Noticias

Bajo porcentaje de mujeres accede a puestos directivos en México

      

Las mujeres mexicanas se enfrentan a diversos obstáculos para adquirir puestos de nivel jerárquico alto, pero uno de los problemas más importantes es la falta de equidad de género, que causa que las mujeres perciban salarios menores a los de los hombres y se les tenga menor consideración para cargos de relevancia.

Si bien se están desarrollando a nivel público y privado diferentes estrategias para asegurar la igualdad de género, parece que no son suficientes para que las mujeres accedan a puestos de trabajo de liderazgo. Según informó la firma Deloitte en el reporte “Mujeres en los consejos de administración: una perspectiva global” solo el 12%  de las mujeres accede a puestos en consejos de administración. En cuanto a puestos directivos o presidenciales, la cifra es menor: solo un 4% de ellas lo logra.

De acuerdo a las palabras de Daniel Aguiñaga, socio corporativo de Deloitte México, se necesita seguir implementando estrategias que aseguren la participación de las mujeresen las esferas más altas del mercado. Para lograrlo, es necesario que las empresas tomen en cuenta las habilidades de las profesionales y cómo estas pueden contribuir en el crecimiento de cada compañía.

En el reporte se analizan las estrategias y esfuerzos de más de 40 países por incrementar el número de mujeres que participan activamente en puestos de trabajo de alto rango. Los países europeos ocupan los primeros puestos en cuanto a igualdad de género, mientras que los de América Latina ocupan los más bajos.

Existen diferentes motivos que explican este fenómeno. Si bien la mayoría de las mujeres profesionales tiene más preparación académica que los hombres, la cuestión familiar hace que las mujeres dejen en un segundo plano su profesión. En cuidado de los niños, sigue siendo hasta hoy una prioridad para la mujer. Si bien esta tendencia está cambiando con los años, todavía falta mucho por hacer para que hombres y mujeres se dividan equitativamente las tareas familiares y del hogar.

Otra de las razones por las que las mujeres son minoría en los puestos directivos es que existen muy pocos programas de formación y capacitación que las preparen para puestos exigentes y de liderazgo. Esto, sumado a la poca o nula experiencia en el sector, se traduce en una falta de igualdad corporativa.

En materia de género, México tiene aún mucho por hacer para asegurar la igualdad de hombres y mujeres. Las políticas públicas y empresariales no son suficientes, sino que debe generarse un cambio social y cultural en búsqueda de la equidad.

 

Lee también
» Qué simboliza el Día Internacional de la Mujer
» Universitarias mexicanas ganan 25% menos que los hombres
» La tasa rosa: impuesto invisible a los productos femeninos 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.