Noticias

¿Valorarán las empresas del futuro más el talento que la formación?

      
Las empresas deben facilitar la formación y evolución de sus plantillas
Las empresas deben facilitar la formación y evolución de sus plantillas
  • ¿A qué dan prioridad las empresas en su búsqueda de empleados? ¿Competencias o talento?
  • Arrojamos algo de luz sobre el empleo del futuro y la relevancia del talento para el desarrollo profesional.
  • ¿Las empresas del futuro estarán comprometidas con la formación de su plantilla o se decantarán por captar talento? ¿La retención de personal es un factor al que darán prioridad para ejercer los empleos del futuro?

Es el dilema actual en relación a la búsqueda de empleo y la manera de formar equipos de trabajo, saber si las empresas prefieren optar por reclutar profesionales con las habilidades más innovadoras o, por otro lado, prefieren invertir ese tiempo en formar a su plantilla y dotarla de mejores competencias.

Quizás la respuesta no se encuentre en ninguno de los dos extremos y lo ideal para las empresas del futuro será encontrar un equilibrio en la combinación de formación de plantilla y la captación de nuevo talento.

Al menos, y sirviendo como referencia a las empresas más tradicionales, compañías como Apple, Microsoft, Amazon o Facebook usan esta combinación para cubrir sus necesidades.

Las empresas más innovadoras continúan ampliando su equipo de trabajo con talento especializado en empleos del futuro, al mismo tiempo que actualizan los conocimientos de los empleados, tanto en el manejo de nuevas herramientas, como en habilidades blandas que les permita un mejor desarrollo profesional.

A partir de esto, se deben de tener en cuenta diversos factores para el éxito de la combinación y que este sistema responda a las necesidades de las empresas del futuro.

Fórmate en Recursos Humanos con estos cursos

Más información

Formación

Lo primero de todo es permitir que el trabajador acceda a una formación de calidad y que responda a las necesidades que debe cubrir.

Por tanto, lo mejor es que la propia compañía intervenga y gestione un plan formativo que permita a todos los empleados acceder a los recursos necesarios y, sobre todo, valorados por la empresa.

En este caso es muy útil la formación virtual, combinándola con prácticas en equipo y ejercicios más dinámicos.

Motivación

Comenzando por explicar a las plantillas la necesidad de que opten por ese aprendizaje adicional y se preparen para ejercer los empleos del futuro.

Si el trabajador va a invertir su tiempo, debe de valorar la oportunidad y comprometerse con ello.

También es bueno que está formación se integre por perfiles profesionales y equipos de trabajo, de manera que los empleados se muevan en un entorno que les motive y les invite a superarse.

¿Y por qué no crear talento propio?

Permitiendo a los empleados renovar sus habilidades, al mismo tiempo que se refuerzan las plantillas, captando nuevo talento que aporte una nueva visión y que la comparta con empleados comprometidos y formados por la propia empresa.

Como en casi todo, la solución para las empresas y los empleos del futuro pasan por la implicación y la heterogeneidad de los grupos, combinando la frescura de los nuevos talentos con el know-how de los empleados más veteranos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.