Saturday :: 25 / 10 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia

Microorganismos purifican aguas residuales

Los microorganismos utilizados para limpiar el agua se reproducen solos, pero de una manera controlada


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF


Por Ricardo Cerón

Academia Mexicana de Ciencias

Frente a los elevados costos de operación que requiere una planta para el tratamiento de aguas residuales, el investigador mexicano Adalberto Noyola Robles desarrolló un proceso de purificación con microorganismos que no necesita energía eléctrica, el cual ha ingresado al mercado nacional e internacional con gran éxito.

De acuerdo con el científico del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), este sistema de tratamiento para aguas industriales y municipales ha sido vendido a importantes industrias del sector alimentario tanto en México como en varios países de Sudamérica.

En entrevista, el científico mexicano precisó que esta tecnología tiene varias ventajas con respecto a otras en su tipo, entre las que destaca el que su operación es muy económica, ya que no requiere de energía eléctrica, al no emplear aeradores (instrumentos para suministrar oxígeno).

Aunado a ello, dijo, los microorganismos utilizados para limpiar el agua se reproducen solos, pero de una manera controlada, "por lo tanto, hay menos residuos y biomasa excedente (lodo) que se deba desalojar, en comparación con los procesos aerobios, que tienen una reproducción mayor".

El investigador, cuyo desarrollo tecnológico se encuentra dentro de la lista de los Casos de Éxito de la Ciencia Mexicana, elaborada por la Academia Mexicana de Ciencias, recordó que este sistema lo comenzó a crear desde 1991, por lo que dicho invento cuenta ya con una patente.

Los buenos resultados que ha obtenido este sistema en el mercado comercial le han sorprendido al mismo científico, dado que asegura que en México "es muy raro que una tecnología desarrollada en un laboratorio universitario en México pueda llegar y tener buenas ventas en el mercado comercial".

Precisó que lo anterior fue posible gracias al apoyo, gestoría y promoción de este sistema por parte del Centro para la Innovación Tecnológica de la UNAM, dependencia que ya desapareció, pero que ayudó a varios científicos a poner sus desarrollos en el mercado.

Noyola Robles comentó que en la actualidad más de una decena de plantas con este tipo de tecnología están operando en el territorio nacional, además de haberse construido otras en Chile y Argentina a principios de esta década a solicitud de un par de compañías cerveceras de esas naciones.

En México, añadió, industrias importantes del sector de alimentos, como la cervecera Cuauhtémoc-Moctezuma y el grupo Bimbo, han solicitado este tipo de tecnologías para tratar sus aguas residuales, con el fin de que cumplan con las normas requeridas.

En cuanto a los gobiernos municipales que han solicitado este tipo de sistemas de tratamiento de agua, el investigador universitario lamentó que hasta el momento sean pocos, y no haya habido la posibilidad de aplicarlos a gran escala, dado que hasta el momento sólo en pequeños municipios de Morelos se han instalado plantas pequeñas.

El científico de la UNAM comentó que se han construido plantas pequeñas para las cabeceras municipales, en hoteles o casetas de cobro en autopistas, pero aún no se ha emprendido un trabajo de mayor tamaño donde se pueda recolectar una buena cantidad de las aguas residuales que genera un municipio.

"Puede ser útil para plantas más grandes, para ciudades. Aunque está tecnología no anaerobia ha incursionado muy bien en el sector industrial, en el municipal no. Entonces hay mucho por hacer para promocionarla, porque es muy aplicable, sobre todo en municipios con clima cálido por el tipo de microorganismos utilizados, por lo que podría ser una buena solución en las zonas costeras del país".

Noyola destacó que este tipo de sistema han tenido una muy buena demanda en la industria de alimentos, porque los microorganismos destruyen la contaminación orgánica que estas empresas generan, por lo que también podrían ser de gran utilidad en la industria petroquímica y farmacéutica.

El científico, quien informó que este proyecto de investigación fue financiado con recursos de la Organización de Estados Americanos, dijo que "el agua tratada con este proceso cumple con las normas para descargar a cuerpos de agua, en algunos casos se abre la posibilidad de reuso, por ejemplo, para llenado de lagos, lavado de autos, fuentes de ornato".

Noyola aseguró que en México hay capacidad de realizar proyectos de gran trascendencia como este tipo de desarrollos, ya que hay aproximadamente cuatro grupos que están activos en el tratamiento de aguas residuales que tienen presencia internacional y que se les ubica en el mapa, ya sea por publicaciones o por congresos internacionales.

"La tecnología para tratar aguas residuales es algo que está a nuestro alcance. Si fueran nuevos materiales o telecomunicaciones o la carrera espacial no tendríamos mucha oportunidad, porque nos llevan mucha ventaja y necesitaríamos grandes inversiones, pero la tecnología para reuso de agua está al alcance de nuestros conocimientos e infraestructura.

"Se puede decir que hay oportunidad y tenemos la capacidad de desarrollar esta tecnología y adaptarla a las necesidades de México, lo cual es muy importante, dado que el 70 por ciento del agua residual en el país no se está tratando".







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad