Noticias

5 formas de cambiar un ambiente de trabajo tóxico

      
Algunas oficinas pueden parecer verdaderos infiernos
Algunas oficinas pueden parecer verdaderos infiernos  |  Fuente: Shutterstock
  • Estar cómodo en el lugar de trabajo es esencial para cuidar la salud física y emocional y mantener el nivel de productividad.
  • Los trabajadores deben procurar desempeñarse en espacios libres de problemas y conflictos.
  • No siempre es sencillo, pero los ambientes tóxicos pueden cambiarse.

¿Vas a tu trabajo sin ganas de hacerlo? ¿Te cuesta entrar a la oficina? ¿Al final de la jornada laboral sientes alivio por finalmente marcharte de la oficina? ¿Convivir con tus compañeros realmente se te hace imposible. Si es así, puede que estés inmerso en un espacio de trabajo tóxico.

La convivencia con diferentes personas no es sencilla. Algunas de ellas, mediante actitudes o comportamientos pueden afectar el desempeño de sus compañeros y, de este modo, afectar a toda la empresa.

El ambiente laboral es importante para todos los trabajadores, de este dependerá su salud emocional pero también su productividad. Debe ser un espacio donde la creatividad pueda fluir y las relaciones no afecten el normal desempeño de los profesionales. Es tarea de los empleadores garantizarlo, pero también de los trabajadores asegurarse de crear un ambiente propicio para el trabajo.

¿Qué hacer si esto ocurre? ¿Cómo los trabajadores pueden obtener un clima de trabajo más ameno y librarse de ese entorno tóxico? Existen 5 formas de resolver esta situación:

1) Evitar a los compañeros tóxicos

Cuando un trabajador reconoce que un compañero es tóxico para la oficina, lo mejor será evitar el contacto con este. De este modo, se aísla el problema y poco a poco su actitud cambiará, pues se identificará a sí mismo como el problema de toda la oficina.

2) Fomentar el diálogo

Tanto con los compañeros como con los superiores, es importante mantener un diálogo fluido y sincero que permita identificar concretamente los problemas del entorno y así empezar a solucionarlos.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

3) Concentrarse

Mantenerse concentrado en las propias actividades es una de las mejores formas de evitar los entornos dañinos. Esto no siempre es posible, pues cuando el ambiente no permite la concentración el trabajador no tiene mayores opciones, pero vale la pena intentarlo.

4) Evitar los chismes

Los rumores y chismes no hacen más que incrementar el mal clima laboral, por lo tanto, hay que evitar generarlos y transmitirlos. Incluso es recomendable intentar acallarlos si la oportunidad se presenta, e indicar a los compañeros que los inician que su actitud no es correcta.

5) Entender tus limitaciones

No siempre puedes salvar el día o ser el héroe de la oficina, sobre todo cuando no tienes la autoridad para hacerlo. Entenderlo te permitirá comenzar a concentrarte en tus habilidades y lograr que estas actitudes te molesten un poco menos. A fin de cuentas, es responsabilidad del empleador preocuparse por la salud de la empresa.

Es necesario que todos los trabajadores pongan de su parte para tener un clima laboral adecuado. Pero cuando esto no es posible y la cooperación no existe, quizá puede ser buen momento de pensar en cambiar de empleo y buscar un lugar más adecuado, donde realmente se pueda trabajar en armonía.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.