Wednesday :: 23 / 04 / 2014

Además BLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROS MAPA DEL SITIO

Noticia

Imperativo, implementar políticas educativas y laborales con perspectivas de género en México

Sostuvo Rosaura Ruiz, secretaria de Desarrollo Institucional, al inaugurar el II ciclo de conferencias Mujer Ciencia UNAM


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

En México es imperativo impulsar una modernización que permita la implementación de políticas educativas y laborales con perspectiva de género, aseguró Rosaura Ruiz Gutiérrez, secretaria de Desarrollo Institucional, al inaugurar el II ciclo de conferencias Mujer Ciencia UNAM.

Dijo que al mismo tiempo que se busca atacar y abolir los estereotipos que obstaculizan el desarrollo de las mujeres en las ciencias exactas y la tecnología, es "urgente tomar medidas de frente al futuro, a través de la concepción y puesta en marcha de estrategias para atraer al sector femenino a estos campos académicos".

En el encuentro, organizado por el Colegio de Académicas Universitarias (CAU) y el grupo Mujer Ciencia UNAM, Rosaura Ruiz advirtió que las instituciones de educación superior del país, y las empresas públicas y privadas que dan empleo a científicos, carecen de programas o planes que concilien la vida personal, familiar, profesional y laboral de las mujeres para lograr la igualdad entre ambos sexos.

Aceptar la falta de equidad, investigar sus causas, medir su impacto socioeconómico y tomar las medidas necesarias para su resolución significa enriquecer la ciencia, al emplear su creatividad y mejorar la calidad de vida de las personas, considerando las necesidades de todos y todas.

El desequilibrio en el acceso a la educación científica y tecnológica, la participación femenina minoritaria en puestos de gestión y de decisión en el nivel superior, las barreras institucionales y culturales que impiden su desarrollo en el ámbito académico son, entre muchos otros, problemas de urgente atención para avanzar en la construcción de la igualdad.

Informó que en las últimas décadas el porcentaje de mujeres en educación superior en México se ha incrementado de manera significativa, al igual que su participación en la investigación científica. Mientras que en 1984, sólo 283 pertenecían al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), para 2005 ya se registraban 3 mil 322 científicas.

Reveló que otro indicador de falta de equidad de género en el país es el de la distribución por áreas de conocimiento de la matrícula femenina en las universidades. Las ciencias sociales y humanas no sólo reúnen la mayor concentración de ellas sino que éstas se han convertido en mayoría, en contraste con las ingenierías y ciencias físico-matemáticas, que registran poca participación.

Aún cuando este sector iguale o rebase la matrícula masculina en diversas áreas, muchas de ellas abandonan la carrera profesional en alguna etapa, por lo que se pierden investigadoras valiosas para la ciencia mexicana.

En su oportunidad, Olga Bustos, presidenta del CAU, resaltó la incorporación del sector femenino en las instituciones de educación superior del país en las últimas tres décadas, al pasar de 17 por ciento en 1969 a casi 50 en el ciclo 1999-2000.

En el Auditorio de la Torre de Ingeniería, refirió que aunque la mitad de la matrícula en este nivel está integrada por mujeres y la otra por hombres, persisten las carreras masculinas y femeninas. Por ejemplo, en el área de las humanidades el segundo grupo ocupa el 66 por ciento, pero en las agropecuarias sólo el 27.

No obstante, también se han "feminizado" algunas áreas del conocimiento, como ciencias de la salud, que mientras en la década de los 80 había mayor cantidad de hombres, para 2001-2003 acudieron más mujeres.

En la UNAM aproximadamente 40 por ciento de la planta académica son mujeres y el resto, hombres. Aunque hay serias diferencias por áreas, ya que mientras en el subsistema de la Investigación Científica sólo 33 por ciento es femenino, en humanidades el 48 por ciento es masculino.

Por último, Lena Ruiz Azuara, presidenta del Grupo Mujer Ciencia UNAM, explicó que esta asociación busca fomentar la creación de políticas científicas con una perspectiva de género que contribuyan al desarrollo de la ciencia en el país.

Asimismo, pretende analizar la problemática de las mujeres que realizan ciencia en búsqueda de soluciones conjuntas; aumentar la difusión de las actividades de investigación realizadas por las científicas mexicanas, identificar los problemas y proponer soluciones a aquellos que enfrentan las jóvenes que inician una carrera científica.

También colaborar en la creación de una base de datos de investigadoras nacionales y latinoamericanas tanto en ciencias exactas como sociales; y sobre todo crear espacios para que ellas discutan y participen en el diseño de políticas que contribuyan al desarrollo de la ciencia en México, con una perspectiva de género.


Fuente: UNAM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad