Noticias

¿Has mejorado tu perfil profesional en el último año?

      

¿Has mejorado tu perfil profesional en el último año? Si realizas esta pregunta a un parado de larga duración, seguramente te diga que ha hecho poco o muy poco por mejorar su perfil. Y es que en demasiadas ocasiones, el desánimo o incluso la depresión acentúan una situación que ya de por sí, se encuentra en un círculo bastante negativo.

Este circulo de negatividad y la falta de recursos son a menudo una desventaja insalvable. Cuando llevas más de un año sin encontrar trabajo, es difícil hallar el ánimo suficiente que te empuje a la consecución de esa idea tan recurrida, que consiste en “reinventarse”.

¿Buscas empleo?

Más info

Es importante que si no has trabajado especialmente en mejorar tu perfil en los últimos tiempos, prestes atención a las ideas que te ayudarán a reforzarlo y a mostrarte con una mayor seguridad cuando surja la oportunidad adecuada.

Nuevas ideas para una etapa

El Networking es imprescindible, debes empaparte de nuevos conocimientos y hacer contactos. Moverte en las ferias, eventos y conferencias de tu campo profesional, no solo va a servirte para abrir tu mente y adquirir nuevos conocimientos, sino que te será muy útil para hacer nuevos contactos profesionales.

En la actualidad, las redes sociales pueden servirte para acceder a cientos de ofertas de empleo que la empresas publican diariamente, por lo que se convierten en el complemento ideal a los tradicionales portales de empleo. Estas mismas redes pueden cumplir la doble función de ser utilizadas como herramienta para crear tu propia marca personal, algo que te ayude a diferenciarte del resto de candidatos, y que te dé la opción de que te conozcan por algo más que un nombre.

Existen actividades no remuneradas, como por ejemplo la de realizar un voluntariado, que pueden convertirse en la forma perfecta para sortear un bache. Muchas personas cualificadas se encuentran con una pared insalvable cuando se enfrentan a los RRHH de una empresa y precisamente la idea de realizar un voluntariado puede ser la pértiga que te ayude a superar esa pared.

¡No te pierdas nuestra sección de Empleo!

Las ventajas que puede aportarte realizar un voluntariado son bastante amplias (aprender algo nuevo, conseguir contactos, añadir valor a tu currículum, etc.), pero en este caso nos centraremos en algo tan sencillo como utilizar tus conocimientos y experiencia para ayudar a los demás. Si eres capaz de aportar valor a la sociedad y los demás perciben lo que puedes hacer por ellos, no pasará mucho tiempo antes de que se den cuenta del recurso tan valioso que podrías ser dentro de la estructura de una empresa.

Sigue formándote, mantente activo

Hay trabajos, sobre todo cuando hablamos de aquellos que más tienen que ver con la tecnología, en los que 6 meses o un año de desconexión/paro pueden significar cierta desventaja ante alguien que ha estado desempeñando ese mismo empleo de manera continuada.

En el panorama actual es necesario mantenerse activo, aunque estés parado. De esa forma es posible que se consiga alejar esa idea preconcebida que circula por la mente de la mayor parte de reclutadores, y que consiste en que un parado de larga duración va a resultar menos competitivo que otro candidato con una actividad más reciente.

Uno nunca debe llegar al desánimo o la depresión, debe seguir mejorando su formación y actualizando su currículum con nuevas habilidades y conocimientos. El aprendizaje de nuevas competencias, así como el hecho de reforzar las que ya tenemos, nunca debe abandonarse, solo de esa forma se podrá partir de una posición ventajosa cuando llegue el momento.

El currículum que deberías enviar

Si antes primaban los perfiles más generales, la tendencia actual es la de buscar a un experto en algo concreto. Intenta que tu currículum refleje eso, destaca la experiencia, conocimientos y sobre todo, los logros profesionales que has alcanzado y que más te acerquen a ese puesto de trabajo que demandas.

Ideas como la de nunca mentir en el currículum, prepararte la entrevista o conocer bien la empresa a la que vas a presentarte, siguen estando vigentes. Debes saber cuales serán las características del puesto de trabajo, a que se dedica la empresa exactamente y en general, recopilar el mayor número de datos sobre tu futuro empleo. Eso te ayudará a adaptar tu currículum para ajustarlo a cada nueva oportunidad, ya que nunca deberías enviar 10 currículums exactamente iguales a 10 empresas diferentes.

¿Es factible el autoempleo?

Partamos de un ejemplo. Eres una persona de 40 años que por lo tanto, tiene ya una larga trayectoria profesional. Durante la misma, has aprendido no solo a superarte, también a conocerte.

Sabes lo que te motiva, cuáles son tus verdaderas fortalezas y debilidades, y aunque seguramente te quedan muchas cosas por averiguar sobre ti mismo, a estas alturas ya te conoces lo suficiente como para saber de qué forma responderás ante el reto de crear tu propio empleo.

Seguro que en este momento no necesitas analizarte demasiado para averiguar en qué trabajo te sentiste más capaz y por lo tanto, podrás saber qué tipo de empleo podrías poner en marcha. Valora la opción de ofrecer tus servicios como freelance o crear tu propio negocio. Internet es una herramienta versátil y barata con la que puedes crear tu propio emprendimiento.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.