Noticias

4 formas de calmarte cuando te reúnes con tu supervisor

      
Aprende a controlar esos nervios que aparecen cada vez que tienes que reunirte con tu supervisor
Aprende a controlar esos nervios que aparecen cada vez que tienes que reunirte con tu supervisor
  • Enfrentarnos a un encuentro con nuestros superiores puede provocarnos gran nerviosismo.
  • Mantener la calma en todo momento es prioritario en cualquier tipo de encuentro.
  • Tu supervisor es ante todo un profesional así que háblale como tal y deja el miedo irracional a un lado.

Ha llegado el momento. Ese que llevas tanto tiempo intentando posponer y que siempre te pone los nervios de punta. No sabes por qué, ni siquiera se porta mal contigo y es considerado... Pero el simple hecho de saber que tienes que reunirte con tu supervisor te hace sentir angustia. ¿Quizás piensas que no estás preparado para un momento así? ¿Crees que no vas a dar la talla?

No tiene por qué ser una experiencia terrorífica para ti. Ya te lo hemos dicho, tu jefe es un profesional y debes respetarlo, pero el respeto y el miedo son dos cosas muy diferentes. Lo más probable es que él ni siquiera sepa que la idea de esa reunión te provoca ese estado de nervios. No te anticipes a lo que pueda ocurrir en ese encuentro y trata de relajarte.

Ya sabrás que ser hábil en la comunicación es una de las habilidades blandas más valoradas. Confía en ti, llevas trabajando en ellas todo este tiempo y hasta ahora no has fallado, ¿por qué ibas a hacerlo ahora? Por si sigues sin creer lo que te decimos hemos decidido darte unos pequeños tips para que te enfrentes a esa futura reunión de una forma un poco más relajada.

¿Quieres conocerlos? Esperamos que sean de ayuda.

1. Piensa en positivo

Sí, sabemos que suena muy fácil decirlo y que otra cosa muy distinta es conseguir hacerlo. ¿Pero pierdes algo por hacer la prueba? Antes de acudir a la reunión dedica unos momentos a pensar de esta forma "Me siento bien porque voy a darlo todo en esta reunión", "Mi jefe va a estar muy impresionado por lo que voy a proponerle".

Repitiéndote este tipo de frases casi como si fueran un mantra hará que te fuerces a entrar en esa dinámica positiva y te ayudará a transformar esos nervios en una gran cantidad de energía.

2. Preparate muy bien

No te centres solo en preparar la parte que te interesa de la reunión. Averigua en qué temas está centrado tu supervisor y prepáralos antes de ese encuentro. Así cuando os encontréis en la reunión podrás preguntarle acerca de alguna de esas cuestiones.

Sí, es cierto que es una reunión de trabajo pero también es una reunión de personas y eso ayudará a que el ambiente sea más relajado.

¿El jefe quieres ser tú?

Estudia un MBA

3. No pongas a tu jefe en un pedestal... Podría caerse

Sí, tu supervisor es un gran profesional y nadie duda de eso. Sin embargo el hecho de que tú tengas un concepto tan algo de él puede hacerte llevar decepciones innecesarias.

Si durante vuestro encuentro se muestra algo más seco de lo normal o está distraído puede que sea por cuestiones personales o de la empresa y no necesariamente por ti.

4. Cuando tengas dudas limítate a los hechos

No dejes que un momento de duda te haga perder la tranquilidad que has mostrado durante la reunión. Cuando dudes por un momento de lo que vas a decir céntrate en los datos que tienes a mano y plantea cuestiones sobre lo que ves sin aventurarte a hacer suposiciones.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.