Thursday :: 23 / 10 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

Tecnología para los problemas de zonas urbanas

Irving Wladawsky-Berger, consultor de IBM, estuvo en el ITESO para impartir una conferencia sobre los retos del desarrollo de tecnología como una solución a los problemas de las zonas urbanas, como la falta de servicios, seguridad pública, medio ambiente y crisis financieras


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

El impacto de los problemas urbanos se refleja en datos como los siguientes: varios países del mundo están perdiendo entre 40 y 70 por ciento de su energía eléctrica porque su infraestructura es obsoleta, las autopistas colapsadas en Estados Unidos suponen 4 mil 200 horas de trabajo perdidas y 9 mil millones de litros de gasolina desperdiciados anualmente.

Este tipo de desafíos en las poblaciones urbanas se ha convertido en una oportunidad para desarrolladores de tecnología, explica Irving Wladawsky-Berger, consultor de IBM, quien estuvo el lunes pasado en la universidad para impartir su conferencia “Ciudades Inteligentes”, en el marco de los Eventos Tecnológicos ITESO 2010.

El especialista habló del impacto de la inteligencia en la manera como funciona el mundo. Explicó que cada vez está más instrumentalizado, es decir, se están implantando sensores en todos los ámbitos: infraestructura hidráulica, automóviles, autopistas, cámaras en centros urbanos, en el ganado y en la medicina, entre otros ámbitos. En segundo lugar, añadió, el mundo está más interconectado a través de Internet.

A decir de Wladawsky-Berger, la ganancia de tener un mundo instrumentalizado e interconectado es el acceso a la información: “(Porque) puedes analizar toda la información a la que tienes acceso en tiempo real y traducirla en algo que le llamamos inteligencia […]. Sin información uno no puede hacer decisiones inteligentes, uno tiene que hacer decisiones por intuición, es bueno, pero es mucho mejor cuando la institución está basada en información concreta”, puntualizó.

Actualmente el experto participa como asesor en el programa Smart Planet de IBM, una serie proyectos a escala internacional para solucionar problemas urbanos, basados en la tecnología, la ciencia y la información.

“Los problemas de las zonas urbanas son tan nuevos que el talento que sabe cómo formalizarlos y atacarlos no existe, ese es nuestro reto principal: cómo desarrollar talentos nuevos”, opinó en entrevista el consultor en tecnología.

Los problemas que refiere están concentrados en el estudio de las ciudades, pues a partir de 2007, por primera vez en la historia, la mayoría de la población vivía en ciudades y para 2050 se prevé que toda sea urbana.

Estas cifras son las que explican el surgimiento de situaciones como las crisis financieras, el cambio climático, las dificultades en el suministro de alimentos, la falta de servicios de salud pública, entre muchos más. Sin embargo, la propuesta que hace Wladawsky-Berger es aplicar la ciencia y la tecnología para solucionarlo, con esto “uno está convirtiendo un problema que era político, por falta de información, a un problema, ahora, de decisiones racionales, porque está basado en la tecnología, la ingeniería, (pensado como parte de) un sistema”.

Un ejemplo es lo que ocurre en el tema de movilidad. El consultor enfatizó que es necesario considerar las relaciones existentes en el sistema completo y en todos los demás sistemas involucrados, no se puede pensar por separado resolver el transporte público y la infraestructura para automóviles: “(hay que) pensar la ciudad como un sistema de sistemas”, sintetizó.

Entre los datos publicados en el sitio de IBM sobre Smart Planet (http://www.ibm.com/smarterplanet/us/en/) describen que en Estocolmo implementaron un sistema de peajes basado en el flujo de vehículos que entran y salen de la ciudad; ha reducido el tráfico en 20 por ciento, el tiempo de espera en 25 por ciento y recortó las emisiones contaminantes en 12 por ciento. En Singapur, los controladores reciben información en tiempo real gracias a unos sensores para modelar y predecir escenarios de tráfico con una precisión de 90 ciento. Y en Kyoto, los planificadores urbanos simulan situaciones de tráfico a gran escala en las que se implican millones de vehículos para analizar el impacto urbano.

“Todo esto es posible porque las ciudades pueden infundir inteligencia en sus sistemas de transporte completos (calles, puentes, intersecciones, señales, semáforos y peajes) que pueden estar interconectados y ser más inteligentes”, definen.

Antes de concluir su presentación, Irving se dirigió a los estudiantes y les aconsejo: Lo más importante para atacar estos problemas es el talento multidisciplinar, necesitamos que no sólo sean científicos o ingenieros clásicos magníficos, sino que también se sientan confortables trabajando en el mercado donde están estos problemas”.


Fuente: Con información del ITESO





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad