Noticias

¿Qué pasaría si los fines de semana fueran de tres días?

      
Fuente: Shutterstock

En la última década se ha discutido sobre la cantidad de tiempo que dedicamos al trabajo y los problemas que esto conlleva. Dadas las exigencias del mercado laboral, los profesionales trabajan mucho más de 8 horas por día e incluso, a veces no alcanza con esto, y tienen que trabajar los fines de semana, dejando poco tiempo de ocio o para dedicar a sus seres queridos. Mucho se ha dicho sobre trabajar menos horas, pero ¿qué pasaría si trabajamos menos días?

Regístrate en Universia para estar enterado de todas las noticias del ámbito laboral

Más info


Suena a fantasía, pero muchas empresas ya comenzaron a experimentar con la productividad de sus empleados implementando un fin de semana de tres días. A pesar de la crisis que se está sintiendo en el mercado laboral, esta medida no solo es posible, sino que muchos referentes del ámbito la consideran recomendable para que los trabajadores trabajen más, mejor y todos se vean beneficiados.

En nuestro país la semana laboral es una de las más largas de la región. Se estima que los empleados trabajan 2,246 horas al año, lo que transforma a México en una de los países donde más se trabaja, de acuerdo a la Organización para el Desarrollo y Cooperación Económico. Esto genera grandes consecuencias en la vida de los trabajadores, quienes se sienten agotados y cuentan con muy poco tiempo para dedicar a su vida personal

Una vida más sana

Implementar un fin de semana de tres días permitiría que los trabajadores llevaran una vida más sana y esto no solo se puede ver reflejado en el tiempo de ocio y dedicación a la familia, que vuelve sumamente enriquecedora la vida, sino que repercute directamente en la salud.

De acuerdo a un estudio publicado por The Lancet, quienes trabajan más de 40 horas semanales tienen un 33% más de probabilidades de sufrir un derrame cerebral y un 13% más de probabilidades de verse afectado por enfermedades coronarias, mientras quienes trabajan menos de 40 horas ven este número reducido al mínimo y tiene una mejor calidad de vida por las horas de sueño diarias.

Más productividad

Hay algunas empresas que ya funcionan con el sistema de un fin de semana de tres días. Una de los pioneros en probar su funcionamiento fue el Estado de Utah, que ofreció a sus trabajadores una jornada laboral de 4 días, siempre y cuando se cumplieran las 40 semanales. En esta prueba participaron casi 20 mil personas, que aumentaron su productividad en el momento en el que empezaron a trabajar menos.

Lamentablemente esta prueba no pudo pasar a establecerse de manera formal, por cuestiones políticas, pero los trabajadores y jefes nunca habían estado tan contentos por el aumento de producción, donde el Estado salió beneficiado y también los trabajadores, con un día libre más a la semana.

Ahorro para las empresas

Las empresas tecnológicas son las que más se animan a la hora de probar nuevas formas y dinámicas laborales, por ello la compañía de Basecamp estableció que todos sus trabajadores no hicieran más de 32 horas semanales durante medio año, pudiendo elegir ellos mismos los horarios.

Los gerentes de esta empresa notaron que cuando hay menos horas para trabajar se pierde menos tiempo con cosas irrelevantes. Esto ayudó no solo a la productividad, sino a bajar el gasto de las horas extras y además a reducir los costes de absentismo, lo que se tradujo en un importante ahorro para la empresa.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.