Noticias

Tecnoestrés: el estrés que causa la tecnología

      

El Tecnoestrés es uno de los males menos conocidos pero más comunes en nuestra época, también denominado Síndrome de Fatiga Informativa. Esta nueva forma de estrés es parte de las sociedades globalizadas en la era de la información. Las tecnologías de las que somos tan dependientes, como las computadoras, celulares y tablets, modifican nuestros hábitos y nuestras formas de relacionarnos en el mundo.

Como señala el sitio Empresalud, el concepto de Tecnoestrés surgió a partir del libro "Technostress: The Human Cost of the Computer Revolution", publicado en 1984 por el autor Craig Brod. Este lo define como “una enfermedad de adaptación causada por la falta de habilidad para tratar con las nuevas tecnologías de manera saludable”.

Los problemas que causa este tipo de estrés se asocian directamente a efectos negativos en la salud física y mental de los individuos.  Estos, al estar hiperconectados en el mundo virtual, se aíslan del mundo real y del relacionamiento social cara a cara, perdiendo la capacidad de generar verdaderos lazos.

El Tecnoestrés no solo afecta la vida personal, sino que también representa un problema en la vida laboral. El uso de las nuevas tecnologías en el trabajo supone individuos más eficientes y rápidos. La era digital exige soluciones inmediatas, por este motivo los trabajadores se ven sobrecargados de tareas y esto conlleva no poder dedicarse cien por ciento a cada una de ellas. 

Principales problemas que presenta el Tecnoestrés

  • Falta de concentración: los sujetos realizan múltiples tareas de forma simultánea y no pueden concentrarse en una sola.
  • Dolores de espalda, brazos y ojos: son algunos de los efectos de estar muchas horas sentados frente a una computadora.
  • Trastornos de sueño: la dependencia puede llevar al individuo a sacrificar horas de sueño por atender las demandas tecnológicas.
  • Nerviosismo  y ansiedad: la adaptación a las nuevas tecnologías y lo que estas requieren genera efectos mentales nocivos.

El tipo de Tecnoestrés más común es la tecnoansiedad. La persona sufre tensión y malestar por el uso de las tecnologías. Esta misma ansiedad suele traducirse en desconfianza y apatía por las herramientas tecnológicas.

Recomendaciones para evitar ser víctima del Tecnoestrés

Para no sufrir ninguno de estos males, se puede comenzar por cambiar algunos hábitos:

  • Utilizar solo la tecnología para lo estrictamente necesario, sea en el trabajo o en la vida personal.
  • Fomentar actividades que no requieran obligatoriamente de alguna tecnología.
  • Priorizar la comunicación cara a cara.
  • Darse  un tiempo de descanso más allá de la cantidad de tareas pendientes.

 

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Descúbrelo con este test


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.