Noticias

Una historia de huevos

      

05/01/2005

Pareciera que para los creadores y dueños de Huevocartoon las cifras financieras no fueran su prioridad. Con facilidad evaden los temas relacionados con el dinero. "Eso se lo dejamos a mi papá, él cuida que no nos lo acabemos", comenta Rodolfo Rivapalacio, director creativo de la compañía que surgió en enero de 2002.

A diferencia de los cientos de proyectos que apostaron y perdieron en internet, Huevocartoon buscó desde sus orígenes ser un espacio creativo y de humor, y dejar la rentabilidad para un segundo plano. Sus fundadores así lo aseguran, pero es evidente que su concepto de animación, donde los personajes centrales son huevos, comienza a transformarse en un atractivo negocio mediante la venta de las licencias para explotar comercialmente las imágenes de la llamada "comunidad huevo".

En gran medida el responsable del despegue fue Tycoon Enterprise, compañía que se dedica al manejo y explotación de licencias internacionales y que cuenta en su portafolio con personajes como Los Simpson, Pokemon y Plaza Sésamo, entre otros. Tycoon decidió apostar por Huevocartoon apenas seis meses después del lanzamiento, cuando los personajes ganaban popularidad en la red mediante el intercambio de correos electrónicos.

De la mano de Arturo Czonstkowsky, el responsable en Tycoon del manejo de huevocartoon, rápidamente se comercializaron las licencias para plasmar las imágenes de los huevos en infinidad de artículos como tarjetas, playeras, llaveros, cuadernos y muñecos de peluche.

Czonstkowsky dice que actualmente trabajan con 17 licenciatarios que representan más de 30 productos diferentes de venta en México y ahora en países como España, Chile, Venezuela, Perú, Honduras y Guatemala.

La creciente popularidad llamó la atención de Sabritas, y en julio de 2003 la compañía lanzó la campaña de Doritos que utilizó imágenes de Huevocartoon. Czonstkowsky asegura que la campaña fue una de las más exitosas para Sabritas, que se reflejó en un aumento de 40 por ciento en las ventas de la botana. Ejecutivos del productor de snacks no estuvieron disponibles para corroborar los efectos de la estrategia.

Aunque en menor escala, Renault, el fabricante francés de autos, también utiliza imágenes de Huevocartoon en algunas de sus campañas publicitarias. Además Telcel, la empresa de telefonía celular más importante del país, firmó un acuerdo para incluir en su portafolio de logos personajes de Huevo Cartoon.

El proyecto en el que tienen puestas ahora sus esperanzas los hermanos Gabriel y Rodolfo Rivapalacio, Carlos Zepeda y Rodolfo Rivapalacio, padre, los socios y dueños de la empresa, es una película de animación cuya producción estará a cargo de Videocine, subsidiaria de Grupo Televisa, que estaría disponible comercialmente en marzo de 2006.

"Una película de huevos (el nombre del filme) nos dará una proyección internacional porque se traducirá en muchos idiomas y será distribuida a nivel mundial", explica Gabriel Rivapalacio.

Se estima que la película requerirá de aproximadamente 10 millones de pesos, recursos que provendrán de Videocine, del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y de la productora Elisa Salinas, tia de Ricardo Salinas, presidente de Televisión Azteca.

Los planes de Huevocartoon a mediano plazo incluyen desarrollar un estudio de animación, una serie de televisión, quizás otra película y seguir ampliando su católogo de personajes. Los recursos para todos los proyectos requieren dinero, y los dueños lo saben, aunque a veces no quieran hablar del tema. "Lo suyo es la creatividad, es un proyecto personal y del negocio el encargado es su papá", resume una persona cercana a la empresa.

Fuente: El Universal



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.