Friday :: 24 / 10 / 2014

AdemásBLOGS | CURSOS | ENCUESTAS | FOROSMAPA DEL SITIO

Noticia : cine

El cine porno mudo, un tesoro mexicano

Halladas en el sótano de un viejo cine, 30 cintas de los años 20 que se exhibían en los burdeles, son la reliquia mejor guardada de la Filmoteca de la UNAM


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

El cine porno mudo, un tesoro mexicano

El cine porno mudo, un tesoro mexicano

Las cintas, que son alrededor de 30, fueron descubiertas en el sótano de un viejo cine de la capital azteca y en mercados de antigüedades, y durante varios años se mantuvieron guardadas en las bóvedas de la mencionada filmoteca.

En el listado de películas se destacan títulos como Las muchachas, El sueño de Fray Vergazo, Las lesbianas calientes, Chema y Juana y Tortillas calientes. Todos estas filmaciones se exhibieron en lugares clandestinos, burdeles o en las denominadas  "casas de citas", donde se ejercía la prostitución a una clientela muy selecta.

En muchos casos, las referencias históricas sobre el material son mínimas, y no aparecen datos sobre el director ni el equipo de rodaje. Mientras que en otras grabaciones fueron firmadas con seudónimos que tenían doble sentido.

El crítico de cine Rafael Aviña, que se refiere a estas películas en su flamante libro Filmoteca de la UNAM: 50 años, explicó que las imágenes eran exhibidas a un público reducido y con cierto nivel de ingresos económicos, "porque para entrar se cobraban tres pesos, cuando en los cines se pagaba sólo uno".

El rodaje y proyección del cine pornográfico en México coincide, en muchos casos, con el movimiento cristiano en el país (1926-29), en el cual se enfrentaron en una guerra la Iglesia y el Gobierno. "La efervescencia religiosa estaba en su apogeo", explica el experto en cine. Aviña agregó que "el hecho de que exista este tipo de películas habla de una doble moral del ciudadano mexicano, de esta idea de la sexualidad clandestina".

"La películas pornográficas forman parte de un género fílmico, y representan a la cultura popular", añadió el crítico. En su opinión, "todo el cine popular es la mayor representación de la cultura, como lo fue la historieta en su momento. Y el cine porno también es parte de esta manifestación".

La primera y única vez que los cortometrajes porno de la Filmoteca fueron reproducidos al público fue en el Festival Internacional de Cine de Morelia hace unos años, en una función que comenzó a medianoche y que se realizó bajo el anuncio de un programa de cine erótico de la Filmoteca.


Fuente: Con información de america.infobae.com





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad