text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Destacan alternativas de explotación petrolera ante agotamiento de reservas de este recurso

      

Ante la inminente baja y agotamiento de reservas petroleras mexicanas, la exploración y desarrollo de campos de crudo y gas en aguas profundas del país constituye una vía importante para mantener los niveles de producción, la seguridad en el suministro de energía nacional y el mantenimiento de ingresos por exportación, señaló el doctor Mark Critchley, investigador de la Universidad de Aberdeen, Escocia.

Al participar en el Foro Nacional: México y la Energía, organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el académico del Colegio de Ciencias Físicas dijo que tanto México como el Reino Unido presentan una situación similar en cuanto a sus reservas de petróleo, aunque en el caso de nuestro país las reservas son superiores al ascender a cerca de 29 billones de barriles, mientras que en Gran Bretaña son de tan sólo 5 billones de barriles.

Durante la mesa de trabajo "Explotación del petróleo en aguas profundas ¿es el camino a seguir?", el investigador escocés recomendó realizar exploraciones con mucho cuidado y con perforaciones a cortas distancias para luego incrementarlas poco a poco, con el propósito de seleccionar los yacimientos más productivos que ofrecerán los ingresos más inmediatos.

Después de explicar que el desarrollo de campos en aguas profundas necesita aproximadamente 10 años para comenzar a operar, Mark Critchley expuso que la explotación de estos campos requieren de elevadas inversiones y que en el caso de México ascienden a alrededor de 80 billones de pesos.

Pero también se requieren de yacimientos grandes con una buena tasa de producción, así como de modelos económicos bien definidos para comparar las posibilidades de cada nuevo campo con la aplicación de nuevas tecnologías, abundó.

En el foro, el doctor Renán Báez Cantellano, director de Enlace con Sectores Productivos de la UAM, sostuvo que en la incorporación de reservas de hidrocarburos, dentro de una lógica de costo marginal, reducción de riesgo, tiempo y dominio de la tecnología deben considerarse las reservas adicionales en tierra, plataforma continental y en aguas profundas.

En este modelo de desarrollo, sin hablar de privatización, Petróleos Mexicanos tiene que considerar alianzas con empresas para acceder a nuevas tecnologías e impulsar el desarrollo tecnológico de universidades y centros de investigación nacionales, en colaboración con el Instituto Mexicano del Petróleo, dijo.

Báez Cantellano advirtió que las repercusiones económicas, sociales y políticas serían graves para el país si continúa la reducción petrolera, bajan las exportaciones y las divisas, así como una probable importación de petróleo.

Tras mencionar que es necesario incorporar nuevas fuentes de aprovisionamiento, aseguró que el Estado está obligado a definir una estrategia para el desarrollo de la industria petrolera que incorpore nuevas reservas de hidrocarburos y su explotación racional.

El doctor John Paterson, investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad de Aberdeen, indicó que en el aspecto legal es importante la definición de fronteras internacionales y establecer una regulación para el desarrollo de la explotación de campos petroleros en aguas profundas y su relación con el medio ambiente, la salud ocupacional y la seguridad de los trabajadores y técnicos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.