text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El iPad tal vez no sea desbancado, pero tampoco se salvará de la competencia

      
El iPad tal vez no sea desbancado, pero tampoco se salvará de la competencia
El iPad tal vez no sea desbancado, pero tampoco se salvará de la competencia
En días pasados, los expertos de la publicación Universia Knowledge@Wharton pusieron sobre la mesa la posibilidad de que, con el creciente interés por los tablets, el iPad pueda perder terreno frente a la competencia que diferentes compañías como Research in Motion (fabricantes de BlackBerry) y Barnes & Noble puedan significar para Apple.

Los profesores de Wharton y especialistas de otras instituciones reconocen que el mercado es lo bastante grande para tolerar incontables empresas, pero que nadie sabe a ciencia cierta si esos nuevos competidores tendrán la fórmula correcta del éxito en esta era de experimentación con diversos aparatos.
 
Sobre la estrategia y expectativa que generó el lanzamiento del iPad, Kendall Whitehouse, director de Nuevos Medios de Wharton, lo compara con lo que Apple hizo al poner en el mercado el iPhone: “crear un aparato popular, definiendo las características que el consumidor debe esperar de él; a continuación, viene la competencia intentando conquistar el mercado con aparatos propios”.

Whitehouse menciona lo que desde hace varios años ha pasado con los smartphones. Éstos “son un segmento abierto, por lo tanto permite la entrada de muchos fabricantes, y el tablet parece que va por el mismo camino”, por lo que, concluye que el iPad causó este mismo resultado cuando salió al mercado. De esta manera, el espacio para la competencia de los tablets, está abierto.
 
Con esta premisa, Universia se dio a la tarea de proponer un “tuitdebate”, utilizando la red social Twitter. A través de los hashtags  #TuitDebate y #UKW, se lanzaron varias ideas y preguntas a los “seguidores” de @UniversiaMex para averiguar si la iPad responde a la moda, es un aparato que da estatus o si verdaderamente ofrece las mejor opción del mercado.
 
En ese mismo sentido se puso sobre la mesa la existencia de otros gadgets como Blackberry PlayBook de Research in Motion, la Galaxy Tab de Samsung o el Streak o Inspiron Duo de Dell, y se debatió si éstos pondrían en riesgo la sólida posición que ahora tiene el iPad.
 
Al hablar sobre el éxito del iPad, algunos usuarios coincidieron en que se debe a que este gadget “es algo muy cool, muy útil para presentaciones, para tomar notas en conferencias; es práctica, sencilla y súper portable”, también lo atribuyen a “las funciones que cumple y el prestigio de la marca”. Además de lo anterior, hay quien considera que “su éxito se debe a su bajo precio (más barato incluso que algunas notebooks) y a sus presentaciones multimedia”.

Contrario a lo que dicen los amantes de Apple y de aquellos que han comprobado su funcionalidad, hay quien opina que esta tablet es moda: “iPad debe su éxito a la moda. Es una herramienta aún muy limitada, pero “fashion”. El propio iPhone 4 hace más que la iPad” o que “a final de cuentas es un objeto inservible, no tiene aplicación funcional a tu vida diaria” y “está diseñado para ser de moda, de alto confort, y más que una necesidad, es un lujo”.

Sobre la competencia y áreas de oportunidad de otros tablets, Saikat Chaudhuri, profesor de Gestión de Wharton, comenta que "no es demasiado tarde para otros tablets. Es posible competir con la tecnología y con la distribución existentes paralelamente al esfuerzo de cubrir toda la base instalada. Se puede competir también en un segmento de nicho, con tal de que él sea lo bastante grande para eso".

Respecto a las razones que pone en desventaja al iPad, Peter Fader, profesor de Marketing de Wharton, comenta que “hay muchas cosas que el iPad no hace". Él no dispone, por ejemplo, de soporte para multitareas y no funciona con Adobe Flash player, usado en las funciones de multimedia de muchas webs”.

Los “tuiteros” coinciden en que las características, además (o independientemente de la marca) son básicas. Opinan que “en lo personal me fijo mucho en las aplicaciones y funciones que tengan. Si la competencia ofrece más y mejores, las preferiría”. Muy probablemente estas “lagunas” pueden ser determinantes para elegir un tablet, algunos usuarios comentan que “optaría más por la Galaxy Tab o la PlayBook. Flash sigue siendo útil, además de cámara y puerto USB; esto no lo tienen iPad”.

El académico de Wharton, Saikat Chaudhuri, destaca que “si la competencia fuera capaz de llenar rápidamente las lagunas funcionales del iPad, ganará fuerza". Los seguidores de Universia en Twitter, coinciden con él indicando que “si Blackberry y Samsung fueran capaces de llenar los vacíos del iPad, habría competencia y beneficio del consumidor” y que “sin duda las apps de Apple son una de sus ventajas competitivas. Si logran igualarlo, le quitarían mucho poder al iPad”.

Chaudhuri dice que los próximos meses aclararán qué consumidores están comprando tablets y qué recursos encuentran más atractivos. "Las personas están habituadas a tener varios aparatos dependiendo de las circunstancias. El netbook no sustituyó al laptop, y el tablet puede no sustituir al netbook", asegura.

Algunos “tuiteros” coinciden con Chaudhuri y comentan que “cualquier smartphone o tablet son herramientas, la gente combina iPads y Blackberrys, Kindles y iPhones, es comodidad. Además, el fin de usar estos gadgets es ser productivo. Eso se resume en que cualquier smartphone o tablet es útil”.  

Con la batalla de las tablets, los especialistas creen que el mercado dará aún muchas vueltas y los usuarios que participaron en el “tuitdebate”, también creen que este mercado está abierto para la competencia.

Como dicen por ahí “el gusto se rompe en géneros” y lo importante será tener opciones de donde elegir: ya sea moda, utilidad, productividad, innovación o todas en un mismo gadget.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.