Noticias

¿Qué requisitos piden las empresas para un puesto de directivo?

      
La capacidad de negociación es importante a la hora de conseguir un balance de las necesidades y obligaciones de los empleados
La capacidad de negociación es importante a la hora de conseguir un balance de las necesidades y obligaciones de los empleados
  • Por lo general, tener un máster en administración de empresas es el requisito mínimo para un puesto ejecutivo.
  • En cuanto a habilidades, la capacidad de liderazgo y organización es un requisito fundamental.
  • Muchos directivos van escalando puestos durante años dentro de una misma empresa.

Los puestos de trabajo a nivel ejecutivo tienen los salarios más atractivos de toda la empresa, pero también los requisitos más altos para acceder a ellos. Su labor es coordinar las actividades de departamentos o de compañías enteras, establecer objetivos y determinar las estrategias adecuadas para alcanzarlos.

Otras de sus funciones habituales son dirigir las actividades financieras de la empresa, nombrar cargos de responsabilidad y analizar el rendimiento de la compañía. Asimismo, una de las tareas más complejas es quizás la de recortar gastos a través de los despidos.

Las responsabilidades de los directivos dependen en gran medida del tamaño de la organización y del puesto concreto que ocupan. No es lo mismo un director ejecutivo que un director financiero, de operaciones o de sostenibilidad.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Formación y habilidades

La mayoría de los profesionales al más alto nivel tienen un máster en Administración de empresas (MBA), así como carreras en administración pública, derecho o empresariales. Las cualificaciones varían según el rol y la industria, pero un MBA suele ser el requisito mínimo.

En cuanto a habilidades, la capacidad de liderazgo es un requisito fundamental, ya que entre sus funciones se encuentra la coordinación de equipos y materiales y la gestión del tiempo. Deben saber delegar tareas de manera eficaz, de modo que puedan concentrarse en la planificación y la estrategia mientras otros profesionales se ocupan de los detalles.

Tienen que gestionar el tiempo sabiamente para poder realizar varias tareas al mismo tiempo (bajo su propia dirección). Además, es básico que puedan analizar y elegir opciones en base a datos para luego comunicarlas a su equipo. La capacidad de negociación también es importante a la hora de conseguir un balance de las necesidades y obligaciones de los empleados.

Experiencia

Nadie se convierte en directivo de un día para otro: se necesita tiempo para conseguir las habilidades y la experiencia necesaria. La mayoría de los ejecutivos tienen decenas de años a sus espaldas de constante mejora. Aquellos que se esfuerzan y destacan en una compañía comienzan a ganar responsabilidades hasta ponerse al frente de un equipo. Eventualmente se convierten en directores de un departamento entero.

Muchos directivos van escalando puestos dentro de una misma empresa, desde el nivel más bajo hasta posiciones de responsabilidad. Sin embargo, algunas compañías prefieren contratar a candidatos cualificados de otras empresas.

Los profesionales al más alto nivel necesitan varias décadas de experiencia para entrar en el punto de mira de otras compañías. También se espera que tengan experiencia en una especialidad concreta. Los programas de formación que ofrecen las grandes empresas y las certificaciones pueden fomentar el avance hacia puestos superiores e incluso hasta la junta directiva de una multinacional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.