Noticias

Cómo sacar provecho de las críticas en el ámbito profesional

      
Fuente: Shutterstock

No hay nada más importante que ser uno mismo, pero hay que saber que no somos perfectos, nadie lo es. Por ello, es probable que a lo largo de nuestra vida recibamos críticas en todos los ámbitos, a las que podremos escuchar (si vale la pena) y hacer algo para cambiar lo que debemos cambiar o ignorarlas por completo.

El problema surge aquí cuando las críticas no vienen por parte de un familiar, amigo o ser querido, de quienes sí esperamos ayuda para crecer a nivel personal. ¿Qué pasa cuando nos critican en el trabajo? ¿Cómo reaccionar ante una queja perturbadora por parte de un jefe o compañero?

Si buscas un nuevo trabajo registra tu CV en el Portal de Empleo de Universia

Más info


Si bien es cierto que todos decimos que aceptamos sugerencias y correcciones, a la hora de la verdad nos molesta mucho que nos vengan a decir si estamos haciendo algo mal o tenemos una actitud que no resulta agradable. Esta suerte de autodefensa nos aleja de los demás y en el ámbito laboral puede ser muy perjudicial para nuestras relaciones en el trabajo.

De acuerdo a Paul Green, doctorando de la Universidad de Harvard, las críticas y comentarios negativos en el trabajo las solemos percibir como amenazas, lo que hace remodelar nuestro rol y nos impulsa a buscar otro equipo de trabajo, lo que puede llegar a ser muy contraproducente para la producción y para la empresa en sí misma.

Si bien es cierto que no todos los comentarios negativos tienen ánimos de ser un aporte (a veces solo se usan como reproches) hay que saber diferenciar de quién vienen. Si aceptamos la crítica del compañero o jefe, debemos intentar convertirla en algo positivo para nosotros para mejorar como profesionales.

Lo primero es aceptar que todos tenemos puntos flacos en los que debemos trabajar, incluso en lo laboral. Recibir bien una crítica y sacar provecho de ella puede ser una gran fuente de información y una herramienta para seguir creciendo.

Pensemos en las críticas (bien expresadas, por supuesto) como un espejo en el que podemos vernos reflejados. Este espejo brinda información sobre nosotros. Es necesario aceptarlas y preguntarse ¿Qué vemos allí que no nos gusta? ¿Qué podemos hacer para cambiar?

Otro paso es escuchar con atención lo que el otro tiene para decir y no pensar que nos está atacando. Considera su comentario como un aporte. Es vital demostrar disposición para aceptar las críticas y recordar que la otra persona solo está expresando su opinión, y tiene todo el derecho del mundo de hacerlo.

Por último, para sacar provecho de las críticas, debemos dejarnos aconsejar y pedir sugerencias a otras personas, incluso podemos preguntar a quién nos critica, cómo cree que podemos mejorar. Las sugerencias que obtengas no solo pueden servirte para mejorar tu desempeño en el trabajo, sino que también pueden ayudarte a convertirte en un ser más pleno.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.