Noticias

¿Eres un adicto al trabajo? Descúbrelo con este artículo

      
Los horarios desproporcionados y la presión pueden desembocar en problemas de adicción
Los horarios desproporcionados y la presión pueden desembocar en problemas de adicción
  • Ser adicto al trabajo es una enfermedad peligrosa, igual que cualquier otro tipo de adicción, y con consecuencias negativas para la salud y la vida personal.
  • Mencionamos algunos de los rasgos propios de las personas que sufren adicción al trabajo.
  • Trabajar más de 12 horas diarias puede desembocar en una adicción y esconde algún problema personal.

Ser adicto al trabajo va más allá de sentirse continuamente preocupado por el trabajo o pendiente de lo que puede pasar. Eso encaja más con personas que no saben desconectar o tienen pensamientos obsesivos ante situaciones de estrés o de mucha preocupación.

La adicción al trabajo es cuando el empleo de una persona se convierte en su vía de escape y con la que se evade del resto de aspectos de su vida personal, familiar y social. Necesita estar en su puesto de trabajo como solución para calmar su ansiedad y el sentimiento de culpa.

Suele ser una adicción que cubre alguna deficiencia o problema psicológico, por lo que, como la mayoría de adicciones, esconde algo más que una necesidad obsesiva y compulsiva por trabajar y aislarse de lo que ocurre a su alrededor.

Es un problema difícil de detectar, pero más común en personas con personalidades inseguras, obsesivas, demasiado competitivas o que no saben gestionar los estados de estrés y presión con soltura.

También es cuestionable, según la cultura de cada país. Por ejemplo, se dan más casos en países como Japón, donde se exige mucha dedicación y esfuerzo al desarrollo profesional, por encima de la vida personal, y se acaba convirtiendo en una obsesión. En todos los casos, los adictos suelen presentar estos tipos de comportamiento:

  • No disfrutan de lo que hacen, o de lo que obtienen y trabajan de forma compulsiva y a contrarreloj.
  • Suelen ser personas solitarias que usan el trabajo como excusa para deshacerse de compromisos personales.
  • Presentan comportamientos inquietos y nerviosos si no están trabajando.
  • Renuncian al descanso y ven en su empleo la solución para llenar vacíos personales y sociales.
  • Son competitivos y no les gusta delegar el trabajo o coordinarse con el resto del equipo.
  • Son muy exigentes con ellos mismos, con sus compañeros y se sienten culpables si no rinden más o abarcan más tareas.

Para y reflexiona

Nadie duda de la importancia que tiene un empleo y el desarrollo de una carrera profesional, pero deben de ser compatibles con una vida sana, plena y estable.

Es importante ser capaz de autoanalizarnos y ver si estamos cayendo en comportamientos compulsivos y adictivos, como respuesta a otro tipo de problemas o preocupaciones.

Como todas las adicciones, es importante contar con apoyo profesional y modificar comportamientos y rutinas, de manera que nos sintamos mejor con nosotros mismos y desarrollemos habilidades que nos ayuden a enfrentarnos a los problemas y no a huir de ellos.

Enfoca tu esfuerzo en ser válido para tu empleo, pero también en pasar tiempo haciendo otras actividades y rodeado de personas que te ayuden a sentirte feliz y relajado.

No olvides que tu familia, amigos, e incluso tus propios compañeros de trabajo, pueden ser tu mejor apoyo para sentirse más sano y satisfecho.

Las carreras mejor pagadas en México

EBook: Las carreras mejor pagadas en México

¿No tienes claro qué carrera quieres estudiar? Estas son los 10 estudios mejor remunerados según el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Regístrate gratis y conoce las mejores ofertas formativas



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.