Noticias

La investigación para alcanzar los objetivos empresariales

      
La investigación para alcanzar los objetivos empresariales
La investigación para alcanzar los objetivos empresariales
  • Invertir en I+D+I ayudará a tu empresa a alcanzar los objetivos empresariales.

  • La investigación aporta soluciones para todas las áreas de negocio.

  • Es especialmente importante para el sector tecnológico, donde los productos han de ser innovadores.

Grandes y pequeñas compañías se enfrentan cada día a un mercado saturado y con alta competitividad. Se trata de un mundo globalizado donde es necesario diferenciarse de las demás empresas. Es en estos momentos de presión cuando las empresas se dan cuenta del valor de la investigación.

Para muchas no es solo la forma de mantener la rentabilidad, sino prácticamente una condición para sobrevivir en el mercado actual. La investigación, el desarrollo y la innovación (i+D+I) son, por tanto, un factor clave para alcanzar los objetivos empresariales.

Las estrategias I+D+I son herramientas que permiten lograr más beneficios con menos recursos. Un departamento de desarrollo eficiente puede suponer mayor rentabilidad y beneficios adicionales. Además, es la base del desarrollo de productos y servicios innovadores, así como de soluciones operativas a los problemas a los que se enfrentará la empresa en el futuro.

Una herramienta integral

La investigación no es un proceso paralelo aislado del trabajo del día a día: es una actividad integral para todas las áreas y departamentos. Su función es monitorizar los procesos y ofrecer soluciones a los problemas.

El departamento de I+D+I está siempre a la escucha de la información procedente de otras áreas del trabajo (compras, ventas, soporte de clientes, etc.). En cualquier área puede surgir un campo a investigar para resolver una situación nueva o desarrollar una idea que surja a partir de una acción cotidiana.

Encuentra trabajo en investigación y desarrollo

Más info

Desarrollar una buena estrategia de I+D+I

 Una buena estructura de investigación y desarrollo requiere una gran cantidad de datos, lógica y diferentes decisiones que tomar. La estrategia genera la visión y la misión de acuerdo a los objetivos de negocio. También identificará la tecnología requerida para mantener el crecimiento del negocio.

Esto lógicamente variará para las empresas que trabajen en diferentes sectores. Por ejemplo, las empresas tecnológicas necesitan esta herramienta para mantenerse por delante de la competencia. Es una parte esencial del éxito de la industria tecnológica en países como Alemania y Japón. En cambio, los productos químicos, aeroespaciales y electrónicos tienen más posibilidades de organizarse en torno a disciplinas científicas más clásicas.

El problema que se ve una y otra vez en las empresas es que la estrategia de innovación no ha sido desarrollada para alcanzar los objetivos empresariales. Existe un comportamiento intuitivo de cara a la innovación y la investigación no debería eliminarlo por completo. No obstante, un acercamiento sistemático proporciona una evaluación objetiva de las causas principales de los problemas que enfrenta la empresa y es la base de un plan de acción para avanzar.

En conclusión, la investigación permite a la empresa hacer frente a cualquier circunstancia que esté obstaculizando su rentabilidad, crecimiento y expansión. Con el mercado que existe hoy día, es la herramienta imprescindible para buscar la excelencia.

El I+D+I es clave para aumentar las ventas, ganar reputación, encontrar nuevas alianzas comerciales, mejorar la calidad o incluso atraer inversores externos. Además, la estrategia puede aportar también beneficios menos tangibles como un mayor conocimiento del mercado que se puede aplicar en el futuro.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.