Friday :: 28 / 11 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

La peregrinación de los musulmanes a La Meca

El sentido de esta histórica peregrinación


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

El Hajj, o la Peregrinación a la Meca, es el cuarto pilar del Islam junto con los otros cinco: la profesión de fe (declaración de que no hay más dios que Dios y de que Muhámmad es Su enviado), la azalá (oración mañana, mediodía, tarde, caída de la noche y noche) el azaque (la limosna) o el ayuno (en el mes de Ramadán).

En árabe 'hajj' quiere decir 'encaminarse a un sitio para hacer una visita' que, en este caso, es a la Casa de Dios que está en la ciudad árabe de la Meca: el Templo del Cubo, la Caaba. La Peregrinación Mayor a la Meca conmemora estas fechas, entre el 8 y el 13 del decimosegundo mes lunar Thul-Hujja (este año 1426) después de la Hégira.

La Peregrinación consiste en distintas celebraciones realizadas en el marco de 15 días, y es para los musulmanes la fiesta más importante de su calendario, llamada "fiesta del sacrificio". Para los musulmanes el sacrificio que Dios le pide a Abraham no es el de su hijo Isaac (hijo de su esposa Sara) sino el de Ismael (hijo de la esclava Agar), padre de los pueblos árabes. Para los musulmanes quien muere en esta peregrinación tiene asegurado el ingreso inmediato al paraíso.

Una vez en la vida los musulmanes tienen que realizar esta peregrinación pero sólo pueden realizarla quienes posean ciertos requisitos: ser adulto, estar en buen estado físico y mental, contar con dinero para financiar el viaje y dejar dinero para la manutención de su familia mientras esté ausente. La mujer puede realizarla solamente con el permiso de su marido y debe ser acompañada por él o estar bajo la protección de un acompañante.El musulmán puede también delegar a otro creyente a que haga esta peregrinación en su lugar si es que algo se lo impide.

Si el creyente muere sin haberlo realizado permanece el delito del pecado que será tenido en cuenta en el día del juicio. Aún después de su muerte la peregrinación puede ser realizada por un sustituto. Él debe expresar su intención antes de morir y si lo omite, los suyos lo harán por un acto de piedad. Es por lo tanto esencial para su felicidad el poder realizarla.

La preparación para la peregrinación

Antes de llegar a la "tierra santa" (como llaman al lugar donde se encuentra propiamente la Ka?ba) los peregrinos deben cumplir con una serie de ritos que les permitirá presentarse en el santuario adecuadamente.

Para entrar en este estado de consagración se debe realizar la purificación; los hombres deben afeitarse, cortar sus cabellos y uñas y luego de haber realizado esto se pondrán unas vestimentas especiales para esta ocasión. Son dos piezas de tela blanca, una que va desde el ombligo hasta la rodilla y la otra cruzada alrededor del cuerpo cubriendo el hombro izquierdo, la espalda y el pecho, dejando el brazo derecho descubierto.

Por su parte, la mujer deberá usar una larga bata o toga desde la cabeza a los pies de color blanco, su cara será ocultada con un velo, pero éste no debe tocar su piel, lo único que debe quedar al descubierto son los ojos. Para ambos, los pies deberán estar al descubierto por lo que no se permite el uso de zapatos; sí pueden utilizarse sandalias.

El estado de consagración deberá durar hasta que se termine la peregrinación, no es permitido durante el mismo lavarse ni cortarse el pelo. Para finalizar este primer paso dirán la oración "Dios es lo más grande" (Alá Akbar) y después gritarán "Estamos a tu servicio, oh Dios" (Labbaika Allahuma labbaik) se repetirá muchas veces esto a lo largo de la peregrinación.

Umra (la primera parte de la peregrinación)

Consiste en dos ceremonias: 1- circunvolución y 2 corrida. Durante la primera ceremonia, los peregrinos entran en la mezquita por la puerta "Bab us salam" el primer paso o escalón lo deberán hacer con el pie derecho. Cruzando el patio a través del portal de "Bani shaiba" se dirigen a la Ka?ba, allí si no son impedidos por la muchedumbre podrán besar la piedra negra, o bien tocarla con la punta de su bastón o sino desde el lugar donde se encuentren hacer un gesto como si la estuvieran besando.

Luego moviéndose de izquierda a derecha harán siete circuitos a la Ka?ba, los tres primeros saltando y al comienzo de todos estos tocarán la piedra negra. Esto es algo que no todos pueden hacer por la cantidad de gente que se encuentra reunida, pero sí deben girar alrededor de la Ka?ba como ya esta descrito. Finalmente, abandonan la mezquita por la puerta "Bab us safa" para dirigirse al lugar donde deberán correr.

La segunda ceremonia se realiza inmediatamente después de la circunvolución entre dos montes llamados, "As- Safa y Al- Marwa", están situadas al Este de la gran mezquita. Los peregrinos deberán correr o saltar entre ellas siete veces. El camino está cubierto para protegerlos del sol. Después de la séptima vez finalizarán subiendo al monte Marwa donde queda completada la Umra. Durante todos estos actos hay diferentes oraciones y se recitan algunos versos del Corán. Permanecerán en la Meca en estado de consagración para la segunda parte.

Hajj (la segunda parte de la peregrinación)

Esta parte consiste en los siguientes ritos: el séptimo día comienza con un sermón en la mezquita, este será inmediatamente seguido por la oración del mediodía, luego se les dará a los peregrinos el programa con las actividades en las que deberán tomar parte. El octavo día, llamado día "que apaga la sed", la muchedumbre abandona la ciudad de la Meca y caminando, a camello, etc., deberá llegar a la ciudad de Mina. Allí se dirá la oración del mediodía, hay una costumbre antigua que algunos siguen realizando que es pasar la noche en Mina donde murió el profeta pero otros prefieren seguir camino hasta el monte Arafat.

En el noveno día, en este Monte, entre las doce del mediodía y la puesta del sol todos los peregrinos deberán estar ahí para presentarse delante del Señor, esta espera es llamada "wuquf". Es la parte más importante de la peregrinación, si alguno llegase a olvidar esta parte o llegase tarde, toda la peregrinación queda inválida. La mayor parte del tiempo, el musulmán estará ocupado en la lectura de dos libros que leerá el jefe de la Meca desde una plataforma sobre la colina. Antes de que oscurezca comienzan otras actividades, los peregrinos deberán ir a otro valle llamado Muzdalifa a medio camino entre Arafat y Mina. Pasarán la noche en vigilia, a la mañana siguiente tendrán nuevamente la espera "wuquf" y la lectura "khutba".

Durante el décimo día, muy temprano por la mañana los peregrinos viajarán a Mina, parte del camino deberán hacerlo otra vez corriendo. Cada uno juntará a lo largo del camino 70 pequeñas piedras. Cuando los peregrinos llegan a una empinada pendiente pasan una columna que tiene una especie de fuente llamada "jamrat ul?aqaba", formada ésta por tres pilares. Una vez en Mina arrojarán siete piedras a este lugar, la acción es acompañada por la oración "En el nombre de Dios, el más grande" esto es como si apedrearan a Satanás.

La peregrinación va llegando a su fin pero para que quede completa todavía falta una ceremonia muy importante; "el sacrificio de animales" Esta fiesta es celebrada no sólo para aquellos que han participado en la peregrinación sino que es una fiesta que une a los musulmanes de todas partes del mundo llamada "aid al adha". Después del sacrificio los hombres deberán afeitarse la cabeza y las mujeres peinarse modestamente sus cabellos.

Antes de retornar a sus lugares de orígenes estarán tres días de festejos. Cada día deberán ir tirando piedras de las que fueron traídas en el camino al lugar donde están los tres pilares, siete a cada pilar. Así se completarán las 70 que trajeron.







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad