Noticias

Las 5 ventajas de aplicar el Laissez-Faire en el trabajo

      
Liderar con libertad de acción supone tener una gran confianza y conocimiento de lo que es capaz de hacer el equipo de trabajo
Liderar con libertad de acción supone tener una gran confianza y conocimiento de lo que es capaz de hacer el equipo de trabajo
  • Laissez-faire o "dejad hacer" se puede aplicar en entornos laborales donde prima la confianza de equipo y la autonomía de cada miembro.
  • Este sistema de trabajo y liderazgo aportar ciertas ventajas y evita que en el equipo haya algún miembro que sea una figura pasiva.
  • La intervención mínima de los líderes implica que cada profesional cuente con los recursos e información necesarios para desarrollar sus tareas con éxito.

El liderazgo laissez-faire es una de las formas en las que algunos profesionales deciden coordinador sus equipos de trabajo y basar su metodología de trabajo en la intervención mínima.

Se trata de una forma de trabajar y liderar en la que prima la autonomía y libertad de cada empleado y donde no son compatibles los perfiles pasivos o los que esperan que les marquen todos los pasos que deben dar en su desarrollo profesional.

El liderazgo basado en “dejad hacer” es una de las formas de organizar equipos que supone grandes retos, contar con ciertos requisitos, pero que también supone la obtención de ciertos resultados más ventajosos y un entorno laboral dinámico, creativo y comprometido con la actividad.

¿Eres un líder nato?

Infografía: ¿Eres un líder nato?

Descubre cómo trabajar la capacidad de liderazgo puede mejorar el atractivo de tu perfil profesional.

Regístrate y descarga esta infografía gratuita

Requisitos para el liderazgo laissez-faire

  • Compromiso con los objetivos: Los trabajadores deben comprender y asimilar los propósitos a conseguir y tenerlos presentes en cada decisión.
  • Profesionales con las capacidades idóneas: Aparte de contar con los recursos necesarios, los trabajadores deberán ser profesionales creativos, con iniciativa, sin miedo a asumir riesgos y que sepan trabajar en equipo.
  • Confianza en el equipo: El equipo de trabajo debe ser una unidad en la que todos se sientan respaldados y donde reine la cooperación y el trabajo coordinado.

Ventajas del liderazgo laissez-faire

1. Empoderamiento y efectividad en las decisiones inmediatas

La capacidad y autonomía para dar respuestas y proponer soluciones hará que el equipo sea más exitoso ante momentos de crisis, entornos VICA o imprevistos ante los que sabrán cómo actuar con rapidez.

2. Afán de superación

El ambiente colaborativo y de confianza en el equipo permite que los trabajadores valoren más sus competencias y lo que pueden lograr con ello.

Cualquier buen profesional sentirá que este voto de confianza es la forma de dar el 100% de si mismo.

3. Omisión de figuras pasivas

Un liderazgo de este tipo hace incompatible la existencia de figuras pasivas y de empleados que no pongan todas sus capacidades e iniciativa para aportar resultados y ser productivos.

4. Liderazgo no paternalista

La intervención mínima empodera a cada trabajador y provoca que los equipos de trabajo trabajen por convicción y no bajo mandatos y directrices.

5. Sentimiento de pertenencia

La libertad de acción es un privilegio muy apreciado por los trabajadores, lo que hace que se sientan más unidos a su empresa y que se integren por completo en la cultura empresarial en la que operan.

La confianza mutua hace más sencillo el crear un clima laboral positivo, motivador y satisfactorio.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.