Noticias

5 aspectos que debes tener en claro antes de aceptar un trabajo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Antes de aceptar una oferta de trabajo necesitas saber, además de las condiciones del contrato, cómo será tu trabajo, qué se espera de ti y todas las cuestiones pertinentes a la relación laboral. Existen una serie de factores y cuestiones que es conveniente tratar antes de aceptar una oferta laboral. Descubre cuáles a continuación.


¿ESTÁS BUSCANDO TRABAJO? REGISTRA TU CV EN UNIVERSIA

Más info



5 aspectos que debes tener claros antes de aceptar un trabajo


1 – Sueldo, horarios, condiciones laborales

Sí, por muy raro que suene, hay empresas o consultoras que no tocan estos temas y aún cuando el candidato ya ha llegado hasta las últimas instancias del proceso, siguen sin dar mayores detalles del trabajo que realizarán.

Para decidir si aceptarás o no el trabajo ciertas cuestiones son clave; entre ellas, cuánto cobrarás, en qué condiciones trabajarás, a quien responderás y cuál será tu horario, entre otras fundamentales.


2 – ¿Qué posibilidades de crecimiento tienes?


Tal vez no sea una pregunta fácil de hacer en la entrevista, pero si estás en plan cambiar de trabajo porque en el que estas actualmente tienes pocas o nulas posibilidades de crecer, esto es algo que tienes que tener claro antes de “dar el sí” y mudarte de empresa.

Esto no tiene que ver necesariamente con el aspecto económico, sino con el crecimiento profesional en cuanto a desafíos, tareas o cargos que puedas alcanzar.


3 – ¿Qué otros beneficios ofrece la empresa?


Supongamos que en líneas generales el trabajo te gusta, te sirve y las condiciones te resultan ideales, pero en cuanto a la paga estás con ciertas dudas. Antes de descartar o aceptar la oferta,  analiza si puedes negociar otros beneficios.

No tiene por qué pasar por una cuestión económica: puedes negociar, por ejemplo, cierta flexibilidad en horarios, capacitación permanente en tu tarea, u otro tipo de beneficios sociales y laborales.


4 – ¿Qué nivel de autonomía tendrás?


Deberás saber qué tan independiente serás en tu trabajo, a quién deberás rendir cuentas cada día o en quién te podrás auxiliar si algo sale mal.

Todos los extremos son malos y en el ámbito laboral esto también se aplica, por tanto, busca un término medio. No es gratificante contar con un jefe que está todo el día observando tu trabajo, pero tampoco lo es tener un jefe que ni siquiera se acuerda que existes.

5 – ¿Qué reputación tiene la empresa?


Si conoces a alguien que trabaje o haya trabajado allí y tienes cierto nivel de confianza con la persona, no dudes en preguntarle acerca de la reputación de la empresa.

En general los reclutadores no cuentan los aspectos negativos de la organización. Si bien es completamente normal que todo no sea perfecto, existe un límite entre lo que querrás soportar y lo que no.

Si tu persona de confianza te cuenta cuestiones como que no suelen pagar horas extras, demoran las liquidaciones cada mes o el ambiente laboral es difícil, tendrás que pensar dos veces antes de enredarte en una relación laboral que puede llegar a ser muy compleja.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.