text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Por qué es importante escuchar a nuestro reloj biológico?

      
<p style=text-align: justify;>El término<strong> reloj biológico</strong> no nos resulta para nada desconocido, sabemos que éste es capaz de indicarnos cuál es la mejor hora para levantarnos o comer, así como también qué momento del día es más adecuado para practicar actividad física. Pero lo que sí nos resulta hasta hora bastante misterioso es <strong>cómo funciona este reloj humano</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=El reloj biológico evolucionó de forma similar en todos los seres vivos href=https://noticias.universia.net.mx/ciencia-nn-tt/noticia/2012/05/17/932007/reloj-biologico-evoluciono-forma-similar-todos-seres-vivos.html>» <strong>El reloj biológico evolucionó de forma similar en todos los seres vivos</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Desfase entre reloj biológico y social es una amenaza real a la salud href=https://noticias.universia.net.mx/en-portada/noticia/2012/05/11/930075/desfase-reloj-biologico-social-es-amenaza-real-salud.html>» <strong>Desfase entre reloj biológico y social es una amenaza real a la salud</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Trabajo nocturno: una amenaza silenciosa para la salud href=https://noticias.universia.net.mx/ciencia-nn-tt/noticia/2014/05/27/1097517/trabajo-nocturno-amenaza-silenciosa-salud.html>» <strong>Trabajo nocturno: una amenaza silenciosa para la salud</strong></a> </p><p> </p><p> </p><p style=text-align: justify;>Especialistas en salud aseguran que éste provoca un sinfín de cambios en el organismo, por lo que es fundamental entender cómo trabaja para así poder estimular su funcionamiento. Esta interrogante llevó a un grupo de investigadores del <strong><a href=https://www.ifc.unam.mx/ rel=me nofollow>Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México</a></strong> a <strong>estudiar cómo actúan los genes en este reloj</strong>. </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Numerosas pruebas permitieron a Raúl Aguilar Roblero, científico que participó en la investigación, determinar que estos genes son capaces de establecer el instante en que actuarán ciertas hormonas del organismo para que luego se produzcan diversas funciones metabólicas.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Otras conclusiones a las que permitió llegar esta investigación es que los <strong>relojes biológicos se encuentran dispersos en todas las células del cuerpo</strong>. Además, participan en el engranaje genético que posibilita el consumo de azúcar, la reproducción ordenada de las células, entre otros procesos vitales.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Aguilar Roblero explicó que los humanos tienen días biológicos que rondan las 25 horas, el cual se aproxima a las 24 horas que tiene el día terrestre. Los especialistas coinciden en que si bien estos ritmos biológicos <strong>no resultan esenciales para la vida, sí lo son para la salud de cualquier individuo.</strong></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Muestra de ello es que las <strong>personas que trabajan en horarios rotativos o viajan demasiado tienen más probabilidades de padecer enfermedades</strong> como cáncer, deficiencias cardíacas, diabetes tipo II, infecciones, obesidad, entre otras. Asimismo, los especialistas agregan que una noche sin dormir o comer a destiempo puede traer consigo más riesgos de infecciones.   </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Finalmente, los científicos que participaron del estudio aseguran que este desfasaje de los ritmos biológicos se ha generado porque la población mundial ha adoptado hábitos que resultan bastante perjudiciales para la salud, como por ejemplo: comer fuera de horarios, estar demasiado expuesto a la luz eléctrica, entre otros.</p>
Autor: Nafracendrers  |  Fuente: Flickr

El término reloj biológico no nos resulta para nada desconocido, sabemos que éste es capaz de indicarnos cuál es la mejor hora para levantarnos o comer, así como también qué momento del día es más adecuado para practicar actividad física. Pero lo que sí nos resulta hasta hora bastante misterioso es cómo funciona este reloj humano.

 

Lee también
» El reloj biológico evolucionó de forma similar en todos los seres vivos
» Desfase entre reloj biológico y social es una amenaza real a la salud
» Trabajo nocturno: una amenaza silenciosa para la salud 

 

 

Especialistas en salud aseguran que éste provoca un sinfín de cambios en el organismo, por lo que es fundamental entender cómo trabaja para así poder estimular su funcionamiento. Esta interrogante llevó a un grupo de investigadores del Instituto de Fisiología Celular de la Universidad Nacional Autónoma de México a estudiar cómo actúan los genes en este reloj

 

Numerosas pruebas permitieron a Raúl Aguilar Roblero, científico que participó en la investigación, determinar que estos genes son capaces de establecer el instante en que actuarán ciertas hormonas del organismo para que luego se produzcan diversas funciones metabólicas.

 

Otras conclusiones a las que permitió llegar esta investigación es que los relojes biológicos se encuentran dispersos en todas las células del cuerpo. Además, participan en el engranaje genético que posibilita el consumo de azúcar, la reproducción ordenada de las células, entre otros procesos vitales.

 

Aguilar Roblero explicó que los humanos tienen días biológicos que rondan las 25 horas, el cual se aproxima a las 24 horas que tiene el día terrestre. Los especialistas coinciden en que si bien estos ritmos biológicos no resultan esenciales para la vida, sí lo son para la salud de cualquier individuo.

 

Muestra de ello es que las personas que trabajan en horarios rotativos o viajan demasiado tienen más probabilidades de padecer enfermedades como cáncer, deficiencias cardíacas, diabetes tipo II, infecciones, obesidad, entre otras. Asimismo, los especialistas agregan que una noche sin dormir o comer a destiempo puede traer consigo más riesgos de infecciones.   

 

Finalmente, los científicos que participaron del estudio aseguran que este desfasaje de los ritmos biológicos se ha generado porque la población mundial ha adoptado hábitos que resultan bastante perjudiciales para la salud, como por ejemplo: comer fuera de horarios, estar demasiado expuesto a la luz eléctrica, entre otros.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.