Noticias

5 trucos para contar una mala noticia en la empresa

      
Abre un diálogo profesional y racional para permitir que todo el mundo participe y comprenda la decisión
Abre un diálogo profesional y racional para permitir que todo el mundo participe y comprenda la decisión
  • Para ningún jefe o equipo es fácil dar o recibir malas noticias, por lo que se necesita cierta destreza e inteligencia emocional.
  • Estos trucos pueden ayudarte a mejorar tu comunicación en la empresa y plantearte cómo dar una mala noticia de la mejor manera posible.
  • En momentos complicados para una empresa es importante fomentar la unidad del equipo y la comunicación con transparencia.

Dar una mala noticia nunca es fácil, ya sea a un amigo, a un familiar… Pero esta difícil situación cobra mayor relevancia y preocupación cuando hay que hacerlo en el ámbito laboral, sobre todo, por las consecuencias o reacciones que pueden acompañar a este comunicado.

Ya seas un jefe o un empleado, la situación no es sencilla y lo mejor es no olvidar ciertas pautas de empatía y comunicación que pueden ayudar. Sobre todo, si se trata de un jefe que debe tomar una difícil decisión, como comunicar un despido o actuar ante la falta de profesionalidad de algunos de los miembros de su equipo.

Sea de un modo u otro, es importante recordar que la comunicación se va a producir en un ambiente laboral y profesional, que afecta a diversos miembros y escalas de una empresa, y que hay que hacerlo de forma correcta, sencilla y sincera.


Trucos para mejorar la forma de comunicar malas noticias


1. Tranquilidad

Ante todo, debe reinar la calma y no hay que dejarse llevar por emociones o dramatismos que hagan más complicado comunicar la mala noticia o asimilarla.

Es cuestión de mantener la mente fría, ser paciente y no precipitarse.


2. Franqueza

Es importante que cualquier tipo de comunicación, sobre todo, la que se trata de dar malas noticias, se haga de forma sincera, honesta y profesional.

No es conveniente ni ocultar información, ni maquillar hechos que conduzcan a malentendidos.


3. Racionalidad

Sobre todo, si se trata de un despido o dimisión, es importante permanecer sereno y no perder la compostura.

Puedes mantenerte firme en tu decisión y razones, pero comunícalas de forma profesional, con justificaciones lógicas, y sin dejarte llevar por tu temperamento o emociones.


4. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la que determina ciertas habilidades sociales y comunicativas, por lo que es un elemento importante a trabajar, en especial, si eres jefe o asumes el liderazgo de un equipo.


5. Diálogo

Aunque la decisión ya esté tomada y solo la estés comunicando o no dependa de ti el cambiar esa decisión debes permitir a los empleados que expresen su opinión y se cree un diálogo que facilite que asuman la mala noticia o, al menos, propongan alternativas que ellos consideren viables.

Cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal

Infografía: Cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal

Si estás pensando en cambiar de puesto o te salió una oferta laboral mejor, te presentamos 8 consejos sobre cómo dejar el trabajo en buenos términos.

Regístrate y descubre los mejores consejos para el mundo laboral



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.