Noticias

Preparar una oposición: ¿Cuándo es buena idea?

      
Opositar puede ser una gran idea si buscas estabilidad laboral
Opositar puede ser una gran idea si buscas estabilidad laboral
  • Buscar trabajo puede ser tedioso, pero hay quien considera que opositar puede serlo más aún.
  • Puedes combinar trabajo y oposiciones, pero solo si te organizas muy bien.
  • Estudiar para una buena oposición puede hacerte conseguir un trabajo para toda la vida.

Cuando terminamos la universidad lo más normal es que queramos buscar trabajo en seguida. Llevamos años sentados en nuestra silla estudiando materia tras materia.

Las clases nos han desgastado demasiado y tenemos la sensación de que no vamos a poder recuperar la capacidad de concentración nunca más... O más bien es que estamos cansados de gastar tantas horas de nuestra vida en estudiar sin una remuneración a cambio.

Sí, la posibilidad de tener dinero y la independencia que él ofrece son el principal atractivo que nos hace huir despavoridos cuando alguien menciona las oposiciones. ¿Volver a estudiar tantas horas al día para luego presentarme a un examen al que va tanta gente? ¡No estoy tan loco! O sí, todo depende de cómo se mire.

Lo cierto es que unas oposiciones no se pueden preparar si uno no desea realmente hacerlo. Puede parecer que simplemente se trata de volver a estudiar, sin embargo en este caso el compromiso debe ser bastante más serio.

No basta ya con estudiar la semana anterior y pasar el examen con la nota mínima. En este caso hablamos de un temario verdaderamente amplio y, sobre todo, de un resultado que no puede ser pobre. ¡Te estás jugando un empleo!

Sin embargo hay personas que desde que inician su carrera tienen claro que desean opositar. Hay empleos públicos a los que solo se accede de esa manera, y muchas personas quieren buscar una seguridad laboral desde el primer momento.

Quizás tampoco estén tan equivocados, al fin y al cabo no dejarán pasar demasiado tiempo entre el fin de su carrera y el estudiar de nuevo. Es una manera de no romper tanto el hábito de estudio.

Pero lo cierto es que se puede empezar a estudiar unas oposiciones en cualquier momento. Las convocatorias públicas no dependen de ti, así que si tienes claro cuál es a la que quieres optar simplemente empieza ya.

Todo el estudio que hayas adelantado por el momento será estudio que ya lleves avanzado cuando por fin salgan.

¿Estás buscando empleo?

Más info

Claro que también es habitual que la gente opte por opositar cuando ya lleva un tiempo en el mercado laboral. Experiencias en empresas que han terminado mal. Contratos fallidos. Trabajos temporales... O simplemente formar una familia y querer una seguridad económica.

Son muchos los factores que pueden hacer que alguien se decida a opositar después de un tiempo sin estudiar. ¿Tienen posibilidades de conseguir aprobar? Las mismas que cualquier otro.

Tanto los recién licenciados, como los que están trabajando y aún así estudian o como los que están desempleados y quieren un empleo fijo tienen exactamente las mismas posibilidades. Porque al fin y al cabo preparar una oposición es cuestión de organización.

Ya te lo hemos dicho, no puedes hacerlo de cualquier manera. Opositar es un "trabajo" que exige hacerse diariamente y en el que esforzarse.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.