Noticias

Consejos y advertencias para el inicio de la vida laboral

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Empezar a trabajar es toda una nueva y crucial etapa de la vida; y si recién has salido de la universidad, es conveniente entender que son dos mundos distintos.

¿BUSCAS EMPLEO? REGISTRA TU CV EN NUESTRO PORTAL 

Más info

A los jefes no los convencerás con excusas (como intentabas hacer con los profesores), ni podrás llegar tarde o quedarte en casa un día porque llueve y hace frío (como alguna vez hiciste cuando eras estudiante). ¿Por empezar a trabajar? Chequea algunos consejos y advertencias que te ayudarán a orientarte en esta nueva etapa.


4 consejos y advertencias para el inicio de la vida laboral


1 – No tendrás el trabajo soñado

La primera idea de la que hay que despojarse es la de que una vez egresados de la universidad tendremos el trabajo soñado. Esto es, simplemente, mentira; ya que aunque consigas un buen puesto de primera, de seguro el resto de tus compañeros te haga pagar “derecho de piso”.

No estamos hablando que debas permitir ningún tipo de maltrato o cuestión por el estilo
; pero seguro que si en algún momento hay una sobrecarga de tareas, el nuevo será el elegido para resolver lo que los demás no quieren hacer.

De plano esto te servirá para entender que no está bien sobrecargar a unos mientras otros están de lo más aliviados; y quizá el día que tu estés en una posición dominante no hagas lo mismo con quienes dependan de ti porque lo has “sufrido en carne propia”.


2 – Sé humilde


Un grave error que muchas veces cometen los jóvenes es pensar que tienen todo claro y que no tienen nada para aprender de los demás. Esto podría caerle muy mal a tus compañeros de trabajo, sobre todo si pasan los cuarenta años.

¿Así que además de tu titulación ya tienes un postgrado en el exterior? Esto está excelente, pero por favor no ostentes con tal cosa. Ni con nada. La humildad es una gran virtud en cualquier persona. Practícala.


3 – Pero deja en claro que sabes lo que estás haciendo


Aunque te muestres abierto a los consejos de los demás y no te estés jactando de lo que sabes, dejar en claro que sabes lo que estás haciendo hará que los demás te dejen de ver como “el pasante” que acaba de ingresar (aunque hayas conseguido el puesto fijo y ya lleves más de tres meses) a que empiecen a considerarte como un compañero referente de tu área.

Hazte ver por tu buen trabajo, sin exagerar ni caer jamás en la pedantería
.


4 – Lo que no sepas hacer, pregúntalo


Un estudio realizado por la Universidad de Harvard reveló que muchos trabajadores no piden consejos porque temen parecer incompetentes; incluso, los entrevistados aseguraron que preferirían buscar orientación afuera antes que pedírsela a un compañero. Esto es un grave error ya que si finalmente las cosas no salen bien se puede llegar a arruinar o entorpecer el trabajo de todo un equipo.

Pide ayuda siempre que no sepas hacer algo. Es completamente normal
que haya cuestiones que no sepas como resolver cuando entras a un trabajo, ya que la universidad puede aportarte mucho, pero hay cosas que solo las aprenderás cuando empieces a trabajar.

Ahora bien, también es importante que anotes las explicaciones (siempre es mejor que solo registrarlo mentalmente, por lo menos hasta naturalizar los procesos), ya que preguntar algunas veces está bien, pero consultar diez veces lo mismo ya no será positivo para tu imagen profesional.


Para terminar, podríamos agregar que es importante que abandones la “actitud de estudiante” y tomes una actitud profesional a la hora de comenzar a trabajar. Puedes tener jefes y compañeros “buena onda”; pero las excusas porque un trabajo no se hizo o las permanentes llegadas tarde no se toleran en un ambiente de trabajo. Tampoco les gustará saber de tu última parranda del fin de semana ni de las cuestiones más íntimas de tu vida personal.

Empezar a trabajar es toda una nueva etapa y como ya dijimos tiene sus propias reglas; y de entenderlas dependerá (en parte) tu progreso. No se trata de nada extraño ni difícil, solo de estar atento. ¡Buena suerte!




Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.