente lo quieres porque te da miedo lanzarte solo. Si no es el caso, al hacerte ésta pregunta descubrirás el verdadero motivo y lo tendrás siempre presente cuando quieras matar a tu socio y mandar todo por la borda.

 

2. ¿Tiene las fortalezas y habilidades que yo carezco?

La idea no es que busques a tu reflejo. Para eso ya estás tú y vas a aportar un 50% con todo lo que sabes hacer. Lo preferible es que a la hora de hacer el “casting” para buscar a tu socio te concentres en que tenga esas habilidades en las que no te consideras necesariamente un experto. Por ejemplo si no te gustan los números, inclínate por alguien que sí sepa de esto. Al tener perfiles distintos se asegurarán poder complementarse y trabajar mejor, mediante la división de tareas y responsabilidades acorde a lo que mejor hace cada uno.

 

3. ¿Hacia qué objetivos y metas se dirigirá cada uno?

Si bien el principal objetivo será trabajar para que el proyecto sea exitoso, cada uno debe tener sub objetivos o metas que deberá cumplir en un plazo de tiempo. Para ello deberán determinar de manera clara y formal qué se espera de cada uno y cuál es la responsabilidad que tendrán y a la que se deberán comprometer.

 

4. ¿Estoy dispuesto a escuchar nuevas ideas y estrategias?

Parte del “encanto” de buscar un socio distinto a ti es que ponga sobre la mesa nuevas ideas que tal vez no se te ocurrieron pero puedan ser efectivas. Pero para ello debes partir de la base de que quieres a una persona activa y no pasiva. Eso implica estar dispuesto a escucharlo y a que proponga estrategias distintas a las tuyas para alcanzar los objetivos. Pueden coincidir en la meta pero no es necesario que piensen igual en cómo llegar a ésta.

 

5. ¿Alguien conocido o alguien nuevo?

Muchas veces las primeras opciones que se nos ocurren son personas conocidas como familiares y amigos. Pero es un arma de doble filo porque si bien pueden tener mucho en común y la absoluta confianza, no sabes cómo son trabajando. De repente son super responsables y se comprometen, o tal vez no, y no querrás que los problemas de trabajo afecten y se trasladen a los círculos que comparten.

Si estos tips aún no son suficientes y necesitas más ayuda con la búsqueda puedes visitar diversos proyectos en línea que tienen la intención de ayudar a los emprendedores a encontrar al socio ideal:

--> Cofounderslab

--> Founders2be

--> Starterpad

--> Startupweekend


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.