Noticias

Se presentó el catálogo digital de la Biblioteca Palafoxiana: Pasión, ciencias y sentires

      
Stella María González, directora de ADABI.
Stella María González, directora de ADABI.
Con la edición del catálogo digital de la Biblioteca Palafoxiana Pasión, ciencias y sentires, que resultó del proceso de investigación de más de cinco años y que fue realizado por 30 especialistas poblanos, podrán conocerse, consultarse y difundirse los manuscritos, pliegos sueltos y libros antiguos que conforman el archivo de la que es considerada por la Unesco como patrimonio Memoria del mundo.

Al mediodía de ayer, y teniendo como escenario a la propia Biblioteca Palafoxiana, el secretario de Cultura, Alejandro Eliseo Montiel Bonilla, y la directora de Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI), Stella María González Cicero, presentaron el disco interactivo que fue resultado del convenio de colaboración entre las dos instituciones, las que para el proyecto destinaron aproximadamente 2 millones de pesos.

“El catálogo es producto de la recuperación y la paciencia de los investigadores, quienes se adentraron en los acervos de la institución para conformar este archivo digital que será parte de la memoria del país”, destacó González Cicero, quien desde 2003 dirige los proyectos de ADABI, una asociación civil dedicada al rescate, la preservación, la valoración, la investigación, la difusión documental y bibliográfica en favor de organismos civiles, religiosos, municipales y otros.

Montiel Bonilla informó que el documento digital significa el primer catálogo completo realizado luego de los 365 años que tiene de existencia la Biblioteca Palafoxiana. “Si no existen estos archivos, no es posible saber qué se pierde”, enfatizó el funcionario, al expresar que con la publicación podrá conocerse parte del patrimonio de México.
 
Manifestó, además, que será ADABI la institución encargada de la distribución del disco interactivo, pero que organismos como las bibliotecas, las universidades y los centros de investigación públicos contarán con uno de los 3 mil ejemplares que forman parte de este primer tiraje.

Durante dicha presentación, especialistas que formaron parte del proyecto platicaron acerca de los valiosos documentos que resguarda la que es considerada como la primera biblioteca pública de México y de América Latina.

Elvia Carreño Velázquez, directora del departamento de Bibliotecas y libro antiguo de ese organismo, explicó que con la publicación del nuevo catálogo de la Biblioteca Palafoxiana “se permite el acceso a la cultura y, sobre todo, se hace del conocimiento público parte de la historia de la letra impresa”.

Indicó que los acervos pueden dividirse en tres grandes grupos: los manuscritos, que suman 5 mil 345, los 45 mil 58 libros antiguos y los 3 mil 23 pliegos sueltos, los cuales permiten conocer que en el inmueble no sólo se resguardan obras universales, sino documentos con temas comunes.

“Los pliegos sueltos son un filón de textos que contribuyen a conocer la vida cotidiana de México de los siglos XVII al XIX”, expresó Elvia Carreño. La importancia de los documentos radica en que se trata de “impresiones efímeras”; es decir, publicaciones que funcionaban como los medios de comunicación inmediatos de la época: a través de ellos se daban a conocer las noticias, poesías, relatos, anuncios y temas diversos, como el que lleva por título “Del hombre que por leer se quedó ciego”.

Los impresos estaban redactados con un lenguaje sencillo y cotidiano, por lo que diversos sectores de la sociedad podían acceder a la imprenta para su publicación. “Este archivo en particular es un caleidoscopio de expresiones en el que se deja memoria a través de la impresión”, definió la investigadora.

Por último, destacó que el material de consulta será un estímulo para que más investigadores se acerquen de otra manera al archivo y, sobre todo, que cualquier persona interesada podrá tener acceso sin reservas a la Biblioteca Palafoxiana.

Por su parte, Jesús Joel Peña Espinosa, historiador de las universidades Pontificia de México y de la Autónoma de Puebla, expresó que el catálogo digital viene a resumir varios intentos de clasificación que se han registrado a lo largo de la historia: el que comenzó con el cura Juan de Larios, quien regaló los primeros libros del acervo, el que continuó con Juan de Palafox y Mendoza, benefactor y fundador de la biblioteca, las reformas del obispo de Puebla Francisco Fabián y Fuero en el siglo XVIII, los cambios que hubo en la época de liberalismo mexicano y el abandono de más de 70 años que sufrió el acervo durante el siglo XX.

“El catálogo es un intento por las instituciones para socializar la cultura, ahora falta que los ciudadanos se interesen”
, expresó el también investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, quien señaló además que el documento digital da la oportunidad para que el acervo de la biblioteca deje la restricción y el aspecto elitista que se le ha dado al conocimiento.

Por su parte, para el profesor del Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, Rolando Neri Vela, el archivo Pasión, ciencias y sentires es un recurso invaluable para la consulta y el conocimiento de diversas materias: geografía, historia eclesiástica, pastoral, dogmática, literatura latina, italiana y litúrgica, entre otras.

“Ahora los nueve incunables y los siete impresos mexicanos editados por los primeros talleres del siglo XVI ya podrán ser consultados tanto por los investigadores como por los curiosos”, finalizó el historiador.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.