text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Apoyan alumnas de la Ibero a Consulado de México en NY

      

Las alumnas de psicología, Patricia Ruiz, Gabriela Silva, Rosalba González y Shira Smilovici; de comunicación, María José Céspedes y de ciencias sociales, Sofía Rodríguez, fueron quienes colaboraron este verano con el consulado, informó Alma Polo Velázquez, académica del Departamento de Psicología de la UIA.

Las estudiantes dieron atención psicológica a través de la ventanilla de salud mental, realizaron folletos informativos sobre depresión, alcoholismo, estrés postraumático y violencia doméstica, aplicaron encuestas para determinar los principales trastornos psicológicos de los migrantes y para detectar problemas en el servicio del consulado e implantaron un buzón de quejas.

De esta manera, la Universidad Iberoamericana continúa su trabajo de apoyo a migrantes en NY, mismo que lleva a cabo desde hace dos años, principalmente con estudiantes de psicología que deciden hacer su servicio social en el extranjero.

Polo Velázquez añadió que antes de lo hecho en el consulado, otros tres grupos -integrados en total por nueve alumnas- estuvieron en ese estado de la Unión Americana para colaborar con las instituciones: Unidad de Voluntarios de la Educación para los Adultos (UVEA), Adelante Alliance y Tepeyac.

En dichos lugares se brindó a los migrantes clases de alfabetización, de primaria y secundaria para adultos -se dieron en español las materias de ciencias sociales, ciencias naturales, escritura y lectura-, y se preparó a otros para la presentación del examen GED –para ingresar a preparatoria.

También impartieron clases de inglés básico, de computación y de reforzamiento del español –para los niños-. En el aspecto psicológico, efectuaron diversos talleres, uno para mujeres donde hablaban de temas como: violencia intrafamiliar y autoestima; y otro para niños de 11 a 14 años, con el fin de ayudarlos a evitar caer en conductas de agresividad o unirse a pandillas.

Al opinar sobre los beneficios de este apoyo brindado a los migrantes, la académica señaló que podría cambiar la percepción que se tiene de ellos en Estados Unidos, pues al demostrar su interés por aprender inglés, computación y acabar la primaria, poco a poco cambiarán el estereotipo de que son flojos, se unen a pandillas o viven aislados y sin integrarse a la cultura de EU.

Así, con la educación y orientación psicológica -como platicar de sus sentimientos, manejar los problemas y crear redes sociales-, se ha logrado sensibilizar a la población migrante de que ambas representan una oportunidad para su crecimiento y desarrollo, del cual está consciente la gente como demuestra su permanencia en esos lugares, concluyó la académica.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.