Noticias

Cosas que NO debes hacer si quieres inspirar respeto en tu trabajo

      
Fuente: Shutterstock

El mercado laboral es cada vez más exigente y competitivo, por lo que es necesario contar con ciertas condiciones para poder triunfar en él. Los trabajadores de cualquier  empresa que deseen destacarse para poder tener más y mejores oportunidades de desarrollo, no solo deben contar con habilidades y conocimientos valiosos para el mercado, sino que también deben sostener un buen relacionamiento con sus colegas y jefes, inspirando respeto y admiración a través de sus conductas.

¿Buscas un nuevo trabajo? Ingresa tu CV al Portal de Empleo de Universia

Más info


En ocasiones lo más difícil de un trabajo no son las tareas a realizar, sino conservar un buen ambiente laboral y tener buena relación con los colegas. Esta cuestión  que parece un simple detalle en el día a día es sumamente importante para poder hacer el trabajo a gusto y sobre todo, para cultivar buenas relacionales laborales que pueden traducirse en futuros proyectos.

Inspirar respeto en los colegas y los jefes no solo permite tener una buena relación con ellos, sino que además te convierte en una persona digna de admiración, a la que recomendarían sin dudar. Pero para ser alguien respetable en la oficina, hay algunos comportamientos que debes evitar para no causar una mala impresión en los demás.}

Estas son las cosas que NO debes hacer si quieres ganarte el respeto de tus superiores y colegas:

  • Interrumpir conversaciones ajenas: si ves que dos de tus colegas conversan y deseas intervenir, espera que terminen de hablar. Es muy molesto cuando una tercera persona interrumpe una conversación a la que no fue invitada, porque desestima lo que están diciendo los demás.

  • Evita las preguntas incómodas: “¿Cuál es tu salario?”, “¿Es verdad el rumor de que te separaste?”, son preguntas que nadie quiere responder. Por más que mueras de curiosidad por saber, recuerda que hay un tiempo y lugar para hacer ese tipo de preguntas y la oficina no es el sitio indicado.

  • Olvidarse de saludar: es descortés llegar a la oficina y no saludar, sobre todo porque da la impresión de que los demás no importan. Tampoco es necesario que vayas uno por uno a saludar y sentarte a conversar sobre su día, pero un “buen día” no se le niega  a nadie.

  • Continuar un chisme
    : no hay nada que dañe más la imagen de un profesional que repetir y continuar un rumor que se ha generado en la oficina. Aléjate de los chismes, recuerda que las personas respetuosas no hablan de los demás a sus espaldas.

  • Presumir un logro: las personas que inspiran respeto son las más humildes y trabajadoras. Si quieres que los demás sientan cierta admiración por ti, no necesitas presumir de lo que sabes hacer o lo que lograste. Solo dedícate a hacer bien tu trabajo, este hablará por ti.

  • Ser egoísta: los mejores profesionales son aquellos que saben trabajar en equipo y tienen la capacidad de brindar su ayuda siempre que sea necesaria. Si quieres ganarte el respeto de tus colegas, no seas egoísta, comparte tus conocimientos y trabaja para alcanzar un bienestar común, no solo tu propio beneficio.


La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Descúbrelo con este test


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.