Noticias

Consejos sobre lo que debes y no debes hacer al momento de pedir un aumento

      
Fuente: Shutterstock

En el ámbito laboral, no hay trabajador que no aspire a crecer. Y cuando hablamos de crecimiento nos referimos a desarrollo tanto profesional, como económico. Todos los trabajadores anhelan un mejor salario y esperan un aumento en su cargo, pero cuando este no llega por parte de la empresa, hay que tomar iniciativa y solicitarlo de manera fundamentada.

Registra tu CV en el Portal de Empleo de Universia y consigue las mejores ofertas de empleo


El estancamiento laboral es uno de los problemas más graves para los profesionales. Quienes sufren de él, sienten que no van hacia ningún lado, lo que les hace perder la motivación. Esto suele suceder cuando pasan mucho tiempo en un cargo sin recibir un reconocimiento económico. La frustración afecta no solo el rendimiento del trabajador, sino la producción de la empresa.

En este contexto, ¿qué puede hacer el trabajador que no recibe un aumento de salario? Puede cambiar de empleo o pedir el aumento. Si bien la primera opción es radical, quizás se esté ante un ciclo cumplido en la empresa y sea necesario cambiar de aire. Pero para los que quieren seguir trabajando en la misma compañía pero ganar más, existe la posibilidad de hablar con los superiores y pedir un aumento de sueldo.

Pero no es solo cuestión de ir y pedirlo sin más, sino que hay que tener razones fundamentadas para hacerlo y generar una estrategia que permita evidenciar tales razones. Si falta preparación para ese momento, es posible que el jefe responda con un no rotundo, lo que nos quitaría no solo la esperanza, sino también las ganas de seguir trabajando en un sitio donde no se reconoce el trabajo.

Antes de pedir una reunión con el jefe para hacer la solicitud, es necesario analizar nuestro trabajo y considerar cómo ha sido nuestra productividad. Si hemos evolucionado, generado nuevos aportes o  cambios sustanciales en la organización. En resumen, debemos considerar qué tanto valemos para la empresa en la actualidad y si nuestro salario es acorde o no a nuestras tareas y responsabilidades.

Otro punto a considerar es el momento en el que vamos a hacer la solicitud. Si la empresa está pasando por tiempos difíciles a nivel económico y eso es evidente con, por ejemplo, reducciones de personal, quizás no sea lo mejor pedir un aumento. Hacerlo podría generar una mala imagen en el trabajador, que se muestra codicioso e ignorante ante lo que pasa en la compañía.

Una vez considerados los puntos mencionados, tendremos claro si en verdad “merecemos” el aumento y es una buena época para pedirlo. Si consideramos que sí lo es, no queda más que solicitar una reunión con el o los superiores y plantear nuestra inquietud. Para prepararte para ese momento, te dejamos algunas claves sobre lo que debes y no debes hacer al momento de solicitar un aumento.  

Qué debes hacer al pedir un aumento

  1. Demostrar tu valor como trabajador: plantea qué objetivos has alcanzado y cómo tu aporte ha sido positivo para la empresa. La clave está en demostrar el valor que representas para la empresa y cómo ha impactado en ella tu contribución. Muestra algunos ejemplos concretos sobre determinados proyectos y sus resultados para que sea más evidente la importancia de tu trabajo.
  2. Pedir una cifra un poco superior: realiza una investigación previa para saber cuánto ganan los colegas que ocupan un puesto similar al tuyo. Esto te ayudará a saber cuál es el promedio del salario y cuánto podrás pedir. Las cifras que se solicitan al pedir un aumento o aspiración salarial suelen rebajarse por parte de la empresa, así que realiza una petición con un monto un poco más alto. Al rebajarse, lograrás la cifra deseada.
  3. Resalta los aspectos positivos de la compañía: si quieres un aumento, debes mostrarte con una actitud positiva y con ganas de seguir trabajando en la empresa, así que no olvides resaltar los valores de la organización y destacar los logros del equipo de trabajo. Se cordial y animado, demuestra a tu superior tu voluntad de seguir aportando y creciendo a la par de la organización.
  4. Dispuesto a negociar: quizás la respuesta de tu jefe no sea la que esperabas, así que debes estar dispuesto a negociar, no solo la cifra, sino también los beneficios y horarios de tu cargo. Puede pasar que no consigas un aumento de salario pero sí una propuesta que represente otro tipo de reconocimiento hacia tu trabajo y esfuerzo.

Qué NO debes hacer al pedir un aumento

  1. Pedirlo en un momento y lugar no adecuados: lo peor que puedes hacer es tomar a tu jefe de manera desprevenida, sin aviso previo y pedirle un aumento en un pasillo o comedor de la oficina. Coordina una reunión para presentar tu petición y dar los argumentos adecuados para que estos sean evaluados posteriormente.
  2. Amenazar con irte: por más descontento que te encuentres, nunca puedes mostrarte enojado si quieres que te paguen más. Puede ser injusto lo que está pasando, pero no se lo hagas notar a tus jefes. Amenazar con irte o decir que tienes una nueva oferta rara vez funciona al momento de pedir un aumento.
  3. Mostrarte desmotivado: ponte en los pies de tu jefe ¿por qué darías un aumento a alguien que no quiere estar en la empresa ni tiene motivaciones para seguir? Mostrarte descontento y sin objetivos no te ayudará en tu solicitud o incluso puede impactar de manera negativa en tu imagen profesional.
  4. Compararte con los demás: no hay nada más molesto para un jefe que las comparaciones de sueldos, así que no lo uses como estrategia para pedir un salario mayor. Evita todo tipo de comentarios relacionados a terceros y dirige la charla hacia ti. Muestra que mereces un aumento por la calidad de tu trabajo y no porque tal o cual gana más que tú.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.