text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desarrollan un detergente biodegradable y que no necesita enjuague

      
<p>Un grupo de empresarios jaliscienses diseñó un <strong>detergente líquido</strong> que <strong>no solo es biodegradable sino que tiene la particularidad de evitar el proceso de enjuague</strong>, por lo que el daño al ambiente es menor. Este <strong>jabón exclusivo para lavadoras</strong> deja las prendas con un efecto similar a cuando se emplea un suavizante, con la ventaja de disminuir la cantidad de químicos que interactúan con la ropa.</p><p><br/>La idea original de la <strong>compañía Newen</strong> fue reducir a la mitad el tiempo y agua que una persona emplea para lavar su ropa. Además, con este desarrollo científico se logra <strong>beneficiar al medio ambiente</strong>, ya que al no contener los químicos de un jabón tradicional,<strong> se evita contaminar el agua</strong>.</p><p><br/>La compañía, ubicada en Guadalajara, está conformada por tres socios: Humberto Ramos, Alfonso González y Ulises Navarro, y parte de la innovación de su producto es que <strong>utiliza una menor cantidad de detergente al lavar</strong>, por ello la presentación comercial de <strong>un cuarto de litro es suficiente para 25 cargas de ropa</strong>.</p><p><br/>Ulises Navarro, fundador de la empresa jalisciense, explicó químicamente el funcionamiento del jabón líquido: “Los detergentes normales tienen un pH mayor a 10, lo que les da la propiedad de material alcalino, y cuando quedan residuos en la ropa y entran en contacto con el sudor, la piel se irrita; en cambio<strong> con el producto de Newen buscamos eliminar las cargas alcalinas y mantener un pH neutro</strong>”.</p><p><br/><strong>La alcalinidad es la responsable de que la ropa quede rugosa o acartonada</strong>. Para quitar esta condición se emplea un suavizante, el cual tiene la función de neutralizar las cargas alcalinas de la ropa. El biodetergente evita usar más químicos durante el lavado, y gracias a su fórmula deja la ropa lista para vestirla. Además <strong>reduce 73 por ciento la carga química en el agua</strong>, detalló el fundador de Newen.</p><p><br/>El biodetergente limpia igual que uno normal con la diferencia que <strong>evita el uso de químicos abrasivos, es biodegradable y no requiere enjuagarse</strong>. No tiene contraindicaciones, incluso si se agrega suavizante a la ropa después del lavado no ocurrirá ningún efecto secundario, porque la prenda ya estará libre de alcalinidad.<br/><br/>Por ahora, <strong>el nicho de mercado abarca lavanderías, tiendas ecológicas, fábricas y hospitales</strong>. La empresa de Jalisco tiene planeado formar vínculos con fabricantes nacionales de lavadoras e integrar un ciclo especial “newen” a las máquinas.</p>
Autor: Agencia ID  |  Fuente: Flickr

Un grupo de empresarios jaliscienses diseñó un detergente líquido que no solo es biodegradable sino que tiene la particularidad de evitar el proceso de enjuague, por lo que el daño al ambiente es menor. Este jabón exclusivo para lavadoras deja las prendas con un efecto similar a cuando se emplea un suavizante, con la ventaja de disminuir la cantidad de químicos que interactúan con la ropa.


La idea original de la compañía Newen fue reducir a la mitad el tiempo y agua que una persona emplea para lavar su ropa. Además, con este desarrollo científico se logra beneficiar al medio ambiente, ya que al no contener los químicos de un jabón tradicional, se evita contaminar el agua.


La compañía, ubicada en Guadalajara, está conformada por tres socios: Humberto Ramos, Alfonso González y Ulises Navarro, y parte de la innovación de su producto es que utiliza una menor cantidad de detergente al lavar, por ello la presentación comercial de un cuarto de litro es suficiente para 25 cargas de ropa.


Ulises Navarro, fundador de la empresa jalisciense, explicó químicamente el funcionamiento del jabón líquido: “Los detergentes normales tienen un pH mayor a 10, lo que les da la propiedad de material alcalino, y cuando quedan residuos en la ropa y entran en contacto con el sudor, la piel se irrita; en cambio con el producto de Newen buscamos eliminar las cargas alcalinas y mantener un pH neutro”.


La alcalinidad es la responsable de que la ropa quede rugosa o acartonada. Para quitar esta condición se emplea un suavizante, el cual tiene la función de neutralizar las cargas alcalinas de la ropa. El biodetergente evita usar más químicos durante el lavado, y gracias a su fórmula deja la ropa lista para vestirla. Además reduce 73 por ciento la carga química en el agua, detalló el fundador de Newen.


El biodetergente limpia igual que uno normal con la diferencia que evita el uso de químicos abrasivos, es biodegradable y no requiere enjuagarse. No tiene contraindicaciones, incluso si se agrega suavizante a la ropa después del lavado no ocurrirá ningún efecto secundario, porque la prenda ya estará libre de alcalinidad.

Por ahora, el nicho de mercado abarca lavanderías, tiendas ecológicas, fábricas y hospitales. La empresa de Jalisco tiene planeado formar vínculos con fabricantes nacionales de lavadoras e integrar un ciclo especial “newen” a las máquinas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.